La cuarentena fracasó, Zeballos en su laberinto.

La exposición de Zeballos es un recuento noticioso, uno lamentable. Nadie los culpa del CV 19, la estrategia seguida ha devenido en un  fracaso total y estrepitoso de la etapa de contención del CV19. Las pruebas serológicas dan falsos negativos y positivos, nos venden humo. Una cuarentena sin pruebas moleculares, es haber envidado a la tropa a la guerra, con un fusil sin balas.

El Ministro anuncia pruebas moleculares que podrán ser fabricadas en el Perú, ahí le da la relevancia a las mismas; entrando en evidente contradicción con las pruebas serológicas, cuyo uso es para detectar a quien tuvo, o tiene el CV 19, en una fase que no es adecuada para una de contención, de un cerco epidemiológico inteligente, a la fecha imposible de realizar; la guerra se perdió con  la total destrucción de la economía.

Nos habla de medidas para la salud mental, y nos quieren imponer el toque de queda hasta fin de año, o hasta que se descubra una vacuna; medida que carece de sustento científico alguno, y contribuye a enfermar mentalmente a los peruanos, vivir en un estado de sitio permanente es desquiciar a la gente.

El mejor plan de salud mental existente, es la libertad y el auto cuidado personal responsable; estos incompetentes generan una presión innecesaria sobre los peruanos, el toque de queda es contradictorio a la higiene mental de todo ser humano.

Diecisiete puntos del PBI, medida calificada como audaz, por agencias de calificadoras crediticias internacionales; nos revientan cohetes mientras seamos sujetos de crédito; no se dice nada de la capacidad de gestión, una que a la postre garantizara la quiebra del Perú. La cadena de pago ya se quebró de forma estrepitosa, Zeballos miente en sus afirmaciones; dar dinero para generar incobrables es también irresponsable, si continuamos en esta cadena continua de subsidiar a los caídos, no habrá economía que pueda sacarnos adelante.

Se está confundiendo usar la solidaridad para adoptar de lleno, modelos trasnochados de mayor pobreza e injusticia social, como lo son el modelo Cubano, exportado a Venezuela impuesto por Chávez y continuado por Maduro; una socialización a marcha forzosa, usando como sustento una fallida lucha contra el Covid 19;  ante la carencia de medidas, que permitan hacer resurgir la economía desde antes del CV 19, hoy con CV 19 las políticas adoptadas garantizan la destrucción total del sistema

Proponer es muy sencillo, dictar decretos a diestra a siniestra, diciendo hágase, resulta una falacia monumental, bien decía Winston Chuchill “El precio de la grandeza es la responsabilidad¨ , ergo la total incapacidad de gestión, nos llevará a una sola resultante, un monumental desmadre, que a todas luces nos hundirá en lo más profundo de lo que podamos imaginarnos, donde adelanto, no nos llevarán a buen puerto, no les pido imposibles si capacidad de gestión responsable hoy inexistente.

Zeballos habla de los bonos, donde a la fecha no se termina el padrón, de los supuestos beneficiados, hemos adoptado medidas al estilo de las grandes economías, las cuales serán a la postre grandes negociados, a expensas de dejar a un Perú en la ruina, porque ese es nuestro destino. De no mediar un viraje de timón de ciento ochenta grados, el cual necesitaría de todas las mentes brillantes, para lograr salir de los abismos de un océano insondable, la resultante será atraso, mayor pobreza extrema de la que han gestionado con medidas, que liquidaron la economía sin haber logrado la contención de esta pandemia, hoy imposible de contener.

Seguir subsidiando no es solución, es asegurarse la quiebra del Perú; el contagio se está dando raudamente, por la estructura social y económica de nuestra patria. Pretender dar medidas del primer mundo, en uno del tercer mundo, nos llevará a ser del quinto mundo.

Una realidad que nos sobre pasa, una ecuación destructiva CV 19, más informalidad, más economía hecha jirones, la resultante es y será de llanto de dolor extremo, uno que todavía no terminamos de empezar a vivir, el CV 19 se queda con nosotros, y nosotros con un virus que junto a políticas fallidas, han destruido la economía.

Destruirlo todo, para decirnos que de no haber actuado sería peor, esa no es respuesta ante una realidad que los ha dejado fuera de partidor, perdidos en un laberinto de un concurso de incapaces, desde antes del CV 19; destruir junto al CV19 ello lo hace cualquiera, construir en la desgracia ello lo hacen los grandes.

La prensa  asalariada, se verá en la necesidad de sacar la verdad adelante, porque está en juego su propia supervivencia como sistema dominante.

En materia de educación, se puede enseñar complementariamente, pero nunca se podrá sustituir la educación virtual por la presencial; la educación a distancia puede acaso enseñar, pero jamás podrá formar a nuestros niños y adolescentes; lo que a la postre garantiza mayor cantidad de analfabetos, pésima calidad de la educación, donde la tecnología es bienvenida, pero no es la solución de fondo del problema, que hoy se enfrenta.

De persistir en esta estrategia, devendrá en que todos los alumnos pierdan el año, no se puede aprobar a nadie con 2 a 3 horas de clases al día, ello es un despropósito, un reverendo engaño, donde se tiene la ostra de cobrar a los padres por la educación de la pata coja, educación virtual que jamás sustituirá a la presencial, por ello en el resto del mundo los niños están regresando a clases, con protocolos factibles de ser implementados.

Mantener a los niños y adolescentes enjaulados, acarreará más daño mental y emocional de proporciones, uno que se traducirá en mayor cantidad de enfermedades pre existentes, de los niños y adolescentes; el gobierno y la sociedad peruana tienen que entender, que los niños y adolescentes están en una curva de un mínimo riesgo, a la fecha me pregunto  ¿cuántos niños ya fueron contagiados por sus padres? familias enteras que viven hacinados, en espacios muy pequeños fuente de contagio natural.

El miedo a afrontar esta realidad extrema, con criterio e inteligencia, nos está llevando a destruir nuestro sistema educativo; uno precario por cierto; con la creencia estúpida de que todo lo pueden controlar, dan medidas para cada caso, destruyendo todo a su paso, ello es una visión paranoica de quienes nos gobiernan, avivada por una prensa que promociona la destrucción en lugar de usar la sensatez, y el criterio para afrontar a la madre naturaleza, donde será ella misma la que nos dará la solución, al  parecer en el Perú lograremos la inmunidad rebaño en tiempo record, lo que denomino la ganancia de la perdida.

Sector Justicia, es lo único cuerdo que le he escuchado a este Ministro; todo lo que contribuya a deshacinar los penales, solucionará problemas anteriores al CV 19, que  hoy se ven exponencialmente agravados por  esta pandemia.

El aislamiento social tiene que ser educativo, sancionarse pero sin conculcar libertades. El mundo cambió, hoy tenemos que aprender a relacionarnos de forma distinta. Merkel en Alemania afirmó, en 2 años el 70% de Alemanes se habrán contagiado logrando la inmunidad rebaño; en el Perú se dará en tiempo record.

Al CV 19 no se le puede vencer, usar ese adjetivo es mentirle al pueblo peruano, ella es la política del engaño, usada para otros fines perversos,donde tratan de controlar todo, entrampando y destruyendo todo a su paso, tremenda contradicción, donde la amoralidad campea.

Al CV 19 solo se le puede hacer frente, con criterio y sabiduría, ambas brillan por su ausencia.

Zeballos se escuda al afirmar, que de no haberse tomado estas medidas, las muertes habrían sido mayores; se ufana orondamente de estar salvando la economía del Perú; son unos incompetentes sin nombre, ignorantes con poder de corte izquierdista.

Si el Congreso le otorga el voto de confianza, estaremos ante un burro halando a una mula, un populismo lleno de mentiras; una afrenta a quienes tenemos educación, decencia y criterio, para poner en prácticas políticas de estado, posibles de cumplir; al parecer se ha escogido hacer de él Perú un país inviable.

Inviabilidad que se pondrá de manifiesto en el corto plazo; el siguiente cuadro nos muestra el fracaso estrepitoso de la etapa de contención del CV19, hoy imposible de realizar; por lo que se necesita otro tipo de estrategias, como la de usar a nuestras FAA de forma inteligente, sin toque de queda alguno, hasta la próxima.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s