Las empresas corruptas, ¿cuándo serán allanadas o tienen corona, señores fiscales?.

José Domingo Pérez vuelve allanar el local de Fuerza Popular, pareciera ser un abuso, sin embargo si la ley lo faculta, no queda otra que comerse el sapo;  Fuerza Popular también está en problemas por no haber sido transparentes, explicar la verdad era negocio, entender la mentira tremenda incongruencia.

Simular aportes de campaña para evitar la multimillonaria multa, que habrían tenido que pagar a la ONPE, se ha constituido en la peor pesadilla, de Keiko Fujimori y Fuerza Popular. Cada quien labra su destino preso de sus errores, con una defensa y una defendida, que han metido la pata, solo necesitaban la verdad a secas.

Vela y JDP no piden al Poder Judicial, allanar las oficinas de Odebrecht, G&M, JJ&Camet, ICCGSA; acá hay tremenda mafia, una que se la está llevando gratis y para concha en libertad; los mal llamados colaboradores eficaces, manga de sinvergüenzas; mafia que digita y determina a quien golpear, de boca de mercenarios comunicacionales, quienes nos hacen bailar al ritmo de tremenda mafia. El Perú entero desconoce el texto, del acuerdo de colaboración eficaz.

Somos testigos de un spot de televisión donde Graña & Montero, nos precisa que no cuenta más con los accionistas que delinquieron, por ende la razón social será otra, piden perdón al pueblo peruano. La única respuesta digna es que los peruanos, no toleramemos tremenda lavada de cara. Delincuentes no son sus 15,000 trabajadores; gansters son quienes quieren vía un spot de perdón y cambio de razón social, el borrón y cuenta nueva más escandaloso de nuestra historia.

No puedo dejar de mencionar al entorno de Villarán, a quienes no tocan ni con el pétalo de una rosa, todos amigos de ONG extranjeras, que en realidad defienden a la mafia; detentan un poder mayúsculo de manos de una prensa mercenaria e irresponsable.

Observo una clara rebeldía de los estamentos de poder, de quienes ejercen  funciones de rango inferior a sus superiores; los fiscales superiores se zurran en los supremos; hecho que se traslada a nuestro poder judicial. Se ha perdido la autonomía de un poder del Estado, que ha sido tomado por asalto para hacer justicia a su manera, o atreverse incluso, en hacer quedar en ridículo al Tribunal Constitucional.

La corrupción se ha mimetizado en el sistema de la cabeza a los  pies, ello explica porque quien es de rango inferior, le falta el respeto a su superior; los poderes del estado deben respetar sus jerarquías, ello no inhibe que las cabezas no sean investigadas, acusadas y condenadas. Lo que es impropio, es que los pies le ordenen a la cabeza lo que debe de hacer, en una suerte del mundo al revés, donde a río revuelto ganancia de mafias.

Saquen sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s