Consorciadas peruanas G&M, JJ&Camet, ICGSA libres de polvo y paja que tal ostra.

Vivimos en un Perú literalmente al revés, mientras lo que más se necesita es que las empresas nacionales junto con Odebrecht  que habrían cometidos actos dolosos fuesen duramente sancionadas, resulta que son excluidas de toda investigación, el Perú apesta y con ello todo nuestro sistema judicial que está al servicio de los poderosos; lo más grave y preocupante en una economía que va en picada, el Oro ha bajado 10% la Plata está estable, el Cobre una baja de 10% que apunta a corregir a 2.50 $ la lb en el corto plazo, el Zinc ha bajado 28%, el Plomo un 20% de descenso, en todo este escenario dantesco se nos vende humo con data de crecimiento estadística que resulta una verdadera tomadura de pelo por decir lo menos.

La concha de un poder judicial que libera, extrae a las constructoras consorciadas nacionales de toda investigación de la Interoceánica es un golpe muy bajo para el pueblo peruano en el día del campesino, la justicia peruana le roba las entrañas al pueblo peruano.

El Perú se dirige al despeñadero al estilo de la derecha de ese entonces dirigida por Carlos Andrés Pérez mandatario Venezolano donde la derecha barrió con el erario nacional, es decir se robaron en paila al país llanero, ello trajo como consecuencia el famoso caracazo y luego la toma del poder por Hugo Chávez aprovecharon su momento para hacerse del poder llevando a una izquierda falaz y narcotraficante quienes a la fecha con Maduro a la cabeza son una dictadura mafiosa parida de las entrañas de una izquierda mafiosa y radical, el Perú va por la misma senda ojo, pare, cruce, tren.

El modelo económico viene siendo dinamitado, el Perú vuelve a caer en una trampa de muerte, es gracias a la minería y algunos proyectos los que garantizan que el 2018 y 2019 nuestro crecimiento será de 2.5 a 2.7% del PBI de allí para adelante el desastre está en ciernes o consulten con un brujo. 

Con un ejecutivo cómplice y todos los estamentos carcomidos por la corrupción, nuestro Perú va camino al mismo infierno, indignante por decir lo menos, saquen ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones hasta la próxima.

 

EEUU fuerza ajustes al modelo económico global o es guerra comercial mundial.

Presidente Trump anuncia la posibilidad de mayores aranceles a las importaciones Chinas por un monto de 200 mil millones de dólares. Este toma que te doy terminará afectando la economía mundial pudiendo arrastrar las cotizaciones de las materias primas, siendo el Perú una economía primaria exportadora será golpeada de continuar esta escalada.

China responde gravando con aranceles a productos de los EEUU en especial de aquellos estados que le dieron la victoria a Trump en las elecciones pasadas, como sea esta guerra recién empieza, las garras afiladas de los principales actores se harán presentes en una economía globalizada, una donde USA con Trump a la cabeza busca sacar ventaja para los EEUU, es decir él sabe perfectamente lo que está haciendo y tiene claro el horizonte de que la primera economía del mundo está cansada de dar demasiadas ventajas al resto del orbe en especial al dragón Chino; como sea estos eventos pondrán bajo el tapete viejas políticas proteccionistas en busca de mejoras internas, un ajuste al modelo económico globalizado, uno que puede ser peligroso en el largo plazo, más si USA logra ciertos beneficios re balanceando la economía mundial podría hasta resultar favorable para la economía americana y mundial; es una ecuación complicada todo dependerá de que la escalada no se convierta en una guerra abierta comercial visceral sin sostén económico o de un mero interés político.

EEUU logrará en el corto plazo generar mayor empleo, con mejores ingresos para el pueblo norte americano, de esa forma Trump asegura el Senado en las elecciones de medio término en noviembre de este año, haciéndose cada vez más fuerte para tentar una próxima reelección presidencial en los EEUU al 2020, donde de salir reelegido podrá con el tiempo hacerse del poder en la corte Federal de los Estados Unidos. 

El problema será el largo plazo, se vienen tiempos difíciles en especial para economías incipientes como la Peruana, que es un cero a la izquierda para sacar adelante los grandes proyectos mineros, donde el Zinc ha retrocedido un 17% el Plomo un 20% el Cobre 6% donde el oro no apunta al alza y el dólar americano saldrá fortalecido en el corto y mediano plazo, la incertidumbre campea en un escenario harto complicado por decir lo menos, saquen ustedes sus propias conclusiones hasta la próxima.

Sin grandes inversiones no hay crecimiento económico – me cuenta una de vaqueros Sr. Ministro de economía.

La economía está sustentada en sus motores productivos, en el Perú su motor principal es el minero, generador de más del 50% de los dólares sanos que necesita nuestra economía para seguir creciendo, no se puede dejar de mencionar a nuestra agricultura, con una agro industria sector pujante que ha crecido exponencialmente, no podemos dejar de lado nuestra pesca un sector maltratado donde nuestra riqueza se la llevan mar adentro o nuestro sector turismo uno que se ha estancado a pesar de contar con bellezas naturales como Kuelap, Choquequirao y otros, sin embargo ¿cuánto más tendrían que crecer dichos sectores para ser sustitutos de riqueza de un solo gran proyecto minero?, la respuesta es muy obvia no hay suplente para nuestra minería.

Se habla mucho de la matriz extractiva, que ésta debe ser sustituida por ser una actividad de agotamiento, obsoleta, contaminante, lo cierto es que nuestros andes son benditos en riqueza y la necesidad de cubrir la demanda mundial de minerales en todo el orbe es inmensa, por ello a pesar de que se van encontrando sustitutos, nuestras riquezas naturales mandan sobre el desarrollo de nuestros pueblos los tesoros escondidos de nada sirven.

Los empresarios mineros pretenden que el estado les solucione todo para entrar a invertir en grandes proyectos, donde el estado peruano es ineficaz, ineficiente, ignorante por decir lo menos, versus  las grandes empresas mineras  quienes también han dejado más de diez largos años con políticas fallidas que no han resuelto conflictos sociales, donde primero hay que invertir en escuelas, universidades, hospitales por cuenta propia de las empresas tal vez bajo un sistema donde el estado de soporte para que el flujo o retorno de su inversión no le sume perdidas a las grandes mineras, de esa forma se iría desactivando uno a uno los conflictos comunitarios actuales, hemos perdido más de una década y hoy estamos ad portas de estallidos populares y una gran ebullición social.

El ministro de economía nos sale a vender humo con cifras de crecimiento inexistentes, que solo se pueden sostener con un vulgar juego de números estadísticos, es imposible crecer sin grandes inversiones es como querer hacer volar a un avión con los motores apagados o sacar un bote a vela cuando no hay viento, en pocas palabras el estado nos vende gato por liebre, nos da cifras de crecimiento engañosas donde el papel aguanta todo.

El Perú es una economía altamente narcotizada donde el lavado de dólares abunda como el pop corn, aún así el narcotráfico necesita de ese otro sector formal para continuar con la idea errada de apoderase del sistema; en una economía de 04 patas tenemos la quinta llamada narcotráfico una que a pesar de ir a velocidad luz no puede terminar de engullirse al sistema, logrará empoderarse pues necesita del mismo para seguir creciendo, donde la ilegalidad, informalidad y todo lo sustentado en la economía del narcotráfico solo tendrá un gran costo social y hará que el propio sistema se contraiga, la economía peruana es una piscina sin agua y el narcotráfico necesita de ella para poder fluir, hoy por hoy la economía del narcotráfico ahoga la economía formal atentando contra vastos principios económicos.

Esta guerra pareciera perdida más el sistema es más grande que sus problemas y sabrá reciclarse en su momento, caso contrario se les acaba el negocio, saquen ustedes mis queridos sus propias conclusiones y que nuestro ministro de economía mejor nos cuente una película de vaqueros, hasta la próxima.

En el Perú se está robando el corto,mediano y largo plazo – desastre inminente.

Al Perú se lo han levantado en peso, nuestras reservas son 60,000 millones de dólares, en emisión de bonos para honrar los megaproyectos y adendas tenemos 49,000 millones de dólares comprometidos, a ello hay que sumarle los 9,000 millones de $ en déficit fiscal uno que aumenta raudamente con una tasa de interés del 6%, leonina ¿quién se beneficia con dicha tasa? nuestra economía está en manos de rufianes por decir lo menos.

De todo lo expuesto se puede concluir adiós reservas, de todos esos compromisos los robos más fabulosos de la historia han sido legalizados en sendos contratos donde el robo y contubernio tienen visos de legalidad, nadie demuestra las groseras sobrevaloraciones de los mismos.

De una casta política empresarial digna de Al Capone, donde la fiscalía, poder judicial, contraloría son estamentos podridos hasta el tuétano, al Perú se lo sigue vejando donde por dar una cifra a tientas existe una sobrevaloración de 15,000 millones de dólares un 7.5% del PBI, ahí está la razón fundamental de todo este show mediático, donde se nos dice: si detenemos a los ladrones el Perú se para, es más inteligente parar que permitir que al pueblo peruano se le robe su presente y su futuro.

Nos siguen levantando en peso, no se devuelve lo sobrevalorado, por ello el Perú se irá al abismo, con Vizcarra o sin él, no hay forma de sustituir a la minería como motor principal de nuestra economía, es decir ni Houdini hace o hará crecer al Perú en forma sana, prescindir de los grandes proyectos será fatal.

Cualquier proyecto minero grande en el supuesto negado que tuviera licencia social, tomaría 05 años o más en entrar en producción, no hay ingeniero o PHD que me pueda contradecir al respecto; el Perú va camino al despeñadero con huelgas que vendrán y una conflictividad social que irá en aumento en el corto plazo.

La ceguera de un empresariado mercantilista y miope ha dejado que el modelo económico sea paralizado, tampoco se ha trabajado en el cambio de la matriz económica, insisto no hay con que sustituir a nuestra minería, podrán sacar sendos titulares de que los proyectos van, de no existir un gran pacto social todo quedara en el tintero, los plazos de maduración y puesta en marcha son ineludibles.

Somos un pueblo manso, mendigo, cómplice, informal e ignorante, uno que dentro de 15 años el 85% de nuestra población no tendrá pensiones dignas, por tener un sistema completamente informal, al Perú le espera el caos y la destrucción de la mano de sus gobernantes y de un pueblo que cuando él telón de la verdad caiga frente a sus ojos el llanto y el rechinar de dientes será muy fuerte, estamos camino a caer en manos de la izquierda radical o algún aventurero de turno.

Como sea la ingeniería, la economía son ciencias y no podrán sacarle la vuelta, han metido al Perú en un hoyo que colinda con el infierno, ¿qué nos sostiene? ¿por qué las calificadoras de riesgo no han bajado la nota de riesgo país? muy sencillo las AFP tienen 43,000 millones de $ de los cuales tienen comprometida inversión en megaproyectos de dudosa consolidación, es decir: pueden terminar por levantarse el ahorro de los aportantes, que no se diga que no fueron advertidos, saquen ustedes sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Retomar el rumbo minero – tolerancia cero a los mega robos.

El Perú tiene que retomar el rumbo minero, a la fecha no existe sustituto que permita garantizar un crecimiento autónomo sin nuestra minería, es el único sector capaz de halar una economía prostituida, una que se encuentra sumergida en los mega – robos más grandes de la historia peruana, no retomar el camino de un Perú minero con su hermana la agricultura y agro industria, es un  verdadero suicidio, los planes de la izquierda y la gran transformación vienen apagando los motores de la economía, donde en los últimos 10 años se vienen sembrando minas de conflictividad social no resueltas, unas que garantizan la destrucción del sistema y la toma del poder de manos de la izquierda radical, con la agravante de estarse festinando todo lo alcanzado a la fecha, los responsables de todo este latrocinio y despilfarro no solo deben ir presos, se tiene que devolver lo sobrevalorado, el Perú está en juego.

Cajamarca y Ancash  han recibido fuertes sumas por canon minero, el robo por parte de Goyo Santos es una afrenta a la pobreza del pueblo cajamarquino, un radical que debería estar tras las rejas se reúne con la Verónica Mendoza otro angelito que tiene corona junto a Marisa Glave y qué decir de Susana Villarán, la concha del año, toda la caviarada enquistada  medrando del sistema y el Perú se va por el  retrete.

El Perú necesita de grado fuerza aprovechar los excelentes precios de nuestras materias primas, el Perú no puede caer en poder del radicalismo y el narcotráfico, no podemos nadar contra corriente, es cierto que debemos ampliar la matriz económica a otros sectores con la finalidad de lograr en un futuro cercano tener suficientes alternativas que puedan evitar un colapso de nuestra economía por ser dependientes del modelo primario exportador.

Pretender prescindir de nuestra minería sería una verdadera locura, no se ha sembrado oportunamente en otras alternativas que procuren un crecimiento sano, por lo expuesto tenemos que explotar  nuestros recursos mineros nos guste o no, no hay otra salida, salvo entreguemos nuestra economía a manos del narcotráfico exportador.

En momentos de una transición en democracia, el Perú enfrenta el reto de demoler el cáncer de la corrupción, donde se viene lucrando con el dinero de todos los peruanos.

Este combo de robo demencial y dinamitar a la gallina de los huevos de oro resulta una apuesta a todas luces temeraria, o el estado reacciona junto a empresarios que apuesten por la decencia, o el Perú se lo entregaremos a la izquierda radical o algún aventurero que venga con algún discurso populachero que la postre  será la cereza del pastel, pues todos hacen del Perú el botín de unos cuantos a costa de la pobreza y el futuro de todos los peruanos.

Tenemos que determinar qué proyectos mineros son viables en forma inmediata, caso contrario la factura será el radicalismo revestido de una corrupción descomunal, el país no puede seguir con los motores apagados, como tampoco podemos alentar el borrón y cuenta nueva, propiciado desde el estado en complicidad con empresarios delincuentes que le roban al pueblo peruano, nadie devuelve lo sobrevalorado ello tiene que cambiar, el decreto ley 2408 debe ser revisado por ser un atentado contra nuestra patria, nos estamos jugando el futuro de nuestros hijos, la patria está en juego.

El Perú tiene que reaccionar o todo este marasmo de mafias van a destruir todo lo andado y mucho más, con la agravante de destruir el modelo económico garante del desarrollo, son nuestras autoridades, nuestros congresistas, nuestros fiscales, nuestros jueces, nuestros empresarios los que manejan la corrupción, están destruyendo en cascada los cimientos de nuestro futuro, el apetito por el robo y los malos manejos van a desencadenar en un abismo monumental, un verdadero agujero negro donde el infierno está cerca, todo está en juego, notificados estamos.

Saquen ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones hasta la próxima.

Economía peruana camino al abismo – mega corrupción descomunal.

El Perú va camino a tasas de crecimiento cero, este 2018 de no mediar un viraje drástico  estaremos camino a un verdadero infierno uno que es música para la izquierda radical, el radicalismo propugna la destrucción del sistema, Olllanta Humala jamás aplicó la hoja de ruta su plan primero era la gran transformación, han dinamitado todos los puentes que permitían que la economía de mercado sea el sostén de nuestra sistema  donde no es el modelo económico el que falla, es la corrupción multitudinaria la que está destruyendo al Perú.

De no mediar remedios drásticos contra la mega – corrupción vamos directo al despeñadero, el 2021 tendremos un gobierno de izquierda radical o algún advenedizo populachero que termine por desbocar lo poco que se logro andar, el milagro peruano está muy cerca de irse por  él retrete, la carencia de empleo va en incremento nuestra juventud se quedará sin oportunidades  y el Perú entrará en un ciclo de auto destrucción donde cualquier cosa puede suceder.

Sentar las bases del crecimiento exclusivamente en la fortaleza de nuestras materias primas es a la fecha un grave error, si bien es cierto que somos un país por naturaleza minero con una cartera de proyectos que sobrepasa los 61,000 millones de dólares, lo cierto es que los tesoros son solo ello hasta que son puestos en marcha.

El Perú vive un escenario muy complicado donde hacer minería se ha convertido en un verdadero reto a la inteligencia, la izquierda radical ha explotado con éxito las pésimas políticas de un empresario minero miope y mercantilista, las políticas impulsadas desde el estado han sido nefastas, el corolario final es la paralización  de la gran minería motor principal de nuestra economía generadora  del  60% de nuestras exportaciones.

Los precios de las materias primas dan sostén a las empresas mineras en operaciones, lo irresponsable, lo  grave, es la forma como se desperdicia la bonanza de los mismos, precios que no estarán eternamente al alza, observo signos claros de corrección en los precios del cobre y el zinc.

Los proyectos mineros se quedan en el tintero, agua si oro no, agricultura si minería no, el discurso anti minero ha calado en todo el sur del país, donde se avecina una huelga minera de proporciones que amenaza con extenderse con la finalidad de terminar de parar a la gallina de los huevos de oro, una donde sus empresarios no han actuado con sabiduría con la finalidad de solucionar la conflictividad social alrededor de los grandes proyectos mineros.

Todo lo señalado evidentemente es muy grave, donde la emisión de bonos sobrepasa los 49,000 millones de dólares y el déficit fiscal sigue al alza, la economía peruana está seriamente comprometida, donde el crecimiento del sector turismo, agro industria, metal mecánica y pesquero son ruedas que giran en degrade al ritmo de las políticas de estado y  de la gran minería.

Es urgente cimentar nuestra economía en otros motores, el Perú va camino al abismo con una corrupción descomunal una que está empeñando el futuro del pueblo peruano y sus generaciones venideras.

Saques ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones, hasta la próxima.

¿Qué ocurre con los mercados bursátiles del mundo?

Observar el mercado de los EEUU con el Down Jones en franca corrección es el aviso que los inversionistas especuladores necesitaban para salir a realizar a la baja clavando a muchos incautos en el camino, es una de las leyes de los mercados  bursátiles del orbe.

No era extraño presagiar lo que ha acontecido, las acciones en USA estaban literalmente volando en una economía que si bien crea puestos de trabajo no crea nuevos con mayores salarios, no vamos a negar que EEUU está en cierta calma, el mercado supo aprovechar la elección de Trump para disparar los mercados sin el sustento debido, la corrección es necesaria no es apocalíptica, es más  en un futuro cercano debe corregir algo más, felizmente que en el coloso del norte no se ha vivido otra burbuja que comprometa el sistema bancario con activos basura como aconteció en el pasado, por lo que sostengo que es positivo lo que sucede, es la única forma de dar sostén al mercado, nada sube para siempre, nada baja para siempre.

En todo este escenario tenemos al dragón chino la segunda economía mundial  incluso hay quienes la sitúan delante de los EEUU, China tiene varias burbujas que muchos analistas han comentado, la inmobiliaria, financiera y la bursátil, solo con este tipo de evaporación de capitales por cerca de 660,000 millones de dólares, logran quitarle presión al mercado; a su vez China es tan grande que es consciente que no puede caer al vacío, por ello se ve forzada a no bajar su tasa de crecimiento  de un 6.7% a 6.9% con una deuda  que está por superar el 255% del valor de su PBI, es una monstruosidad, donde podríamos ver un menor crecimiento como señala Moody´s al rebajar su calificación crediticia en el 2017 por su voluminosa deuda.

Todo este escenario presiona los productos primarios pudiendo existir una corrección de los metales básicos Cu, Pb y Zn, puede que sea solo una corrección y no el desmadre que venimos esperando desde hace ya algunos años, la madre de todas las burbujas irá sufriendo colapsos o terremotos buscando de no llegar a ser un evento de destrucción masiva que contagie a todo el resto del mundo, la posibilidad existe lo advertí en el pasado, más el arte de hacer malabares por los Chinos ha logrado ignorar las leyes del mercado y fundamentos básicos de toda economía.

El Águila americana es muy posible que sufra mayor corrección, los mercados se fueron al alza sin un sustento 100% real, la reforma tributaria de Trump veremos si logra repatriar capitales a su país, lo cierto es que su mercado accionario estaba inflado como una gran cadena donde a veces el eslabón se quiebra y se produce esta  fuerte sacudida, no será la primera ni la última.

Si la China sigue con su política actual, las economías emergentes pueden avizorar dos panoramas, uno de mediana estabilidad que permitirá si son inteligentes desarrollar grandes proyectos mineros, otro que sería en picada, lo cual es una posibilidad más seamos optimistas, a seguir el mercado, hagan sus apuestas, cuando el mercado habla el analista escucha, hasta la próxima.