Un mensaje sin rumbo, uno populista, ¡no le creo Sr. Presidente!

Populismo y más populismo, para lograr un sólido sistema de salud, hay que generar riqueza, nada se diga de lograr un sistema integrado, para ello hay que homologar las carencias del Estado al sector privado, y no a la inversa. Somos testigos de generación en generación, de gobierno en gobierno, el cómo somos robados, asaltados, saqueados, donde la resultante es que nunca se recupera lo sobrevalorado ni lo robado.

Discurso pobrísimo de un personaje que muestra sus carencias, todas ellas reflejadas en sus sentimientos de izquierda; un hombre improvisado, uno que ha destruido al Perú en todos sus extremos, el resto lo está haciendo  el CV19.

Vizcarra nos ha dado un mensaje de perfección gubernamental; subsidios y más subsidios por carencia de criterio; la caída de la economía debió ser dura, pero no estrepitosa e insalvable como lo es a la fecha. Lastimosamente todo se hizo mal, llorar sobre la leche derramada es de necios, sin embargo para nuestro presidente todo se hizo más que bien, cuando la realidad nos muestra de forma inequívoca que todo es un desastre..

Con el mayor de los respetos, hombre con un falso actuar, hipócrita, destructivo, con claro sesgo marxista en su interior, es un verdadero vendedor de ilusiones; un flautista que ha encandilado a todo el Perú con su accionar político, una transformación lograda a lo bestia, sostenida en la demencial obsesión de mantenerse primero en las encuestas.

El Perú necesitaba cambiar, luchar contra la corrupción; hoy el Estado es la corrupción, con una sociedad corrompida, con empresarios corruptores, qué manera de mentir, de vender un Perú que no existe, experto en destinar recursos que nunca generó.

El futuro que avizoro a nuestra Patria es aciago, incierto, de dolor y llanto, de un presidente, autoridades que no atan ni desatan pero si destruyen ¿con qué va a lograr sus propuestas? Este presidente de medio tiempo, solo miente y miente, habla y habla y no dice nada de nada, en una suerte de trabalenguas malsano.

Vizcarra no ha sido capaz de mostrar un solo logro, que genere riqueza sobre la pobreza, solo una narrativa que adormece aún más la ignorancia de la gente; un discurso redactado para un pueblo anestesiado, dopado por una prensa altamente corrupta; una que a la postre será destruida, como consecuencia de conducir al fondo del océano los destinos del Perú.

Un presidente que no habla de cómo generar progreso; es el calco de lo que nos espera al 2021 la destrucción del sistema, no me cabe duda que había que reformarlo, pero llegar al extremo de destruirlo todo, nos deja ante la posibilidad cierta de la devastación de nuestra Patria.

El Perú necesita más de un milagro, hacia donde vamos veo llamas, erupción social, atraso; ignoro de dónde van a sacar recursos para arribar a un Perú con futuro; Vizcarra es un vendedor  de sueños que serán nuestras más grandes pesadillas; no afronta la realidad con sabiduría, una que permita viabilizar propuestas, en su mayoría vacuas y sin horizonte.

Un hombre que propone, dispone, sin decir ¿cómo vamos a generar recursos? ¿qué fácil es gastar lo que otro modelo económico sembró y cosechó? quieren y usan el dinero, con capacidad de gestión cero; destruyen la cadena de prosperidad necesaria para lograr el famoso cambio, no solo crecimiento – si no desarrollo, para ello no era necesario demoler nuestra economía. ,

Un gobierno con cero capacidades de gestión, con un andamiaje estructural de un Estado paquidérmico, uno que no genera riqueza, estamos llenos de sanguijuelas que maman de las planillas del estado, todos los actores políticos en una carrera por lograr hacerse del poder, el sueño anhelado para salir forrado de dinero.

El Perú está lapidando recursos, sin decirnos como serán reemplazados; el trabajo, el dinero no nacen del aire, toda esta confrontación ambas de derecha, nos han conducido a terminar siendo gobernados por la izquierda, una que hoy tiene en el CV 19 el enemigo de muerte, uno que servirá para propósitos sociales, de una mal llamada solidaridad, necesaria e indiscutible; la sensatez, la sabiduría me señalan que a pesar de las tribulaciones, tenemos que generar riqueza con una distribución más justa.

Tuvimos una gran estabilidad macroeconómica, dicha estabilidad hoy está en serios aprietos, se han liquidado el futuro de los peruanos, con una sociedad informal que hoy está quebrada. No me cansaré de insistir, los gobiernos del pasado comprometieron el corto y mediano plazo; Vizcarra se está tirando el largo plazo; Reactiva Perú es una gran Banca de Fomento, una que será un fracaso monstruoso. 

Salvo una buena temporada en la pesca no hay nada nuevo; minería hace un recuento de más de lo mismo, salvo Quellavevo no hay inversión fresca que se traduzca en fuente de riqueza y bienestar; todos sabemos de la existencia de 48 proyectos mineros, las riquezas y/o tesoros escondidos no valen nada. 

No se nos dice o plantea ¿cómo destrabar conflictividad social? ergo no dice nada, estamos ante un presidente que sabe hacer política de manos de la prensa, pero que nunca supo gobernar, han estado ocupados en destruir a sus opositores políticos, en la escandalosa reforma política; reforma necesaria, pero hecha a la medida de tremenda mafia.

Saludo que se destaque el querer trabajar, grandes proyectos  de gobierno a gobierno, el robo existirá pero será menor, donde es imperativo impedir las sobrevaloraciones, en las ingenierías de los proyectos; es decir en arca abierta el justo peca, por lo expuesto se necesitan mecanismos de fiscalización estrictos, que no obstruyan pero que sean los medianamente correctos, para evitar el robo a gran escala. 

Nuestras libertades a nombre de valerse de las FAA, quedan conculcadas hasta Diciembre del 2020; si el estado de emergencia sirviera para combatir la emergencia sanitaria lo secundaría; estamos ante un mentiroso compulsivo, con aires de emperador a pesar de estar de salida. En este último año se concentrará en lograr, que su sucesor le sea lo más afín posible, Vizcarra podría o debería  terminar en la cárcel, esa sería su principal preocupación, la consolidación de un sistema de impunidad; una que nos venda la lucha altruista contra la corrupción, nonata por cierto en todos sus extremos; porque en el Perú la corrupción al parecer siempre gana.

Cateriano cumplirá una función bisagra, que tendrá el encargo de consolidar la perpetuidad de una mafia incrustada en el poder; la mafia no es solo de una cara, lo es de múltiples caras, quien crea que Cateriano logrará cambiar el rumbo hacia dónde vamos, será plancha quemada. Un hombre que fue y es parte de la gran transformación, o de la famosa hoja de ruta de Ollanta Humala, hoy en manos y boca del presidente Vizcarra. El sendero está trazado hacia el mayor de los desastres, con propuestas empedradas de buenas intenciones. ¡No le creo Señor Presidente!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s