Recuperación de China en “V” está por verse. Desglobalizando la economía mundial

Una recuperación en V solo será posible si eliminan el Corona Virus al cien por ciento. No estamos ante el MERS o el SARS que fueron controlados raudamente; gracias a que ambos solo contagian cuando las personas están con los síntomas; por ello el corte fue raudo y la recuperación económica se dio en V.

El Covid 19 se contagia más fácil que la gripe, ¿pandemia en camino?

Vacuna en ciernes: ¨La farmacéutica estadounidense Moderna (NASDAQ:MRNA) se dispara en Wall Street tras informar ayer de que acaba de lanzar el primer lote de ARNm-1273, su vacuna experimental contra el nuevo coronavirus, para comenzar su ensayo clínico en humanos” (Fuente Investing)

Mucho me temo que a pesar de que dicha vacuna se apruebe en tiempo record; su producción llegará rauda en términos sanitarios, minimizando pérdidas humanas.

El impacto a la economía pondría en serias dudas un restablecimiento en “V” del Dragón Chino, aunado a una posible pandemia, una que enfermara otras economías, haciendo aún más difícil una recuperación económica; junto a la guerra comercial de EEUU versus China, precipitarán de grado fuerza la desglobalización de la economía; en circuitos o matrices económicas supletorias, sub dividiendo una economía globalizada con otras interconectadas, buscando independencia en las cadenas de valor.

Saquen ustedes sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Señor Presidente, Señor Premier, dejen de cojudear al Perú.

Vizcarra quiere presuroso se instale el nuevo Congreso, necesita a gritos a quien confrontar, le es imperativo de grado fuerza tener a su nuevo costal de arena, mientras ello sucede el telón de la verdad se cierne vertiginosamente.

Vizcarra empieza a caer hecho pedazos como las Torres de Babel; el cojudeo no da para más; al Perú lo han estafado de la forma más vil e inimaginable, donde el Premier nos pide que hagamos a un lado el tema del gasoducto; él es quien firmó la autorización de la venta de la represa de Chaglla, para luego ser el mismo quien firme la orden, para que se le entregue a semejante organización criminal, la cantidad de 524 millones de soles.

Todo este road show a cambio de aportes de campaña, es decir casi nada de nada, mientras que los criminales se han forrado los bolsillos con groseras sobrevaloraciones, los verdaderos delincuentes son colaboradores eficaces, sean personas naturales o jurídicas; que tal yuca la que le han metido al Pueblo Peruano.

Mientras ello sucede Cecilia Valenzuela sale en una entrevista en RPP, en ella manifestó que el Perú debería de llegar a un acuerdo sobre el gasoducto, a cambio de recibir el 25%, ¿el otro 75% se lo lleva Odebrecht.?

Se pretende vender la idea de la necesidad de negociar con Odebrecht, para que Cofide recupere sus acreencias con la citada empresa.. El Gasoducto no se entrega ni se negocia, usar la pantomima de que están defendiendo los intereses del Estado Peruano a nombre de Cofide, es una concha acústica monumental.

Hay demasiadas variables que se han jugado mal, ex profesamente para beneficiar a Odebrecht en este arbitraje; en la realidad son dos que dan la friolera suma de 3,100 millones de dólares, esto no aguanta más.

Vizcarra con su Premier Zeballos sigue haciendo populismo puro, a la fecha estamos enfrascados en la mascarada de restringir la seguridad tanto al Congreso como al Ejecutivo, y demás estamentos del Estado Peruano; como si la raíz de la inseguridad ciudadana estuviese centrada, en propuestas de orden popular a cambio de ganar puntos en las encuestas.

La realidad es que Vizcarra no tiene ni la más somera idea de cómo solucionar el problema de la inseguridad ciudadana; no se trata de mayor cantidad de efectivos por cuadrante, se trata de ser eficaz al determinar las zonas de alta peligrosidad, con la finalidad de mostrar resultados certeros.

El eterno y constante divorcio, entre nuestras fuerzas del orden y un Poder Judicial que deja libre a los delincuentes; hace de todo este escenario un verdadero despelote, uno que no tiene solución, la magia no existe. Venimos de gobierno a gobierno hablando de los mismos temas, hay soluciones pero todo necesita inversión, preparación y tiempo; acá venimos girando en un círculo vicioso que se agrava año a año.

Nuestras FAA no son las llamadas a ejercer dicho control, están preparadas para funciones distintas; lo que sí es posible es crear unidades de policía militar, donde el entrenamiento y preparación pre existente será potencializado; solo así podría pensarse en hacer uso de nuestra FAA. Insisto las soluciones radicales, de la noche a la mañana no existen.

Este gobierno ha degenerado en uno de gánsteres, producto de la putrefacción del sistema, debe de ser fiscalizado con la finalidad de salvaguardar los intereses del Perú, donde los criminales más grandes de la historia se siguen levantando al Perú en peso; cual rescate de Atahualpa con su peso en oro, a manos de las Consorciadas y Club de la Construcción.

Ignoro cómo es que teniendo un contrato con cláusula anti corrupción, en el caso del gasoducto, se haya escogido un camino diferente, con la agravante de poder perder ambos arbitrajes.

El Ministro Zeballos ebrio de poder, a la larga las rejas estarán cercanas; ni que decir de nuestro actual jefe de gobierno Vizcarra, quien desconoce el artículo 110 de la Constitución: El Presidente de la República es el jefe de Estado y personifica a la nación.

Vizcarra nos quiere vender la autonomía de poderes en materia de asuntos de estado, donde miles de miles de millones de dólares, no pueden ser ajenos a la cabeza del Estado; caso contrario cada quien haría lo que le venga en gana.

Un ex procurador no apto y un par de fiscales cuyo accionar rozan la ilegalidad, ¿hasta cuándo nos seguirán agarrando de tarados? llego la hora de despertar o seguirán adormecidos por el populista más grande de la historia del Perú.

Saquen ustedes sus propias conclusiones, hasta la próxima.

El Perú es gobernado por una corrupción, que ha hecho metástasis.

El Perú viene siendo gobernado por gangnsters; nadie es contrario a la lucha contra la corrupción, otro asunto es que al Perú entero lo agarren de tarados. La crisis ministerial cuyo efecto en dominó la provocó el ex Procurador Ramírez; su efecto fue un verdadero tsunami uno en cascada. Otro escándalo más de la organización criminal liderada por Odebrecht, quienes desde hace años dirigen la partitura, del mayor robo de la historia al pueblo peruano.

La nueva Ministra de Energía y Minas  Susana Vilca, ex funcionaria durante el gobierno de Humala, la cual renunció en el 2012 por haber sido propietaria de concesiones mineras no declaradas; es un claro aviso de quien se convertiría en el enlace perfecto para favorecer a Odebrecht.

Se esgrime que se trata de un refresco de rostros, una inyección de nueva sangre en los ministerios, lo cierto es que todo este terremoto lo ha ocasionado Odebrecht; donde el presidente Vizcarra sale hipócritamente a decir, que lidera la lucha contra la corrupción, junto a fiscales no aptos. Somos testigos de la caída de una porción de la mafia, a manos del poder turno, uno que encarna las múltiples caras de semejante hampa, camorra enquistada en el poder de turno.

Vivimos tiempos donde la corrupción es la regla, y la excepción es el robo; la corrupción es transversal de la cabeza a los pies, toca cada uno de estamentos de todos los poderes del estado; así como unos empresarios delincuentes.

G&M llega a un acuerdo extra judicial en los EEUU, por la suma de 20 millones de dólares, a favor de accionistas en el extranjero, sin embargo a los nacionales y al estado peruano no se le repone un centavo. Por el contrario todo se ha realizado y construido para que se paguen propinas. Mientras que sus accionistas se ríen a carcajadas con el cuento de la colaboración eficaz, tanto natural como jurídica.

No hay juicios orales que permitan dictar sentencias; lo que nos deja con las prisiones preventivas, en algunos casos justificadas, en otros un claro abuso contra el adversario político. No entiendo cómo Vizcarra puede tener 63% de aceptación; en momentos donde su gobierno se encuentra cuestionado, donde Odebrecht hace lo que le viene en gana.

Los peruanos tienen vocación de masoquistas, – más nos roban más aplauden – el manejo escandaloso de cómo se han conducido los multimillonarios robos; lindan con la vejación más profunda a la ignorancia de un pueblo; es el culmen de la degeneración del sistema, por el sistema y con el sistema.

Vizcarra vuelve a afirmar que la economía este 2020 será mejor que el 2019, ahí el tiempo le dará tremenda bofetada. La cancelación de embarques de pesca, productos agrícolas con destino a puertos chinos; harán mella en un sector que aunque pequeño es generador de mano de obra.

La contracción de la economía China se hará sentir, en las materias primas mineras, esperemos se trate de un bache en la economía mundial; uno que descuadra cualquier proyección del PBI al 2020. Las próximas dos semanas serán trascendentales para calcular el impacto en la economía mundial.

Vizcarra cual narrador del cuento de la lechera, nos vende fábula tras fábula, hasta que el porongo se caiga el despertar a una realidad que sera altamente explosiva y peligrosa.

Saquen ustedes sus propias conclusiones, a rezar porque lo que se nos viene, será de correr.

Economía China arrastrará la peruana.

La eficiencia de la economía China, se constituye en una multiplicidad de engranajes dentro de su industria. Al paralizar su economía más allá del año nuevo chino; toda la cadena de producción se verá seriamente afectada, ralentizando la misma. Las cuarentenas continúan, las que se van a prolongar; lo que dificultará al extremo, reiniciar los principales motores económicos del Dragón Chino.

Situación más que preocupante; una que pegará fortísimamente a nuestra economía, y mientras ello sucede, la prensa engaña al pueblo peruano, el despertar será duro y violento.

Las cuarentenas continúan, las que se van a prolongar; lo que dificultará al extremo reiniciar los principales motores económicos del Dragón Chino, situación más que preocupante, donde la calificadora de riesgo Standard & Poor’s, hace un recorte de 5.7% a 5% del PIB chino para este 2020.

El Perú se va quedando sin oportunidad alguna; con una China en cuidados intensivos, y nosotros con una economía paralizada; por desdén, por ladrones, por inescrupulosos, cada quien vela por sus intereses, los egoísmos, los anti valores, son el pan de cada día. El engaño de una prensa con olor a multitud hundirá al Perú, y no habrá nada ni nadie que lo pueda evitar; será necesario sumergirnos en el fracaso, la incertidumbre, la violencia para caer en el remolino de un verdadero hoyo negro, antes de ver la luz del día.

Espero el Perú despierte de este letargo, del adormecimiento de un pueblo mil veces engañado.

La prensa tiene una responsabilidad sin parangón, la factura a pagar será demasiado grande ¿cómo pasar inadvertidas las consecuencias de sus actos? las cuales nos encaminan a la destrucción de todo lo andado, incluidos los medios de comunicación en primera línea a caer, hasta la próxima.

¿Qué pretende semejante organización criminal, con un estado acaso cómplice?

Odebrecht nos demanda ante el CIADI como arma de chantaje; se trataría de una artimaña para ser ellos, los que retomen el nuevo contrato de la construcción del Gasoducto del Sur; o hacer uso de alguna empresa testaferra. También podrían buscar negociar, la venta del resto de sus activos en el Perú, como el porcentaje accionario en Rutas de Lima y otros en Olmos. Estos criminales buscarán sacar ventaja contra un equipo fiscal, que se les escapan los elefantes por la puerta de un ascensor.

Hace años se debió aplicar la cláusula anti corrupción; fue el estado quien resolvió el contrato sin aplicar dicha cláusula; la posibilidad de invocarla a la fecha ¿no existiría más? Lo cierto es que los abogados saben legalizar los robos, todos en un conciliábulo extremo, con la ingeniería del proyecto groseramente sobrevalorada. Mafia que busca sacar ventaja, con la finalidad de obligar a un equipo de ineptos, a negociar donde debiese ser a la inversa; el Perú debería tenerlos agarrados de los mellizos, y no a la inversa.

El acuerdo de colaboración eficaz, es imprescindible sea de conocimiento púbico; transparentar este secreto de estado, no afecta un ápice al mencionado acuerdo, tampoco a los procesos judiciales en marcha, donde la información de Odebrecht solo ha servido para pescar tramboyos. .

Insisto otra treta sería buscar, que otra empresa termine el gasoducto, la cual sería testaferra de Odebrecht. Los testaferros empresariales existen; ellos quieren recuperar su dinero, a como de lugar; chantajeando a un grupo de ineptos; el estado no ha defendido los intereses del Perú como Dios manda. Pensar que Odebrecht pudiese continuar o participar en  la construcción del gasoducto del sur, es demencial, gansteril, delincuencial y totalmente inaceptable.

En un escenario donde no existen, las reservas de gas necesarias, para sacar semejante proyecto; uno que debiese ir acompañado con una petroquímica, lo que se resume en una fantasía; una donde la continuidad del mismo, es y será otro gran negociado; un nuevo elefante blanco, con contratos nada santos, donde el dolo es la regla y la excepción el robo.

Será el pueblo quien pague por un gas inexisistente, donde nuestra energía hidráulica ha sido postergada, para favorecer proyectos delincuenciales, hasta la próxima.

Odebrecht roba de manos de autoridades incapaces, y sabe Dios que más.

En cualquier acuerdo de colaboración se pone una cláusula de cajón, donde la empresa hace renuncia de cualquier demanda al estado peruano. Dicha cláusula no existe; lo que acontece es tremenda burla al pueblo peruano, de un acuerdo que es secreto de estado; uno que nadie conoce, lo cual marcaría el derrotero de la mayor estafa a la nación.

Nos demandan por 1,200 millones de dólares, Enagas hace lo mismo por 1,089 millones de dólares. Lo cierto es que se le permitió a Odebrecht, la venta de la hidroeléctria de Chaglla por 1,600 millones de dólares, a la empresa China Tres Gargantas; empresa que se beneficiará de un contrato doloso; es decir el dolo se permuta, se oficializa legalmente. No contentos con ello, el procurador Ramírez con los súper héroes Vela y Domingo Pérez, se zurran en lo dicho por la jueza, quien homologo el acuerdo. Los pagos no procedían por tener investigaciones en curso, sin embargo la procuraduría hizo caso omiso, pudiendo apelar el pedido de la fiscalía, decidió favorecer a Odebrecht, al devolverle 524 millones de soles a cambio de nada. De un acuerdo de colaboración eficaz, que por enésima vez repito nadie conoce.

El Perú pudo denunciar el contrado del Gasoducto tomando la delantera, basados en la cláusula anti corrupción, de esa forma nos evitábamos asumir el gasto, de mantener los tubos del Gasoducto cuyo costo es de 400 millones de soles.

Como podemos advertir, al Perú lo han clavado de forma escandalosa, ello no habría sido posible, sin la participación de una prensa; que por defender a sus patrones, donde la ex G&M sale con desparpajo a pedir perdón; nos han visto la cara de tarados a todos los peruanos; medios que han manejado inescrupulosamente la mente de la gente, sembrando cortinas de humo con el único objetivo de favorecer a tremenda organización criminal, Odebrecht Brasil y Odebrecht Perú.

Mientras esto sucede, las empresas involucradas son colaboradores eficaces, al igual que sus accionistas, todos frescos como verdaderas lechugas; una estafa, fraude, engaño perpetrado desde el Estado y con el Estado. Se usan los contratos para legalizar el dolo, fraude, engaño. Todo es un vulgar latrocinio, de manos de un Ejecutivo cómplice, con la ayuda de una prensa servil, una prostituta en todos sus extremos; donde ONGS extranjeras dictan la pautas en canales de televisión. Mientras el show continua; es muy probable que Villarán salga libre, está por verse su Habeas Corpus, tiene derecho a llevar su proceso en libertad, donde esperemos el juicio oral no demore una eternidad, su culpabilidad es indiscutible.

Castañeda enfrenta 36 meses de prisión preventiva, calificado como organización criminal; en el caso de Susana Villarán no está tipificada como tal; sus compinches o allegados bien gracias; Augusto Rey, Anel Towsend, Maritza Glave, la lista sigue, todos pasan piola; Susana de la Puente citada por la fiscalía, se encuentra en Londres quien está por encima de la ley, que buena ostra.

Toda esta jauría de delincuentes de personas naturales y jurídicas, empezando por  Graña & Montero, seguidos de JJ&Camet, ICCGSA, Obrainsa y club de la construcción; todos libres de polvo y paja, solo se necesita ser colaborador eficaz como persona natural; a renglón seguido usar la nueva figura legal, de colaborador eficaz como persona jurídica; la estrategia insultante de Graña & Montero, de salir a pedir perdón es inaceptable; no hagan olas que nos han clavado y lo siguen haciendo una y otra vez.

Ejecutivo, Procuradores, Fiscales, no nos  defiendan, que manera de traicionar al Perú; es indignante, denigrante la forma en cómo nos han tomado el pelo; donde el libreto es solo uno, adormecer la conciencia de la gente, hoy buscaran lavarse las manos con sendos titulares; que viva la farra de más de 25,000 millones de dólares en sobrevaloraciones, nadie nos devuelve nada, y el Perú paga de rodillas a los delincuentes, con un acuerdo infame por decir lo menos.

Saquen sus conclusiones, las cuales se caen de maduras, nos han estafado por todos lados, hasta la próxima.

Perdón y olvido sin devolver lo sobrevalorado, es una afrenta al Pueblo Peruano.

Graña & Montero no se llamaría más como tal, su razón social sería cambiada, los accionistas que delinquieron no forman parte de la actual empresa. Sale un spot en televisión dando la explicación que antecede, pidiendo perdón al pueblo peruano, usan como escudo a sus 15,000 trabajadores; quienes no tienen culpa alguna, de que las cabezas fueran una gavilla de delincuentes.

Lo cierto es que estamos ante una lavada de cara; grosero maquillaje, donde nadie le devuelve al Perú lo sobrevalorado; las reparaciones civiles prometen ser nimias, copiando la misma estrategia de Odebrecht; primero fue la empresa brasileña, hoy son las principales consorciadas, quienes han lucrado a sus anchas durante décadas, claman perdón y olvido.

Resulta claro y evidente, que así como Odebrecht tuvo su acuerdo de colaboración eficaz; uno que le ha permitido vender todos sus activos, para hacer frente a pagos en el extranjero; el Perú sigue siendo vilmente saqueado, a vista y paciencia del pueblo peruano.

Hoy las consorciadas son colaboradores eficaces, así como sus principales accionistas se escudan en dicha figura legal; colaboradores que no aportan nada nuevo y sustancial, salvo negociar su pellejo, para no irse presos a cambio de pura peladilla, o lo que es más grave a cambio de nada.

Hay que tener una conciencia muy grande, para salir en TV a pedir perdón, cuando al Perú nadie le resarce lo sobrevalorado, la estrategia de Odebrecht Brasil y Odebrecht Perú es la misma historia, son el poder tras el poder, despierta peruano ¿Cuántas veces necesitamos ser saqueados, violados para sentir indignación?

Ellos manejan los hilos de las mentes de la gente cual marionetas; tocan la sinfonía que los poderosos ordenan, a una prensa sin moral. Nos mecen cual encantadores de serpientes; una sola música, una sola estrategia impositiva, efectiva en todos sus extremos. Resulta inexplicable que el pueblo no reaccione, ante la evidencia de estar siendo asaltados, a cambio de un circo mediático sin precedentes. La finalidad es lavarse las manos, insolencia extrema una que indigna.

El Perú necesita al flautista de Hamelín, como el cazador de ratas; cansa luchar contra un pueblo que goza de ser violado, violentado, robado una y otra vez. Los grandes intereses nos hacen bailar, el vals del perdón y el olvido, de ratas de alcantarilla.

 

Perdón y olvido sin devolver lo sobrevalorado, es una afrenta al Pueblo Peruano.

Graña & Montero no se llamaría más como tal, su razón social sería cambiada, los accionistas que delinquieron no forman parte de la actual empresa. Sale un spot en televisión dando la explicación que antecede, pidiendo perdón al pueblo peruano, usan como escudo a sus 15,000 trabajadores; quienes no tienen culpa alguna, de que las cabezas sean una gavilla de delincuentes.

Lo cierto es que estamos ante una lavada de cara, donde nadie le devuelve al Perú lo sobrevalorado; las reparaciones civiles prometen ser nimias, copiando la misma estrategia de Odebrecht; primero fue la empresa brasileña, hoy son las principales consorciadas, quienes han lucrado a sus anchas durante décadas, claman perdón y olvido.

Resulta claro y evidente, que así como Odebrecht tuvo su acuerdo de colaboración eficaz; uno que le ha permitido vender todos sus activos, para hacer frente a pagos en el extranjero; el Perú sigue siendo vilmente saqueado, a vista y paciencia del pueblo peruano.

Hoy las consorciadas son colaboradores eficaces, así como sus principales accionistas se escudan en dicha figura legal; colaboradores que no aportan nada nuevo y sustancial, salvo negociar su pellejo, para no irse presos a cambio de pura peladilla, o lo que es más grave a cambio de nada.

Hay que tener una concha muy grande, para salir en TV a pedir perdón, cuando al Perú nadie le resarce lo sobrevalorado, la estrategia de Odebrecht Brasil y Odebrecht Perú es la misma historia, son el poder tras el poder.

Ellos manejan los hilos de las mentes de la gente cual marionetas; tocan la sinfonía que los poderosos ordenan, a una prensa sin moral. Nos mecen cual encantadores de serpientes; una sola música, una sola estrategia impositiva, efectiva en todos sus extremos. Resulta inexplicable que el pueblo no reaccione, ante la evidencia de estar siendo asaltados, a cambio de un circo mediático sin precedentes. La finalidad es lavarse las manos, insolencia extrema una que indigna.

El Perú necesita al flautista de Hamelín, como el cazador de ratas; cansa luchar contra un pueblo que goza de ser violado, violentado, robado una y otra vez. Los grandes intereses nos hacen bailar, el vals del perdón y el olvido, de ratas de alcantarilla.

 

Las empresas corruptas, ¿cuándo serán allanadas o tienen corona, señores fiscales?.

José Domingo Pérez vuelve allanar el local de Fuerza Popular, pareciera ser un abuso, sin embargo si la ley lo faculta, no queda otra que comerse el sapo;  Fuerza Popular también está en problemas por no haber sido transparentes, explicar la verdad era negocio, entender la mentira tremenda incongruencia.

Simular aportes de campaña para evitar la multimillonaria multa, que habrían tenido que pagar a la ONPE, se ha constituido en la peor pesadilla, de Keiko Fujimori y Fuerza Popular. Cada quien labra su destino preso de sus errores, con una defensa y una defendida, que han metido la pata, solo necesitaban la verdad a secas.

Vela y JDP no piden al Poder Judicial, allanar las oficinas de Odebrecht, G&M, JJ&Camet, ICCGSA; acá hay tremenda mafia, una que se la está llevando gratis y para concha en libertad; los mal llamados colaboradores eficaces, manga de sinvergüenzas; mafia que digita y determina a quien golpear, de boca de mercenarios comunicacionales, quienes nos hacen bailar al ritmo de tremenda mafia. El Perú entero desconoce el texto, del acuerdo de colaboración eficaz.

Somos testigos de un spot de televisión donde Graña & Montero, nos precisa que no cuenta más con los accionistas que delinquieron, por ende la razón social será otra, piden perdón al pueblo peruano. La única respuesta digna es que los peruanos, no toleramemos tremenda lavada de cara. Delincuentes no son sus 15,000 trabajadores; gansters son quienes quieren vía un spot de perdón y cambio de razón social, el borrón y cuenta nueva más escandaloso de nuestra historia.

No puedo dejar de mencionar al entorno de Villarán, a quienes no tocan ni con el pétalo de una rosa, todos amigos de ONG extranjeras, que en realidad defienden a la mafia; detentan un poder mayúsculo de manos de una prensa mercenaria e irresponsable.

Observo una clara rebeldía de los estamentos de poder, de quienes ejercen  funciones de rango inferior a sus superiores; los fiscales superiores se zurran en los supremos; hecho que se traslada a nuestro poder judicial. Se ha perdido la autonomía de un poder del Estado, que ha sido tomado por asalto para hacer justicia a su manera, o atreverse incluso, en hacer quedar en ridículo al Tribunal Constitucional.

La corrupción se ha mimetizado en el sistema de la cabeza a los  pies, ello explica porque quien es de rango inferior, le falta el respeto a su superior; los poderes del estado deben respetar sus jerarquías, ello no inhibe que las cabezas no sean investigadas, acusadas y condenadas. Lo que es impropio, es que los pies le ordenen a la cabeza lo que debe de hacer, en una suerte del mundo al revés, donde a río revuelto ganancia de mafias.

Saquen sus propias conclusiones, hasta la próxima.