Vizcarra es populismo puro, guerra avisada si mata minería.

Guerra avisada si mata minería, se ha ratificado el permiso de construcción a Tía María, Vizcarra lo otorgó en un inicio a sabiendas de generar descontento social en el Sur, uno que no se hizo esperar, arremetió contra proyectos como Quellaveco y las Bambas, este último en pleno funcionamiento, con un corredor minero cien por ciento anti técnico.

Las Bambas hallará paz, cuando se haga el mineroducto y el ferrocarril correspondiente, uno que permitiría solucionar el gran cinturón minero de Apurímac, donde la conflictividad es de convivencia y no de rechazo.

Hoy se echa gasolina al fuego, una que se extenderá rauda sobre el resto de nuestra minería, es parte del esquema de destrucción del sistema, enardeciendo las desigualdades sociales. En consecuencia atacaran con fuerza proyectos, y yacimientos en funcionamiento.

El objetivo será una nueva Ley General de Minería, una necesaria que necesita ajustes, sin embargo su esencia debe mantenerse, si se busca un repartición más justa del mercado, el Estado debe planificar junto a las grandes empresas mineras, programas que impliquen un Up Grade industrial a pie de puerto, para garantizar mayores plazas de trabajo, y acumular ingresos logrando el tan anhelado made in Perú.

En todo este sancochado, Vizcarra anuncia su plan de gobierno, se vende la idea que la seguridad social se puede dar vía decreto de urgencia, dar SIS a todos los peruanos, cuando es un sistema que está colapsado, no hay forma que por decreto la gente logre la tan anhelada salud, se necesita tiempo y recursos bien gastados, en los pilares de servicios como lo son salud y educación.

Se anuncia el alza del sueldo mínimo, es cierto ¿quién puede vivir con semejante miseria?  hay que generar riqueza para poder asumir gastos a perpetuidad. Me pregunto si Vizcarra lucha contra la corrupción ¿Por qué  no se le ha embargado un solo bien o maquinaria a Odebrecht, Graña & Montero, JJ & Camet, ICCGSA y todo el resto del club de ladrones de la construcción? El único y gran beneficiado ha sido y es Odebrecht; hay que ser imbéciles para no darse cuenta, de la tremenda estafa al pueblo peruano.

Resulta fácil girar dinero de las arcas, y endeudar al país favoreciendo organizaciones criminales, que cuentan con el apoyo del Estado Peruano, autoridades que en nombre de la justicia, han entregado y entregan el trasero de todos los peruanos.

Vizcarra hace populismo, en una cornisa no solo peligrosa, es una que está literalmente en el aire, la Prensa no informa la realidad del País, solo aviva odios y enfrentamientos, los que no piense igual que Vizcarra son delincuentes. Mientras este manto de corrupción perenne, se cierne sobre nuestra patria, el camino al infierno está garantizado, las economías no crecen por decretos de urgencia.

El Perú está jodido por su clase política, autoridades y empresarios corruptos, los paganos al final del día  seremos los mismos de siempre, del 2021 hacia adelante me reafirmo en mis análisis. El Perú estará sobre lava hirviente, quienes hoy apañan tremendo despropósito, recostados en el poder tras el poder, verán que el infierno también llegara para ellos.

Que manera demencial de jugar con los destinos del Perú, asegurando un apocalipsis al doblar la esquina; aunque  el BCR, MEF y múltiples titulares digan lo contrario. La economía es una sola, hay axiomas y/o principios que no podrán ser burlados.

No tienen como pisar el acelerador, y destrabar una multiplicidad de conflictividad social, que explotará como un volcán en erupción; donde la informalidad se incrementará, convirtiéndose en una válvula de escape, una que de ninguna manera generará desarrollo, el camino a la miseria está asegurado.

Quien tenga oídos que escuche, quien tenga ojos que vea, lo espeluznante es que caeremos en manos de un modelo destructivo, uno que gobierna con el narcotráfico, como en Venezuela, Bolivia y más

Guerra avisada si mata minería, populismo puro destrucción de sueños y futuro, agárrense fuerte porque lo que se viene, será de temer.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Economía con rostro humano, Minería & Agricultura motores al desarrollo.

Cuando los actores de la economía y la sociedad caminan en cuerdas separadas, cuando nos hemos acostumbrado a modelos altamente mercantilistas, cuando vivimos un neoliberalismo sin rostro humano, la resultante será una bomba en el camino. Nos encontramos en un círculo que siendo virtuoso, termina convirtiéndose en otro pernicioso, los modelos económicos llevados a los extremos, con el correr de los años corren a la vereda de enfrente, es allí donde renacen las izquierdas populistas.

Izquierdas que  haciendo uso de los errores de un modelo económico, al cual le falta aprender a compartir;  ello no significa pensar en ser beneficencia de nadie, mucho trabajo riqueza, poco trabajo pobreza, lo que resulta contradictorio es trabajar mucho, y seguir sumidos en la ignorancia, pobreza, informalidad e ilegalidad.

Southern expresa su voluntad de postergar Tía María al año 2024, la verdad de las cosas es que si hoy 2019 hacer minería en proyectos de conflicto de rechazo, es de por sí un imposible; para esas fechas las posibilidades de Tía María serán cero. Proyecto que por ambición o capricho, dañe la totalidad de la minería, debe ser abandonado.

Voy a poner un ejemplo de cómo generar riqueza, cómo enfrentaría el tema Tía María, Southern debería de dejar sus viejas prácticas, donde cree que pasando un spot televisivo, hablando de los beneficios de Valle Lindo, ayuda a limpiar canales de regadíos de una extensión de 4 Km, más una losa deportiva; debería dar vergüenza ajena semejante spot, ¿con quienes cree que trata Southern? imagino con la ignorancia de la gente, y sus necesidades.

Soy honesto, es una afrenta al pueblo peruano y los más humildes.

Desarrollo el punto: Southern debería concentrarse cien por ciento en los Chancas en Apurímac, dejando de lado Michiquillay; la población desconoce que este yacimiento en la mayoría de su extensión son cobres arsenicales, lo que lo convierte en un proyecto no rentable, salvo exploten solo la zona de cobre limpio.

Le he escuchado a Roque Benavides un proyecto ambicioso, unir Conga, Michiquillay y Galeno, estos dos últimos de alto contenido de arsénico. Buenaventura ha desarrollado un proceso vía hidro metalurgia, que permite romper la molécula del arsénico y obtener cobre limpio, haciendo rentable la operación.

Lo cierto es que el proceso empleado, se inicia en un medio altamente ácido, lo que en condiciones actuales lo hace inviable; existe una oposición a ultranza contra la metalurgia tradicional, esta nueva innovación de talla mundial, no verá la luz del día; no con las condiciones tan exigentes de hacer minería. La protección de los ecosistemas van en incremento, si a ello se le añade convulsión social e ignorancia, la resultante es que los mineros seguirán soñando con el cuento de la lechera, el porongo se cae y se acabó el sueño.

Muchos por carecer de conocimientos mineros, metalurgia no van a entender mucho. Lo que si quiero dejar en claro, es que todos aquellos proyectos, que Pro Inversión señale como aprobados con altos contenidos de arsénico no verán la luz del día.

Toromocho es el único proyecto que trabaja cobres arsenicales, con su ampliación buscan zonas de cobres limpios, los mezclan para obtener concentrados con bajo contenido de arsénico; luego son exportados a China. Donde son tratados por piro metalurgia en hornos de alta gama, donde a pesar de dicha tecnología es mil veces contaminante, por ello Toromocho paga penalidades altísimas, ¿Por qué Toromocho hace lo que hace? solo responderé ese es un entripado Chino.

Retomando el tema, Southern debería conversar con el Estado Peruano, planteando otra forma de hacer minería, una que a la fecha de conflictos de rechazo, pudiese pasar a conflictos de convivencia. Dejado de lado Tía María y centrados en los Chancas, debería poner sobre el tapete, junto con alguna otra CIA minera, podría ser Cerro Verde también de Arequipa, la siguiente propuesta:

Señores del gobierno, hagamos de las tierras del valle del Tambo que hoy producen 90 millones de soles precio en chacra, convirtámoslo en un modelo ejemplar de productividad, donde fácilmente dicha cifra se puede quintuplicar, para ello el Estado tendría que desembolsar 20 millones de dólares y las compañías mineras 10 millones más, (cifras de inversión que se tienen que adecuar por expertos).

Los empresarios dirán, nosotros no somos beneficencia pública, añadirán somos mineros y no agricultores; lo cierto es que el Estado puede ofrecerles, en su próxima inversión en los Chancas, (donde el problema es convivencia) un modelo de obras por impuestos.

Donde la asesoría y manejo empresarial estaría garantizado, la idea es que el Estado también cobre lo que eternamente desembolsa, y nunca retorna a las arcas del Estado. Por lo expuesto no se trata de regalar nada, el objetivo es el de proporcionar los medios, garantizar el desarrollo económico social, con educación, tecnología y mayores plazas de empleo.

Las mineras hoy odiadas, empezarían a ser vistas con nuevos ojos, confieso que si fuese el dueño de Southern, esos 10 millones de dólares ni los cobro, es más si el agricultor hace minería, ¿por qué el minero no pone su cota haciendo una agricultura rentable para sus bolsillos? Ello se llama sabiduría, una que permita sembrar para hacer de la minería y la agricultura, actividades hermanadas generadoras de desarrollo, haciendo de los conflictos explosivos la mayor oportunidad al desarrollo.

De nuestra economía solo decir, si queremos salir del infierno a donde vamos, ello se logrará vía la cadena de valor, con tratados internacionales e inversión de las grandes empresas. La versión miope de nuestra casta empresarial, una que hace millones pudiendo generar mil veces más, le deja dicho espacio al narcotráfico, un enemigo que se apodera de todo.

¿Será posible el milagro peruano?, como están las cosas y hacia donde nos dirigimos, copados por la droga, ilegalidad e informalidad; con gente incompetente en las riendas del poder. Con un empresariado que mira y miró de costado, cuando Odebrecht se levantaba y se levanta al Perú en peso; no existe voluntad de cambio, no se conoce la palabra compartir, dando educación y salud. Nadie quiere dádivas, con que no se robarán los ahorros de la familia, echen pluma.

Lo ocurrido es un saqueo del Estado Brasileño al Estado Peruano, con soluciones a favor de todos los delincuentes, al pueblo peruano solo le queda el show de las guaripoleras, pobre mi Perú.

Mucho me temo que la incapacidad actual, convertida en hambre de hacer dinero fácil a raudales, con modelos económicos trasnochados. Construir aeropuertos como el de Chinchero donde jamás aterrizará un vuelo procedente de Europa, o refinerías como Talara, el Perú no tiene solución viable.

Es lamentable, la corrupción es dueña de su propia corrupción, una cuya estrategia es quedarse a perpetuidad; si antes el reparto era entre pocos con las desigualdades existentes, el modelo que se avecina será de nuevos ricos, que destruirán la Patria, donde nuestras gloriosas FAA empezarían a pasar por caja, FAA que de impolutas no tienen un ápice.

Es muy triste plantear soluciones y no encontrar eco. El egoísmo, la ambición y el poder nos llevará al peor de los infiernos, están notificados.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Estatismo & subsidios, receta del pasado, fracaso total. Presidente Vizcarra escoja el camino correcto.

La realidad que vivimos nos está conduciendo a retrocesos que a la postre serán de llanto en materia económica, los que dieron oportunidad a una nueva clase media, una que salió de la pobreza, una que no desea volver a ella. El fondo de toda esta coyuntura de un enfrentamiento nada sano, seremos el integro de los peruanos los que pagaremos la factura al final de la jornada.

Acá no importa si se trata de Fuerza Popular, PPK, el pa pe pi po pu, Vizcarra tiene que entender que enrumbar hacia un modelo estatista y subsidiario como políticas de Estado, será caer en el fracaso del pasado, políticas trasnochadas que jamás dieron bienestar a la Patria.

Lamentablemente de la bonanza vino el robo, el contubernio, el haber sido totalmente prostituidos por Odebrecht Brasil, su socia peruana Consorciadas, Club de la Construcción, demasiado dinero en juego; lo suficiente para mandar al cuerno, una economía que no tiene como agarrar vuelo. La caída es en barrena, cualquier esfuerzo será como avizoro en los principales titulares del diario Gestión, una vuelta al pasado donde no debemos regresar.

A estas alturas el Tribunal Constitucional es el menor de los problemas. La concentración de poder se ha logrado gracias a la prensa nacional, lo que me lleva a preguntarme, ¿cree la Prensa que sus acciones no les pasarán factura? El Perú anda convulsionado, cada conflicto social es y será usado para llegar al poder, el problema está en no regresar al pasado con recetas fallidas, cien por ciento populistas que serán la maldición del pueblo Peruano.

Un pueblo mil veces engañado, en un escenario donde el desorden gobierna, con el apoyo de unas FAA irresponsables, nos irán conduciendo más allá del infierno. Todo ello es consecuencia, de la amoralidad, los anti valores, los egoísmos, mafias enquistadas en todos los poderes del Estado, donde se nos quiere vender la ilusión que la lucha contra la corrupción ha triunfado, nada más lejano de la verdad, porque la corrupción está en ambas caras de una misma moneda y mucho más.

El Perú está de regreso a un modelo de Estado empresario con subsidios populares, Petroperú hará pozos petroleros, construirán como obra cien por ciento pública, la Línea 3 y 4 dizque para ahorrarse 25% en los costos, para luego licitarla al nuevo operador. Lo cierto es que se está cambiando un modelo corrompido, por uno fallido que será un millón de veces más corrupto que el actual. Nuestra economía se desangrará, cada una de mis afirmaciones son titulares que no los he inventado, se plantea dar por decreto de urgencia, seguro del SIS a 4 millones de peruanos, donde se anuncia el subsidio en viviendas sociales.

Toda esta receta, no es otra que lapidar recursos, dar medidas populistas, resulta muy fácil destruir el logró propio dándoselo al vecino, estrategia Cubana. La denominada justicia social, de una economía del pueblo, por y para el pueblo.

Van a convertir el Perú en un desierto, que quedará a manos del narcotráfico de izquierda, con una clase social que apuntala estos postulados, que gusta de vivir como ricos acaudalados, mientras el pobre se muere. Este modelo el Perú lo experimentó en el pasado, toda una receta que fracasó y fracasará de nuevo.

Obviar las opiniones de Moody’s, JPMorgan, Standard&Poor’s, Fitch Rating, resulta escalofriante el Comunismo ha venido para quedarse, una vez que cambien la Constitución en su Capítulo Económico (perfectible por cierto). Los peruanos tenemos que aprender a escoger que clase de Perú queremos, al menos la ruta al progreso no debe ser quebrada, al paso que vamos en unos meses nos bajarán la calificación crediticia, donde no se puede cosechar donde no se sembró.

Del 100% del presupuesto el 80% es gasto corriente, lo que se viene es fácil de vislumbrar, se van a festinar lo que quedan de las Reservas del BCR y endeudarán más el país, quedará de caramelo los dineros de las AFP, para luego concentrar riqueza en un grupo muy pequeño, altamente corrupto; para ello terminarán de corromper a nuestras FAA. El modelo es Castro Cubano es el peligro a contener, el hacia donde vamos es motivo de alarma, espero el Presidente Vizcarra decida ir por el camino correcto, en beneficio de todos los peruanos.

Este desastre lo verán del 2021 hacia adelante, no falta nada, encima le daremos el trasero a Odebrecht de manos de fiscales hoy justicieros, en mi opinión más que villanos, cada quien hace su trabajo para destruir al Perú, pobre mi Nación, pobre juventud, no tienen idea de lo que se nos viene encima.

Tía María debe pasar al congelador para dar paz social a un Perú convulso, cuya confrontación es explotada para llevar al Perú al quinto infierno, Las Bambas tienen que asfaltar esa carretera, como una obra que quedará para tránsito liviano. La solución de raíz es un mineroducto y un ferrocarril que permita, desarrollar el cinturón minero de Apurímac, obviamente ello toma tiempo, el gobierno junto a MMG tendrán que pagar un peaje, por seguir usando un corredor terrestre cien por ciento anti técnico, empecemos por corregir como Dios manda, las soluciones parches no sirven.

El horizonte pinta sombrío, la gente vitorea el cierre del Congreso, el cual no preocuparía si la dirección donde avanzamos es la del desastre, a un mayor atraso, informalidad, ilegalidad y pobreza. Los adinerados no sufren los ladrones se ponen a buen recaudo y la corrupción flota como heces de un lado hacia al otro, estamos notificados.

Saquen, ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones, hasta la próxima.

¿El Partido Popular Cristiano merece renacer, de las manos del Todopoderoso?

El  partido Popular Cristiano  fue severamente castigado por ir en alianza con el APRA con Alan García al frente, buscando emular alianzas europeas, alianzas contra natura para una sociedad peruana que no olvida y castiga.  La resultante fue un verdadero desastre, donde sus dirigentes cometieron ingentes errores, entre ellos la soberbia, el famoso club de amigos, el partido de los mal llamados blanquitos.

Soy testigo de excepción de los errores cometidos, su clásica función bisagra en diferentes Congresos lo llevó a tomar decisiones acertadas y otras a convertirse en agua tibia. Hoy el PPC tiene la oportunidad de renacer de todas las calamidades que han sido objeto, por su propia mano.

Partido cuestionado por Odebrecht, tremenda organización criminal, quienes han realizado una estrategia de  quienes deben ser destruidos, me pregunto ¿estarán a la altura de las circunstancias, de pelear contra semejante organización criminal?, a sabiendas que durante muchos gobiernos olvidaron la C de Cristianos, hasta su lideresa Lourdes Flores podría ser chantajeada, por una fiscalía dirigida por Barata.

Es el único partido el cual se confiesa Cristiano, razón por la cual milite en el mismo, hasta mi renuncia; demasiados enredos, egoísmos por doquier, la división es el arte de destruir valores, cuando el mal anida entra como chofer de combi, arrasa con todo, causa división y destrucción. Demasiados involucrados, todos a favor de intereses personales, sin dar paso a figuras que esgriman valores fundamentales, el Temor de Dios, la Fe, la Humildad ¿estarán a tiempo de recomponer tremendo desastre?

La historia quiso que no fueran participes del presente gobierno, tanto del Ejecutivo como del Legislativo, ambos han llevado al Perú a un infierno, uno que empezaremos a conocer muy pronto, donde el agujero es enorme.

¿Podrá el Todopoderoso darles la victoria, para renacer desde las bases del Cristianismo, de donde jamás debieron apartarse? Si quieren sobrevivir hay que ser probados en el crisol, tener la capacidad de enmendar errores, donde la humildad y la sabiduría serán las mejores consejeras, en una sociedad donde los anti valores prevalecen.

Invoco a dar la oportunidad a un PPC  Cristiano, uno que debe renovarse de la mano del pueblo, población que lo castigó y fustigó en las urnas. Todos invocan al Señor de los Milagros, los Presidentes de turno asisten a Misa en la Nazarenas, todos queriendo pasar por impolutos, creyendo que a Dios se le puede engañar, otros juran ante un crucifijo y una biblia, que más se asemejan a utensilios de cocina, usados para jurar en nombre de Dios.

Espero tengan el arrepentimiento, la conciencia y sabiduría de entender, que enarbolar la C de Cristianos no es cualquier cosa; que el todopoderoso les de ese viento de restauración que necesita nuestra Patria. Es necesario que el PPC sobreviva, no se trata de matarse entre los que buscamos defender lo correcto, no es tiempo de componendas, es momento de la verdad, donde más de un personaje del PPC ha cometido tremendos errores, sin embargo errar no es delinquir.

El futuro de un partido tradicionalmente cristiano, estará en las manos de la gente humilde, pero sobre todas las cosas, en manos de Dios y el enemigo a vencer se llama Odebrecht.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

El Perú en el infierno económico, Odebrecht nos ha saqueado, con sus pares peruanos.

Humala, Nadine y 26 implicados, gozan de libertad de tránsito al extranjero por el caso Gasoducto ¿Será la cercanía de la promoción de Humala en las FAA ante tanta cortesía? donde el TC electo por su gobierno lo sirvió palaciegamente.

En este escenario se lanza la hipótesis siguiente,  Keiko podría ir como candidata al Congreso, en igual sentido lo podría hacer Humala y otros que no tienen sentencia firme, no hay nada que lo impida, el voto popular será su castigo. Mi análisis me dice que Keiko Fujimori sería electa, existe un bolsón duro de un 15 a 20 % que no es poca cosa; sin contar que a mi entender está injustamente presa. Si escribir lo justo y correcto me convierte en fujimorista, cliché usado para destruir a quien se ponga en frente de tremenda mafia, no es un insulto es un halago.

Oponerse a la devolución de 524 millones de soles a Odebrecht por la venta de Chaglla, o salir al frente de lo que sería un escándalo, el que Vizcarra permitiese que Odebrecht y Graña & Montero finalicen la tercera etapa de Chavimochic, vía una adenda a favor de semejante organización criminal, ello señores no es ser fujimorista, ello es ser decente, es tener el coraje de defender al pueblo peruano.

En la actualidad quien gobierna el Perú es Barata, la prensa juega con fuego con una visión de corto plazo, el boleto que se juegan es enorme, terminarán devorados por las hienas que hoy promocionan en los sets de televisión, tiempo al tiempo.

En todo este escenario, a Tía María nunca debió otorgársele permiso alguno, solo han logrado hacer arder la pradera en forma incontrolable, es un conflicto de rechazo uno que debe irse al congelador. Tenemos que concentrarnos en sacar proyectos de convivencia, proyectos que hoy están bajo ataque.

En el caso la Bambas el corredor terrestre es anti técnico, un mineroducto y un ferrocarril es la solución de raíz, sin embargo cualquier paso que se tome, la solución no será de la noche a la mañana, ello es el costo irresponsable de haber hecho las cosas mal, donde se tiene que arribar a soluciones de largo plazo. La conflictividad existente será usada como catapulta al Congreso, no importa parar al País. La agenda política una irracional está en marcha, la cuenta será de llanto, donde los paganos serán los que menos tienen, y los que humildemente estamos al medio.

Ha empezado la carrera al Congreso del 2020, la repartija del poderío vuelve a empezar, es barajar los casinos del poder, todos como hienas buscan su lugar, la mamadera sigue en frente. La continuidad de un modelo económico cien por ciento perfectible, uno que generó crecimiento con algo de desarrollo a una nueva clase media, todo ello puede desaparecer, más rápido que canta un gallo.

La economía no va a crecer, insisto una y mil veces más, no tienen como pisar el acelerador. El Perú será ingobernable al 2021, con una patria saqueada por Brasil con Odebrecht al frente y sus pares peruanos; con la complacencia de autoridades y empresarios, que hoy son presas de su propia incompetencia, con una carencia de valores sin parangón.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Gobierne Vizcarra gobierne, tiene usted la cancha libre.

Gobierne Señor Vizcarra gobierne, hoy no tiene ningún obstáculo al frente, el contra peso fiscalizador no existe, siempre nos manifestó que era un Congreso obstruccionista, un Legislativo adverso, hoy no lo tiene más; reclama usted dialogo ¿con quién va a dialogar? No es necesario, tiene usted plenos poder Legislativo y Ejecutivo por los próximos 04 meses, póngase a trabajar de inmediato.

Los ministerios tienen 2,424 proyectos por ejecutar, donde no se ha invertido un centavo, ello era y es su responsabilidad. El MEF se encuentra en el más bajo nivel de ejecución, entre colegios, hospitales, comisarías por un monto que suman  2,470 millones de soles, la reconstrucción del Norte es nimia, la ejecución presupuestal de los Ministerios es paupérrima. Insisto la excusa del Congreso obstruccionista no existe más.

Señor Vizcarra, actúe sobre la conflictividad social ¿Cómo va a solucionar Tía María? ¿Qué ocurrirá con las Bambas? Las inversiones mineras están paralizadas,  se habla de la ampliación de San María, Lagunas Norte, Pachapaqui, Coroccohuayco, Antapaccay, Corani, todos los mencionados tienen o problemas sociales, o en su defecto otros de inversión por precios baja en los precios internacionales, en las actuales circunstancias de incertidumbre nadie meterá un solo centavo.

Tía María es una papa caliente, una que usted jamás debió luz verde, lo hizo a sabiendas se servir a Southern, con una sola resultante posible, avivar el fuego en la pradera, un verdadero polvorín, uno que será usado como plataforma política, a las lecciones congresales este 2020 y más tarde al 2021.

Señor Vizcarra actúe y demuestre a sus detractores, que tiene la varita mágica para cosechar donde no se sembró. Lo que si queda claro es el entreguismo a Odebrecht, es vergonzoso que el Estado Peruano le pague a Odebrecht  524 millones de soles, todo a cambio de un circo bien montado, para estafar al pueblo peruano. Encima se pretende que Odebrecht continue con Chavimochic, con la firma de una Adenda que Vizcarra avalaría, que tal concha de abánico. 

Señor presidente, lo han medido, lo han pesado y lo han encontrado defectuoso.

Solo le queda gobernar, y dejar de culpar al resto de su incapacidad, donde su estrategia es dinamitar a la Patria, el poder es el opio de los gobernantes, le recuerdo es efímero, le deseo éxitos ¿cómo no hacerlo? solo recordarle, sin sembrar no se crece, su capacidad de gestión es cercana a cero, ello no era culpa del Congreso, ahora no tiene con quien polemizar; dedíquese a gobernar o buscara usted de confrontar con fantasmas, para a renglón seguido hacerlo con su espejo.

Pobre mi Perú, lo que se avecina en materia económica está fuera de control, puede usted llamar a los mejores profesionales de Harvard, Yale, no existirá mago que de solución, acaso buscará de convertirse en ilusionista, uno donde es imposible sembrar, la enorme hoguera social  así lo señala inexorable el destino. 

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Afirman ha caído una mafia, falta la otra cara de la moneda.

Ha caído para muchos una mafia, lo cierto es que ha sucumbido solo una cara de la moneda, falta que la otra sea desarticulada, un 84% de peruanos aprueban la disolución del Congreso, disolución que no aplaudo por razones estrictamente democráticas. También es una verdad a gritos, el vencedor Vizcarra en el mes de Setiembre pasado, un 73% de peruanos pedía su investigación por el caso CONIRSA, encuesta del Instituto de Estudios Peruanos IEP.

En este estadio de popularidad efímera; Vizcarra busca un Congreso sumiso al 2020, tendrían dos legislaturas para realizar cambios a la Constitución, para tumbarse el capítulo económico, ante la hoguera encendida de una conflictividad galopante, vamos raudos hacia una Asamblea Constituyente de destrucción de la Patria.

Mientras ello sucede, las principales calificadoras de riesgo, Moody´s, Standard & Poor´s, son categóricos en señalar, que de continuar en este escenario, el próximo paso será rebajar la calificación crediticia del  Perú, donde el detonante vendrá por la quema o salida de bonos peruanos.

La situación es grave, hay quienes afirman que la economía está fuerte y pujante, sin embargo los principales Bancos Nacionales, rebajan el crecimiento de nuestra economía al 2.3%, como el Scotia Bank.  Se señala alegremente que al 2020, la inversión pública crecerá 5%, dichas afirmaciones se sustentan, en la esperanza de que las autoridades, hayan aprendido a gestionar y gastar eficientemente.

Algo que este gobierno ha demostrado, es una total carencia de capacidad de gestión, habrá que esperar algún iluminado. Insisto en economía los milagros no existen, no se puede cosechar sin sembrar, como tampoco hacer gasto eficiente, sin capacidad de gestión. Tremendo círculo vicioso, donde la conflictividad social irá en incremento, no veo formula de crecimiento posible, con todos los grandes proyectos mineros parados; con una conflictividad social explosiva, bajo esas premisas es imposible sacar al País adelante.

La estrategia comunicacional, ha logrado el fin más perverso, ha puesto a hermano contra hermano, a amigo contra amigo, a desconocidos a descalificar al adversario convirtiéndonos al mismo tiempo en enemigos, la agresividad de la gente es mayúscula.

Los vencedores creen que son impolutos, son los que esgrimen la lucha contra la corrupción, cuando en realidad nos venden que han vencido a una organización criminal, mientras los ganadores son la otra cara de una corrupción de nunca acabar, un verdadero enfrentamiento diabólico entre peruanos avivado por los medios afines a los vencedores, que son tan corruptos como los vencidos.

El juego mediático y emocional es malvado, a manos de una prensa irresponsable, que no le importa incendiar al Perú, con tal de defender sus intereses. Todavía falta limpiar la cancha, resulta incongruente que los ganadores, pretendan devolverle a Odebrecht 524 millones de soles.

Dinero de todos los peruanos, que será usado para que semejante organización criminal, pague sus deudas a sus acreedores, y a renglón seguido seguir vendiendo sus activos en el Perú. El intercambio con el famoso acuerdo, es a cambio de nada es nada, todo es un reverendo circo, manejan a la población cual programa de Esto es Guerra, Esto es Combate. 

Aquí el gran ganador es Odebrecht, donde en Brasil la corrupción ha alcanzado a una banda criminal de 12 fiscales del Caso Lava Jato, los fiscales reciben dinero a cambio de prebendas y chantajes, me pregunto ¿podría suceder en el Perú?

Cuando la tasa de desempleo aumente, cuando no encuentren como hacer crecer la economía, ¿Cuál será la reacción del pueblo? al cual lo han engañan una y otra vez. Mucho cuidado se han creado héroes, que a la postre podrían terminar siendo de villanos, al no defender los intereses de la Patria, sino los de Odebrecht.

Nuestra economía no tiene como agarrar vuelo, la contracción es inminente, es cuestión de tiempo y será funesta; ganó una mafia afirman, pero quedo la otra cara de la misma moneda.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Vizcarra en aprietos, tiene que gobernar, no hay a quien culpar.

Con o sin golpe no podrán evitar, la hecatombe financiera que se nos viene, tratarán de maquillar lo imposible, en menos de 06 meses el pueblo querrá colgar de los mellizos a Vizcarra, la Economía no es decir Shazán, no es mi Bella Genio, ni Hechizada, ello no existe; todo jugará en contra de el mismo, no tiene a quien culpar. El Congreso ha sido disuelto defacto, se le acabó su saco arena, uno que le permitía actuar plebiscitariamente.

Sus actos se volverán contra él, sus aspiraciones quedarán hechas trizas, aún así no podemos caer en manos de la Izquierda, donde sus acciones serán un boomerang, adelantaron su momento gritando victoria, al 2021 sufrirán tremenda decepción.

Cuidado con este Congreso de año y medio, uno que debe llegar atomizado, fraccionado, el Presidente ha perdido su póker de ases, al deshacerse del Congreso. Ahora con facultades legislativas y ejecutivas, toda la responsabilidad recae sobre sus espaldas, todo intento por reflotar la economía será fallido al 2021.

No se puede cosechar donde no se sembró, no van a poder desactivar conflictividad social. Es a Vizcarra quien le saltará el agua hirviendo, ni que decir de la Prensa cómplice, los van querer colgar de los tristes, tiempo al tiempo.

En materia económica al 2021 seremos ingobernables, es ahí donde puede nacer una derecha social, una responsable y decente; en un escenario de ebullición social, hay que saber aglutinar a la clase media, llamando a la sensatez de un pueblo, en evidente y justo descontento.

Apelar a la razón, ante la realidad cruda de una economía paralizada, haciendo de la conflictividad explosiva, la oportunidad al desarrollo de nuestra Patria. caso contrario les sugiero, apliquen a la lotería de Visas de los EEUU.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Calificadoras de riesgo mantienen calificación crediticia, titulares que son cuentos chinos.

Standard & Poor’s, Fitch Rating y Moody’s dizque mantienen la calificación crediticia del Perú, no hacerlo sería precipitar lo inevitable, ¿cómo se cosecha sin sembrar durante 18 años, dieciocho años que se dedicaron a robarse el granero? Es decir el corto, mediano y largo plazo, no tienen como pisar el acelerador, necesitamos mínimo 3 a 5 años viento en popa, sin conflictividad social para salir de este desmadre, que se viene cual tsunami.

Quiero ver a este Ejecutivo hacer el milagro de lo imposible, las economías no crecen con titulares, ahora tienen facultades legislativas y ejecutivas, con una capacidad de gestión demostrada pobrísima, solo basta ver la ejecución de los presupuestos de cada ministerio, donde nadie les amarraba las manos.

Llegará el nuevo Congreso electo, corremos el riesgo que nos cambien la Constitución, éste año 2019 si llegamos a 2% será un milagro, el 2020 la tasa de crecimiento será cero, ni que decirles al 2021, será tasa negativa.

La Izquierda quiere su Asamblea Constituyente, la cual seguirá sembrando y dinamitando el progreso, a lo largo y ancho del Perú de manos de la Prensa.

El colapso es inevitable, con titulares no se hace economía, menos con decretos de urgencia, nuestras reservas están comprometidas, endeudaran al País, terminaran de secar las ubres de donde manaba leche y miel, es cuestión de tiempo. Quien sostenga que podemos crecer, vía iniciativa de gasto es una falacia, dichas políticas funcionan cuando van encadenadas a inversiones directas, transfusión de sangre a la vena, inversión privada.

Invito a que vengan los economistas más brillantes de Harvard, otros de Yale; las economías crecen con inversión, es imposible crecer con primeras planas, con una ebullición social que va en incremento, si a ello le sumamos, que se han levantado los dineros de todos los peruanos, la suerte está echada.

Una vez más, salgo a enmendarle la plana a quienes sostienen, que seguimos en Alicia y el país de las maravillas, los ambulantes volverán a las calles, la informalidad se agravará, si a ello le sumamos un contexto externo de enfriamiento; lo que avizoro solo tiene una sola resultante, la quiebra del Perú y el regreso al pasado, a paso de vencidos, concluyo se cumplirá, se cosecha lo que se siembra.

Si la voz de Dios es la voz del pueblo, como afirmaba Vizcarra, las comicios debiesen ser elecciones generales, hoy sueño nonato, Vizcarra nunca quiso salir del poder, su proyecto es perpetuarse en el mismo, o lo que es peor, buscar un sucesor hecho a la medida de Odebrecht.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Odebrecht dio el golpe de Estado, exigen los 524 millones de Chaglla.

Que tal concha, Odebrecht exige que se le reembolse los 524 millones de soles de Chaglla, necesita pagar a sus acreedores, de un acuerdo que no nos ha dado nada, excepto circo para engañar al pueblo. Los dizque fiscales afirman hay que honrar el acuerdo, porque nos van a dar algunos codinomes, estos sinvergüenzas han asaltado al Perú, y hoy nuestro procurador plantea allanarse, para que Odebrecht reciba su dinero.

Hay que tener una verdadera desvergüenza, para robarnos en nuestras narices, de manos de una organización criminal, que pone y saca presidentes, y disuelve Congresos. Nos han saqueado, nos han violado, encima les pagamos por robarnos, les damos las llaves de la casa, para que nos violen nuevamente, en cómodas cuotas mensuales, durante quince años, encima gobernando al Perú ¡que tal mafia!

Gracias a EEUU es que todo este rollo se destapó, IDL solo proporciona grandilocuentes investigaciones, donde persigue al delincuente, donde extrañamente termina siendo su defensor de turno. Les recuerdo, es gracias a Ecuador que el Perú toma conocimiento, de información probatoria del Gasoducto; lo que precipitó el destape de robo y pruebas, en muchas obras más. 

Todo el despelote que vive el Perú se llama Odebrecht, con la complicidad de una prensa que defiende a Graña & Montero, Consorciadas, Club de la construcción. Susana Villarán está presa, y sus socios nadie los toca, la información es OAS no es Odebrecht, el caso Toledo es el caso Ecoteva, no es información de Odebrecht, ¿qué demonios nos ha dado esta organización criminal? salvo seguir asaltando al Perú.

Hay que ser un tarados; a estas alturas no abrir los ojos es el reflejo de odios, donde la prensa ha secuestrado la conciencia colectiva, anulando el discernimiento individual.

El golpista se llama Odebrecht, ¿por qué los Fiscales no preguntan sobre Vizcarra?  huele rancio, es nauseabundo. En los últimos 18 años se han robado 20,000 millones de dólares, con ese dinero el Perú sería de fantasía, no faltarían hospitales, postas médicas, colegios, institutos técnicos, carreteras. Que manera de haber vejado a nuestra patria, la forma de haber prostituido al Perú es monumental, al extremo de tener el poder, para quebrar el orden Constitucional. 

Enfrentan peruanos contra peruanos, en ambos lados hay gente que lucha contra la corrupción. Vizcarra afirma, los que estén conmigo son impolutos, son los abanderados de la lucha contra la corrupción, lo cierto es que la corrupción está en ambas orillas, lo correcto sería convocar a elecciones generales, y que se vayan todos.

Es la oportunidad de patear a todos fuera, ello es posible gracias a la renuncia de Mercedes Aráoz, o en su defecto que dirima el Tribunal Constitucional, respetando la elección Constitucional de Gonzalo Ortiz de Zeballos Olaechea.

Insisto, quien ha dado el golpe ha sido Odebrecht, nos han clavado de manos de una prensa falaz, el Perú merece saber toda la verdad, los congresistas no firman contratos y/o adendas.

Tremendos rufianes, venden todos sus activos, y los peruanos pagamos las deudas de Odebrecht, si seremos pelotudos ¡despierta peruano!.

Saqueen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.