Guerra comercial entre EEUU y China, infringirán dolor a la economía y materias primas.

La devaluación del Yuan, es una espada de Damocles para el gigante Asiático, China juega en una cornisa muy fina, al devaluar su moneda para compensar el alza de aranceles por parte de los EEUU.

En el corto plazo surtiría un efecto parcial, dicha medida no podrá absorber la totalidad del impacto.

La deuda China, – con un PBI mundial del 15.4% – sigue creciendo, haciendo su panorama insostenible, en este intercambio de golpes. EEUU es consciente que recibirá 10 golpes y podrá propinar 40. Añadiendo un factor determinante a la caída de su economía, camino a un verdadero enfriamiento de su economía.

Las autoridades Chinas informan, que su industria se desacelera, vertiginosamente a mínimos en 17 años. China tendrá que hacer malabares, encaminándose a tasas de crecimiento entre 5.5% y 6%, afirma el Ministerio de Industria Chino para este 2019.

A mayor devaluación del Yuan, se adquiere menos dólares con la misma cantidad de Yuanes, en el mediano a largo plazo, impulsará la salida de capitales de China. Ambas condicionantes, son de alto riesgo para el Dragón Chino. El gigante Asiático mitiga el golpe, mientras busca hostigar a Trump, golpeando Estados de votación tradicionalmente Republicanos, de alta producción agrícola y carne de cerdo.

La finalidad es truncar la reelección de Trump al 2020; estas circunstancias han obligado a Trump, a subsidiar el sector agrícola por la suma de 28,000 millones de dólares, con la finalidad de aliviar las enormes pérdidas, y seguir gozando del voto Republicano al 2020.En USA se ganan las elecciones por el número de Colegios Electorales, Trump puede volver a ganar, a pesar de no contar con el voto popular.

El Presidente de los Estados Unidos juega sus cartas con astucia, la mayor virtud del presidente norteamericano, se esgrime en ser completamente impredecible, anunció aranceles de 300 billones para este 01 de setiembre, hoy da un giro postergando la entrada en vigencia hasta el mes de diciembre.

Este escenario presiona a la Reserva Federal a mayores recortes en su tasa de referencia, toda esta sucesión de eventos, podrían enfriar las economías de ambos colosos, donde la economía de USA luce sostenida. La ralentización sería global, con un Brexit sin acuerdo.

Todo este escenario ha impulsado al oro, el cual rebasó los 1,500 $, la Plata los 17$; en momentos de incertidumbre son activos de refugio. Con vientos favorables el Oro podría alcanzar los 1650 a 1750 $, la plata 19 a 20 $, a fines del presente año. La subida del Oro y la Plata tendría que ser sideral, solo así compensaría el decrecimiento severo, en los precios del Cobre, Zinc y Plomo.

La economía de América de Latina, va a crecer 0.6% del PBI, lo cual es serio y preocupante. La economía del conocimiento, no camina sin la inteligencia emocional, ambas son el motor al desarrollo de cara al futuro.

Nuestra economía sufrirá los embates externos e internos. Moody’s señala que el adelanto de elecciones, será perjudicial para nuestra economía.

La realidad es con o sin elecciones el crecimiento de nuestra economía, se encaminaría a tasas de crecimiento cero o hasta negativas, no existe forma de como pisar el acelerador, estamos literalmente en el abismo.

La minería informal aurífera es mayor que la producción formal, por lo que los informales e ilegales deben estar reventando fuegos artificiales.

En todo este escenario el Dólar se convertirá en otro activo de refugio, la hegemonía de los EEUU se da a través del dólar. A la fecha, ni el Euro, el Yuan incluso el Oro, han podido arrebatarle al Dólar, mayor cuota de mercado.

Las políticas de tasas cero o negativas, en el mediano plazo, a largo plazo, serán de alta permisividad, a la economía mundial. Los principales bancos centrales, se irán quedando sin municiones, donde el sostén será emitir deuda ilimitada, la lógica nos dice, que el remedio será peor que la enfermedad, donde en el corto a mediano plazo, dichas políticas serán insostenibles.

Es allí donde el oro y la plata, volarían a niveles sin precedentes, en su condición de refugio.

Olfatear el mercado es un verdadero arte, cuyo contexto impulsa a tomar riesgos, con full adrenalina financiera.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s