El Perú necesita paz, no al populismo.

Vizcarra ha sido vacado de forma legal, acá no ha existido ningún golpe de estado, hemos sido testigos de quien fuera un Presidente mitómano, uno que prostituyo la constitución y las leyes, dio un golpe de estado disolviendo el Congreso pasado, hoy al verse envuelto en escándalos de corrupción mayúsculos, este Congreso hechura de su propia aventura; hoy finalmente lo ha vacado.

Vizcarra ha privado al Perú de la reelección, con el argumento de una falsa lucha contra la corrupción.

Lo cierto es que vivimos  una situación de gravedad extrema en medio de una pandemia como el Covid 19, una que ha sido manejada genocidamente, donde hoy afrontamos el peligro cierto de un brote de difteria más que preocupante. El Perú se encuentra despedazado, con una economía que se desangra a borbotones, en momentos donde se han forrado el corto, mediano y largo plazo económico, perorata con la cual insisto de artículo en artículo, con un dólar alcista cuyo fundamento es de orden estructural, con una corrupción transversal y que ha hecho metástasis.

En todo este escenario los conflictos sociales mineros, son verdaderos hervideros sociales, el Perú está minado de bombas, que no demorarán en explotar en el corto plazo. No existe ningún personaje que pueda hacer magia, no me canso de decir es imposible cosechar donde no se sembró; estamos ad portas de cosechar un camino más allá del infierno.

Soy consecuente, Vizcarra debe rendir cuentas a la justicia, no se puede tener de presidente a un delincuente, apoyado por una prensa corrupta.

Merino tendrá que hacer un gobierno de transición, uno de ancha base uno de salida, uno que permita consolidar la democracia y una economía que está en caída libre; el momento no ha sido oportuno, sin embargo no se puede tener en palacio a quien sería un delincuente.

Considero una locura que este Congreso elegido por tan corto plazo, elija a todos los miembros del Tribunal Constitucional, cuando necesitamos en el poder de poderes a la gente más capaz y decente, una que brilla por su ausencia, donde solo Dios es capaz de tallar en madera podrida.

Aprobar la bicameralidad sería positivo, al Perú lo han destruido, lo siguen dinamitando de forma abierta e indiscriminada, advierto el dólar va ser presionado al alza, las propiedades bajaran con fuerza, estamos ante una crisis que se complica exponencialmente; no existirá mago, gurú que pueda sacarnos de este hoyo; no en las condiciones sociales que afrontamos, con una corrupción galopante, vivimos una concatenación de corruptos combatiendo a corruptos.

Existen apetitos perversos, el Perú no puede ni debe perder la oportunidad de generar ese salto, astuto, inteligente en la búsqueda de soluciones, que permitan una transición sabia al 2021; con unas elecciones en camino, con una pandemia que causa estragos, Dios no quiera la difteria se convierta en otra causa de muerte.

Es imperativo, que lo que le queda a este nuevo gobierno, prime la sabiduría, el futuro del Perú está en oscuridad total, solo con la lámpara de la fe podremos avizorar en algunos años, la luz real que nos saque del hoyo negro en que hemos caído; hago votos para que Merino de Lama tenga la muñeca, para no continuar con medidas populistas; no podemos seguir destruyendo el sistema, ello es una verdadera locura una demencial.

Los que hoy ostentarán el poder, no pueden terminar por secar las ubres de una prosperidad desmembrada, en los últimos 20 años. Hemos regresado a los años 80, y lo que se nos viene será una pesadilla, una que en las actuales circunstancias no podremos evitar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s