Covid 19, el mundo cambió la economía también.

De regreso a economías autosuficientes, desglobalizando la dependencia de las cadenas productivas de otras potencias; aislándonos de grado de fuerza, no solo por el Covid 19, si no por otros virus en ciernes, o la mutación del mismo.El costo social, para naciones con sistemas de salud sin preparación alguna, serán el corolario de muerte y destrucción; los países pobres no podrán esconderse de la pandemia, en el Perú solo queda minimizar las muertes.

 

Nuestras carencias de toda la vida; un país saqueado por Odebrecht, con obras faraónicas como Talara, donde no hay petróleo para refinar; otras mega obras sobrevaloradas exponencialmente como la Línea Metro 2, la locura y robo de continuar con el aeropuerto de Chinchero, donde no podrá aterrizar un solo avión; un gasoducto que no tiene gas para transportar. Unos medios de comunicación serviles a todo este enjambre de mafias, avalando el robo de por lo menos 25,000 millones de dólares, con sicarios comunicacionales que manejan la conciencia de un pueblo ignorante; ello los hace merecedores de arder en el infierno.

La incapacidad total, de dar soluciones a conflictos de convivencia minera; la pradera está más que lista para arder, nadamos en Nafta y TNT; el populismo echará mano de los recursos obtenidos, en los tiempos soñados de las vacas gordas del pasado.

Todo será vana ilusión, ante una peste que nos pasará por encima, dejando nuestra economía hecha trizas.; al que tenga ojos que lea, al que tenga oídos que oiga, lo que se nos viene encima es peste con hambre; con una economía paralizada, acompañada de una sociedad amoral, una que sigue haciendo de las  suyas;  donde las medidas solo servirán como un respirador artificial, para las grandes economías, ni que decir de la nuestra estamos en barrena;  el enemigo a vencer uno invisible, imposible de contener solo es posible ganar tiempo, para tratar de preparar nuestro sistema de salud, uno colapsado en su totalidad desde antes que viniera semejante peste.

Me permito hacer las siguientes recomendaciones, con la finalidad de sumar en momentos donde hay que correr, estamos tarde; algunas de ellas podrán parecer exageradas, incluso aparentemente imposibles de cumplir, lo cierto es que en el Perú hay que magnificar, con la esperanza de lograr que la mayoría de ellas se cumplan.

1) Compra masiva de pruebas moleculares, con una capacidad mínima de 1/3 de nuestra población.

2) Compra de mascarillas, y todos los implementos de seguridad, en la primera línea de batalla del sector salud.

3) Compra de por lo menos 20,000 ventiladores artificiales, habilitar la mayor cantidad de camas posibles.

4) Extender la cuarentena, a los focos de mayor porcentaje pasado este 12 de abril, por 15 días más.

5) Educación con instrucciones de higiene; copiar la guía hecha en los EEUU. La mayor arma contra el virus, es uno mismo.

6) Reabrir la economía, con el sector salud lo mejor implementado posible.

7) Mantener la economía parada indefinidamente, terminará siendo cien por ciento peor que la enfermedad.

8) Tenemos que aceptar un porcentaje de mortandad, la estrategia es poder minimizarlo, pero no podremos evitarlo.

9) Dejar de hacer populismo con el Covid 19.

10) A rezar para quienes tengan memoria, sean de la religión que fuesen, orar no hace daño.

11) El objetivo es lograr la inmunidad de rebaño. En Alemania hacen esfuerzos, para que los casos se dupliquen cada 10 días, y no cada 5 días y 1/2 como ocurre a la fecha.

12) Ser honestos con el pueblo peruano, juntos podemos minimizar pérdidas de vidas humanas, la vida tiene que continuar, con una economía nacional en busca de ser autosuficientes, que es a donde apuntará el mundo de aquí hacia adelante.

13) Mantener nuestras fronteras terrestres y aéreas cerradas, el tiempo que sea necesario; pensar en vivir aislados indefinidamente es una utopía, por lo que a la larga la economía y la vida continuaran.

Me despido bendiciendo al pueblo peruano, del resto saquen sus conclusiones, hasta la próxima.

 

 

Covid 19 obligará a desglobalizar la economía, necesitamos cuarentena total.

El mundo enfrenta un reto tremendo, contener, mitigar el Covid 19 con la finalidad que los sistemas de salud no colapsen. Deutche Welle informa, Angela Merkel afirma que el 70% de la población Alemana será contagiada en un plazo de un año a año y medio; otros especialistas sintetizan que  las dos terceras parte del orbe serán contagiadas (Fuente Bloomberg).

Se afirma erradamente que el Covid 19 muere a temperaturas de 26 a 27 grados centígrados, cuando la realidad es que no existe ningún estudio que lo sustente, lo cierto es que los procesos bacterianos son menos proclives a atacar en estación de verano; pero estamos ante un virus, el cual tiene menos de 80 días de estudio, el cual se está empezando a conocer.

Lo que si queda claro, es que la velocidad de contagio del Covid 19, es 5 veces o más raudo de contagiar que la gripe común. China en esta oportunidad ha sido más sincera que en otras epidemias, como el SARS o el MERS; sin embargo la verdad total es una que nos toca enfrentar, sustentada en medidas extremas de cuarentena total; para aislar al virus en la superficie de las calles, el cual tiene un promedio de vida de 9 días; por ello el lavado de manos debe ser constante, no llevarse la mano a la boca, nariz y ojos resulta vital para mitigar el contagio.

Dr. Huerta manifiesta que el Covid 19, se acomoda bien a temperaturas de 26° a 27° centígrados, con una humedad del 80%, el Corona Virus sobrevive por 09 días en cualquier superficie. El clima de Lima es caldo de cultivo, contrario a lo que se viene informando en los medios.

Recojo sus palabras sobre una mutación del virus en 02 cepas, la L y la S.  Lo ideal sería paralizar el sistema de transporte masivo, fuente de contagio total; también resulta difícil sostener que las reuniones de menos de 300 personas, no están expuestas a contagio alguno, ello es una barrabasada, cualquier reunión debe ser evitada. Llamo la atención al propio ESALUD – INCOR y todo centro de salud, en los días en que se sacan las citas, la aglomeración de personas es tumultuosa, es decir ideales para el contagio del Covid 19, por lo que espero las autoridades tomen medidas al respecto.

Todo lo relacionado a la información seria, veraz, y responsable se lo dejo a los especialistas en la materia; solo he realizado un pequeño resumen de lo que acontece realizándolo acuciosamente.

Los efectos macroeconómicos, recién se empezaran a sentir en los próximos meses, se afirma China vence al Covid 19, ello es una gran noticia, sin embargo el efecto ping pong hace que a la fecha existan 88 nuevos casos procedentes del extranjero (Fuente BBC), poniendo a prueba al sistema sanitario chino; es decir China no está libre de nuevos focos infecciosos de fuente exógena, salvo cierren sus fronteras aislándose al cien por ciento del resto del mundo, lección que tendría que ser replicada, por cada uno de los continentes y/o países en forma independiente.

Contener, mitigar la propagación del virus, conllevara a una recesión económica mundial sin precedentes; desglobalizar la globalización; una gran lección donde la independencia de los pueblos, minimice que algo similar vuelva a ocurrir; ello no implica la destrucción de la globalización, entraremos a un proceso de racionalizar la misma,  con la finalidad de estar preparados, ante otra eventualidad en un futuro cercano.

Políticas de relajación cuantitativa, terminaran siendo balas de salva lanzadas a destiempo; lo que hace presagiar un derrumbe en cascada de la economía mundial. Estamos ante un adversario que no entiende leyes de economía. La posibilidad de un verdadero crack mundial existe; donde las plazas bursátiles seguirán cuesta abajo, habrá rebotes y nuevas caídas; incluso el oro refugio por excelencia, viene siendo usado para cubrir posiciones en corto y mediano plazo, en mi opinión tiene fundamento sólido; EEUU con el dólar tendrá que mostrar su fortaleza al mundo entero.

Solo queda contener, mitigar y que el mundo se acomode a convivir con el Covid 19 y sus mutaciones, con un  nivel de mortalidad mayor que la gripe común. Todo necesita hacer su ciclo, la pandemia del Covid 19 no es la excepción, como tampoco los vientos huracanados sobre los mercados internacionales.

La realidad para nuestro Perú es sombría, en una economía informal, donde las cifras de crecimiento van camino a tasa cero del PBI; el último motor de nuestra economía el consumo, será golpeado internamente por el Covid 19; del resto de nuestra economía será una verdadera calamidad, materias primas a la baja, contracción de las inversiones; con un horizonte de elecciones al 2021, hacen del Perú un candidato al desastre, donde se hace populismo puro.

Saquen ustedes sus propias conclusiones.

 

La pandemia populista destruye nuestra economía, Covid 19 y Pena de muerte.

El Perú venía enfrentando una calamitosa caída de nuestra economía, la paralización de grandes proyectos mineros es el corolario de un estancamiento en nuestras exportaciones; hoy se pretende hacer uso del Covid 19 como el responsable del frenazo de nuestra economía; lo cierto es que se estaba camino una tasa de crecimiento similar al 2019, el Covid 19 golpeará fuerte desde afuera; la economía China venía en franco descenso, antes de ser el epicentro de esta calamidad de la salud mundial.

La cadenas productivas se interrumpen, si bien China empieza o pretende restablecer su economía el efecto dominó y otro de ping pong, se hará sentir en todas las partes del orbe. Se estima que al Perú este nuevo factor, nos cueste 1.32% de nuestro PBI al 2020, camino a tasas cero de crecimiento, con curva a tasas negativas.

No se ha trabajado en buscar soluciones efectivas a conflictos sociales; donde no me cansare de repetir, hay que concentrarse en los conflictos de convivencia, descartando de la lista los que son cien por ciento conflictos de rechazo. Nuestras autoridades, y el pésimo manejo de las empresas mineras, son la resultante de una muerte súbita, donde las grandes inversiones brillan por su ausencia, no es posible cosechar donde no se sembró.

Mientras todo ello sucede, el Perú vive cuento tras cuento, novela tras novela, fábula tras fábula; interminables ediciones de una lucha contra la corrupción; una que ha resultado una verdadera burla al pueblo peruano. Los verdaderos ladrones, los reales sinvergüenzas son colaboradores eficaces, como personas naturales y/o jurídicas, todo un andamiaje perverso, para legalizar los robos más brutales, de la historia del Perú.

Vizcarra hoy hace uso del Covid 19 para subir en las encuestas, también desliza la posibilidad de decretar la pena de muerte en nuestra patria; lo cierto es que le bastaría al ejecutivo denunciar los artículos correspondientes en el Pacto de San José. Un pueblo engañado con rufianes por doquier, que lucran con lo ajeno sacando total provecho de un pueblo mil veces ignorante. Lo que no hace avizorar un cambio ni en el corto y mediano plazo, uno que compromete el largo plazo.

Sobre el Perú cae una sombra de incertidumbre, no se sabe a dónde vamos; nos hemos encargado de destruir los cimientos, que un día representaron bienestar y crecimiento sostenido, con un incipiente desarrollo. Hoy las cifras van camino a negativas, la recesión está al doblar la esquina; como quien por doblan las campanas de un porvenir aciago y duro. Uno que se nos viene con todo, con una variable de golpe total, una epidemia con la cual habrá que aprender a convivir. Una vacuna está lejana, estamos a merced de autoridades que hacen titulares, que no están preparadas a contener semejante emergencia, que pondrá en cuarentena al Perú y a nuestra economía en cuidados intensivos.

Lo que saca roncha, es que nuestro Presidente busque réditos populares, gobierna con el sentir de la gente; sin embargo en términos concretos, su incapacidad habla por sí sola; aún así obtiene alto índice popular. Las encuestas le son serviles, o en su defecto el engaño rastrero a un pueblo inculto y necio; uno que no se hace esperar, día tras día, semana a semana, mes tras mes, año a año; el velo enceguecido por el odio a personajes de nuestra política, le ha permitido a Odebrecht, hacer lo que la ha venido en gana y como ha querido a la fecha, actos pontificados por un equipo fiscal, cuya actuación es haber dado todo a cambio de nada.

Se enarbola la bandera de la lucha contra la inmoralidad, cuando los perversos nunca han dejado el poder, el virus de la putrefacción pareciera no tener antídoto; todos vuelan como aves carroñeras a la espera de hacerse de su presa. La moral es pasado, la amoralidad se esparce por doquier, y mientras ello sucede, nuestra prensa nos vende cuentos chinos.

Entre una realidad delirante, una que encarna la destrucción del sistema de manos de incapaces, de empresarios corruptores, la suma de corrompidos y corruptos es interminable. A ajustarse los cinturones, ojo, pare, cruce, tren; se cierne la noche en nuestra economía, avivada por una amoralidad descabellada, con un Covid 19 que no hará distinción entre justos y pecadores.

Saquen ustedes sus propias conclusiones, hasta la próxima.