Salvar vidas destruyendo la economía, solo traerá mayor muerte y destrucción.

A  la fecha se ha escogido salvar vidas sacrificando la economía, lo cierto es que dicho sacrificio traerá consigo un mayor número de víctimas, los que mueren en los sonidos del silencio, la pandemia del hambre una olvidada, no contabilizada en el orbe. Se ha reaccionado con la premisa de aferrarse a la vida, es la forma en cómo se ha escogido hacer frente al Covid 19; solo traerá mayor muerte en términos de vidas, la destrucción de la economía mundial, en detrimento del mundo y lo más pobres, lleva un sello de muerte.

Con la fiebre española entre los años 1918 a 1920 la sombra de muerte se calcula fue de 50 millones de muertes, otros señalan que dicha cifra llegó a los 100 millones de personas. Al mundo no se le ocurrió parar los motores de la economía mundial. EEUU en 1918 llegó a un pico de muertes de 675,000 personas, sin embargo el  Real GDP ( Real Gross Domestic Product) creció un 9%.

A la fecha la economía de USA ha sido aplanada, las cifras de más de 40 millones de desempleados en solo seis semanas, la velocidad de destrucción ha sacado de contexto cualquier procedimiento que permita mantener la economía a flote. Un mundo que ha decidido esconderse, donde se ha imitado al gigante Asiático China, responsable de tremenda pesadilla; garantiza la ralentización de la economía, donde las medidas para sacar a una economía de aguas turbulentas, se ha convertido en una operación de salvataje, una que destruye todo a su paso, la cual dejará una verdadera estela de quiebras, a pesar de los múltiples salvavidas lanzados de forma tradicional.

China consumidor del 50% del cobre del mundo, será quien primero salga de esta pesadilla, una que no termina; el efecto dominó con rebote garantiza un enfriamiento de la economía global, cuya recuperación tardará años en restituirse; donde las cadenas productivas se van a reacomodar en previsión a una menor dependencia del Dragón Chino. Sea cual fuese los orígenes de este pandemonio, lo cierto es que el miedo, pánico, histeria, conducida y retroalimentada por los medios de comunicación, han convertido este escenario en una crisis monumental.

La famosa recuperación en V, como lo he señalado anteriormente está muy lejos de suceder, sin embargo los mercados de renta variable, juegan un baja y sube de proporciones; cientos de miles de millones de dólares se han licuado, extensivo al resto de Bolsas de Valores del mundo. Hoy se privilegia la economía virtual a la real, el mundo se sustenta en una vulgar emisión de dinero; una que busca fluir en el sistema, con el objetivo de evitar que la cadenas productivas, otras de pago entren en caída o default.

Las características de esta crisis una no antes vista, hemos tenido pandemias con mayor número de muertes, sin destruir el  sistema económico. En mi opinión existe  una intencionalidad perversa, una que va más allá de nuestra imaginación; al mundo no le sale a cuenta parar en nombre de la vida, cuando la paralización ocasionará a la postre, mayor muerte y destrucción a su paso.

El orden mundial cambió, enfrentaremos cambios atados al espanto, pavor, temor , hemos hecho del Covid 19 una ecuación de muerte; una completamente desproporcionada, donde intereses soterrados siguen generando caos, pánico, confusión, intolerancia, frustración, confinamientos forzados.

El concepto de la libertad ha sido violado por la dictadura China, con un capitalismo distorsionado todos juegan a sacarle la vuelta al sistema. El miedo magnificado por los medios de comunicación, forman parte de una resultante, el terror a morir por Covid 19, devastará a los grandes colosos desarrollados, ni que decir de las economías emergentes; hoy condenadas a la quiebra.

Los juegos políticos buscarán sacar provecho, para hacerse del poder de turno en las frágiles democracias; lo peor que le ha podido suceder al mundo, es convertirse en esclavos y víctimas de sus miedos, que elevados exponencialmente, garantizan una catástrofe nunca antes vista.

El único animal racional capaz de auto destruirse es el ser humano, la destrucción del sistema será varias veces mayor que el Covid 19, saquen sus conclusiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s