Reactivar la economía a cambio de restaurar la vida, sin mentirle al pueblo Sr. Presidente.

Rindo el tributo más grande, a los hombres de bata blanca que ponen en riesgo sus vidas, en condiciones deplorables, donde la corrupción campea a diestra y siniestra. 

Reactivar la economía a cambio de restaurar la vida, es la inversa proporcional a los planteamientos que venimos escuchando; tenemos que empezar por contratar con empresas del extranjero donde las ingenierías de los proyectos no nazcan sobrevaloradas. Es inaceptable cuando se comparan los costos por kilometro de vías de carreteras o vías férreas; aun cuando estos varíen por la topografía del terreno, cuando comparamos características símiles, con países como Alemania, Holanda, Noruega, Suiza, Inglaterra, Canada, USA, incluso España país altamente corrupto, nos damos con la realidad, que en nuestro Perú los costos de los proyectos son, cinco, seis, siete, ocho, nueve y hasta más de diez veces mayor a su costo real.

No hablo de las famosas adendas, eslabón final que sirve para que de gobierno en gobierno todos reciban la suya, es la cereza de mayúsculos latrocinios. Es en las ingenierías de los proyectos, donde todo nace costando  cifras de fantasía. Ahí entran a tallar los más prestigiados estudios de abogados, los encargados de elaborar los contratos, que legalizan todo este pillaje a gran escala. La prostitución de nuestro sistema se sustenta, en la vorágine depredadora de la amoralidad; todos están involucrados, el rabo de paja es la regla, la excepción está en condición de no habida o no existe.

Estamos ante el más grande reto, es imperativo que sinceremos los costos de todos los proyectos de forma transversal; en el Perú roba el Estado, delinque el Privado, hurta  el Informal, sustrae el Ilegal, estamos ante un caos exponencial, con una sociedad carcomida, desgastada, degradada y sin valores.  

Es inaceptable que empresas Consorciadas Peruanas, junto a Odebrecht, Oas etc verdaderas organizaciones mafiosas, que han lucrado de forma escandalosa sigan contratando con el Gobierno, continúen cobrando peajes, de obras donde el pillaje es de escándalo. Lo grave es que estas empresas no son tocadas, por el contrario son premiadas a cambio de nada, con una corrupción Fiscal y Judicial sin nombre. El círculo de la corrupción se empodera, cuando las consorciadas contratan con otros grupos empresariales mineros, para la construcción de sus proyectos. Es decir no hay un aislamiento moral, solo hay dinero porque impedimento legal no existe.

Una suerte de que la caca se queda en casa; no hay voluntad de cambio, es una casta empresarial sin valores, una que apesta y apuesta con más de lo mismo. Solo sacuden el polvo, el grueso de la inmundicia sigue incólume, con mucho respeto esto tiene que terminar; o cambiamos de raíz, o nos hundiremos en las profundidades, en los abismos de la pobreza y la miseria. 

¿Creen que es posible sacar al Perú, desde el fondo del océano con más de lo mismo?, en el Perú se tiene que parar de robar.

El Perú está perdiendo una gran oportunidad, han quemado naves con el plan Reactiva 1 y 2 más FAE, la idea puede ser la correcta, la forma como ha sido dispuesto, solo nos garantiza un brutal endeudamiento a largo plazo; donde no veremos  ni  crecimiento, menos aún desarrollo.

La lógica me dice que conforme la economía vaya caminando, las cifras irán mejorando, lo grave es empeñar las joyas de la abuela, y el futuro de todos los peruanos; con un gobierno cuya capacidad de gestión es cero, por el amor de Dios, dejen de asaltar al Perú. Odebrecht no puede seguir gobernando nuestro Perú.

Un pueblo que ha caído en la miseria de su propia desgracia, no hay valores, los profesionales decentes escasean, otros con grande títulos son truhanes; el peor castigo que le puede acontecer al Perú, fuera de todas estas calamidades, es ser gobernados por personajes que no están preparados al 2021.

El futuro luce incierto, dentro de este mar oscuro, observo que los precios de nuestras materias primas, están en rangos de ayuda; es tiempo de aumentar la capacidad de planta, de la gran minería, mediana minería, toda compañía que este operativa, tiene que incrementar su producción. Un aumento del 20% equivaldría a la producción de dos Quellavecos – recojo las declaraciones de Víctor Gobitz  Ex CEO de Buenaventura, hoy CEO de Minera Antamina, en línea con mis apreciaciones.

Otro eje fundamental es sacar nuevos proyectos, tenemos que trabajar en los proyectos mineros de convivencia, cuya negociación los conviertan en realidad en el corto y mediano plazo, es de necios ir por las papas calientes, en alusión a Tía María y Conga, sean sensatos. 

La implementación de líneas férreas, para desarrollar el cinturón minero de Apurímac, un agro fortalecido con una agro industria exportadora, son piezas fundamentales; basta de aupar lobbies del transporte pesado por carretera; ello no se contradice con la construcción de una vía alterna, una tan anunciada a la carretera central. Hay tanto por hacer, los recursos con los cuales se podría generar vida y prosperidad, los hemos lapidado en una concatenación malsana de pésimos gastos, de una mal denominada solidaridad, una desordenada, una que nos conducirá al canibalismo del sistema, señor Presidente del BCR la está regando.

El Perú necesita a gritos profesionales no solo capaces, tienen que ser honrados; una cosa es ganarse una comisión de un 5%, sobre costos reales no inflados; otra convertir las grandes obras en  instrumentos de estafa a gran escala donde quien no entra a la rueda para convertirse en delincuentes no progresa, es marginado, olvidado,lapidado, condenado al ostracismo por un mafia, donde pululan las serpientes; una manzana sana, si es puesta en una jaba de otras podridas, su destino es de putrefacción. 

Es hora de que los empresarios, inviertan sin inflar los proyectos, ustedes se preguntaran ¿es posible inflar proyectos privados? ¿es posible que el privado se robe a sí mismo? la respuesta es un rotundo sí. Cuando las cadenas de valor se distorsionan, el privado le saca la vuelta al estado para beneficio propio. Escojan el camino que escojan, el robo en el Perú es una institución, donde las escasas empresas honradas, no pueden competir con un panal un verdadero enjambre de corrupción, donde el robo es en carrusel en degrade todos reciben la suya. 

El sistema financiero empresarial formal, informal, ilegal; cada cual transita en una marcada y delgada línea que hoy cruz fronteras en verdaderos actos delictivos.

¿Cómo romperle el espinazo a la corrupción? ello será posible si engarzamos una estrategia de trabajar con grandes empresas del extranjero; que tengan la capacidad y la fortaleza de sincerar costos, quebrando a las empresas delincuentes; y que estas sean absorbidas por gigantes, de esta forma se evitará, que ningún obrero y/o empleado pierda su puesto de trabajo. Hay que limpiar la cancha, no disfrazarla con cambios de razones sociales; tenemos que reciclar el sistema de forma transparente, a su vez generando riqueza, y distribuyendo la misma de forma sabia y  justa.

No es posible hacer Patria, con los mismos delincuentes de siempre, queda una reserva social y empresarial que tiene que retomar valores y salir a dar la madre de todas las guerras, contra el cáncer de una corrupción desbocada. Es necesario salir el frente de una multiplicidad de dineros nada santos, decenas de miles de millones de dólares que se lavan año año en el sistema.

Finalizo la prensa peruana tiene que ser cernida, es la más vil de las prostitutas, una que tiene los días contados, todo se paga, hagan sus apuestas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s