Genocidio a la peruana, Vizcarra, Zamora, Massetti ¡alo Sagasti!

En el Perú se viene perpetrando un genocidio ex profeso, una total incapacidad para controlar de forma inteligente al CV 19; hablar del cerco epidemiológico sustentado en las pruebas moleculares es letra muerta; lo fue desde un inicio de la pandemia, donde se han usado las pruebas serológicas que no sirven absolutamente para nada.

Se nos da a conocer un estudio, el cual determina el porcentaje de peruanos, que han desarrollado anti cuerpos contra el CV19, se habla de un 40% de la población, lo cierto es que las pruebas para realizar dicho estudio, tienen un porcentaje de error del 34%.

Se siguen rechazando plantas de oxigeno donadas por la empresa privada, en esta oportunidad UNACEM; donde con carta de fecha 04 de Diciembre el Estado les agradece la solidaridad, pero no aceptan el donativo. Negligencia en cadena, una de muerte porque si no podían ser instaladas en el hospital de emergencia del Villa el Salvador o el María Auxiliadora, la autoridad brillo por su incompetencia, su gran solución y/o gestión fue rechazar el donativo, el cual es un asesinato cruel, uno que se está perpetrando de forma continua, con indiferencia absoluta.

La concatenación de errores desde el día uno, sirvieron para destruir la economía, para finalmente ver morir a la gente con actos que los califico de genocidas. La negligencia del gobierno de Vizcarra, su Ministro de salud Zamora, luego la Ministra Massetti hoy en el cargo del gobierno de Sagasti; el moradito de los puntitos rojos, un señor que está en su propio nirvana, mientras que el Perú se desangra económicamente, con un Ministro de Economía que pretende saber más que el Dr. Maguiña y el Colegio Médico.

Lo sabio era prevenir por fiestas Navideñas, es duro decirlo, sé debió restringir toda actividad fase 3 y 4 por 15 días, con un toque de queda desde las 10pm. No se conculca la Navidad, la Navidad es Jesús, y las reuniones no mayores a 8 personas, con las medidas preventivas es lo inteligente.

Por el contrario la gente se ha desbordado, los mercados son canales de contagio seguros, igual suerte los centros comerciales, el aforo debió reducirse a un 25 a 30%. Nuestra economía ha sufrido tanto, que era preferible un ajuste con sabiduría que uno de mayor cuantía en nuestra golpeada economía. Poner en riesgo a nuestra población, con la agravante que este gobierno caviar está lleno de incapaces, luego pretenderá usar la desgracia para postergar las elecciones, juego perverso y destructivo en ciernes.

En momentos donde carecemos de vacuna alguna, todo es un club de mentiras, el principal mitómano líder de este genocidio se llama Vizcarra, quien ha contado con el apoyo de una prensa comprada, una sin moral, una que está sirviendo a poderoso caballero don dinero, olvidándose de nuestra economía, y lo más sagrado la vida de los peruanos.

Lo que nos espera al 2021 hacia delante.


La mafia, la  Prosti Prensa, junto a las Prosti encuestadoras, junto a ONG conocidas y un selecto grupo Caviar; serán los encargados de que sus candidatos ganen las elecciones al 2021 manejando la psique de la gente, valiéndose de toda clase de artimañas.
El objetivo es que una minoría se consolide en el poder, con la misión de destruir la escasa bonanza que queda en nuestro Perú.
Primero fue el slogan, Agro Si minas No, hoy es Agro No minas No, el corolario de una acción concertada cuyo objetivo es destruir al Perú. 
La invasión de la pobreza sobre la riqueza, con un socio comunista y de muerte el CV19, uno que ha conculcado todas nuestras libertades, salvo manifestaciones populares orquestadas por la prensa peruana, quienes están jugando al ahorcado.
Todo lo planificado sobre la Pandemia, desde el día uno a la fecha, lo han hecho mal y lo que se avecina es más de lo mismo, acompañado de una corrupción sin nombre.
Gobiernan las mafias de Odebrecht, la ilegalidad, la informalidad, hoy disparadas exponencialmente y un monstruo llamado narcotráfico.
Un club monumental de delincuentes y organizaciones criminales de lavado de activos, que se pasean por los principales sets de televisión; donde los conocidos asalariados sicarios comunicacionales, destruyen al Perú por un plato de lentejas.
Si a ello le sumamos el haberse festinado fortunas en megaproyectos de gobierno en gobierno, la resultante nos conducirá a un país cien por ciento ingobernable al 2021. La destrucción concatenada y orquestada de la conflictividad social; hará explosión he implosión de forma inevitable y de forma secuencial.
Hemos caído en manos de quienes jamás fueron electos, donde se continua haciendo el clásico gobierno plebiscitario Vizcarrista, el futuro luce sombrío, no existe luz al final del túnel.

En el escenario actual el Perú va rezagado peligrosamente, por su incapacidad de cerrar contratos de compra de vacunas de forma directa; el acuerdo con Pfizer Biontech son solo buenas intenciones; tenemos que cerrar con la mejor vacuna, implementando a como dé lugar la logística adecuada para la cadena de frío – 70 grados centígrados.

La opción del laboratorio Moderna hay que meditarla adecuadamente, soluciona e frío pero solo garantiza inmunidad por tres meses; ante este dantesco panorama, ahora pretenderían comprar vacunas  Chinas; las cuales han tenido un tropiezo en el ensayo que se viene realizando en nuestra Patria, el gigante asiático no está vacunando a su población con su propia vacuna.  

Hablar de Astrazeneca  la llamada vacuna de Oxford, que ha unido fuerzas con la Sputnik de Rusia, es una grata noticia que podrá devenir en una vacuna segura e exitosa, para ello hay que esperar prudentemente, ello no convierte a Rusia  en potencial proveedor de vacunas para nuestro Perú, los peruanos no somos conejillos de indias.

El actuar de ex Presidente Vizcarra, como el del actual Presidente Sagasti (quien vive en su nube) nos conduce a un  genocidio exprofeso y  total; con una Ministra de Salud Pilar Mazzetti que debe renunciar, por incapaz y mentirosa; no existe estrategia alguna contra el CV19.

Vivimos el club de la mentira y el engaño, uno que día a día costara la vida de peruanos; donde se ha hecho oídos sordos al uso de la Ivermectina, como medicamento preventivo, el cual evitaría el contagio del CV19.