Había una vez un País minero llamado Perú.

Vizcarra sabe lo que ha hecho, si cancela la licencia gana la izquierda, si insiste en la misma ganan aún más, el objetivo es incendiar la pradera. Tía María no es viable, escogieron el fulminante perfecto. Vizcarra no pierde, no se va bancar con ningún muerto, el aplauso del pueblo va primero. Los mineros debieron ir por otro proyecto con menor conflictividad social, están dinamitando todo el modelo.

Los Mineros y la Confiep han caído redonditos en su propia jugada. Con Tía María y la Tapada, han ido por una papa caliente, lava al rojo vivo. Lo que no solucionaste en 09 años lo tienes que dejar ir, es de necios insistir las consecuencias son imprevisibles.

Si les quieren comprar las tierras, su precio es invaluable por una sencilla razón, son tierras fértiles a perpetuidad, solo las pueden vender una sola vez, por lo que dudo que la solución pase por intentarlo, salvo sea con un fusil apuntando al corazón de la gente.

Cajamarca es una región pobre ¿Cuántos años lleva Yanacocha y otras mineras? Si hubieran invertido por su cuenta, llevando educación y prosperidad, otro seria el cantar, se llevó contaminación. Se pagó el Canon, uno que las autoridades se lo han festinado a vista y paciencia de todos los interesados, generando pobreza, la ambición empresarial, la política de no es mi problema, tremenda ecuación destructiva, una visión miope de hacer minería. 

Una que denota completa ignorancia, sumada a una ambición desmesurada, a costa de la ignorancia de la gente, con la ausencia cómplice del Estado. Gobierno tras Gobierno, muestran la incapacidad total de sentar las bases al desarrollo, haciendo de los conflictos mineros, la mayor y más grande oportunidad de generar inmensos polos de desarrollo agro mineros.

Un pueblo que se le mantiene ignorante, es merecedor del destino, de quienes han lucrado con su ignorancia.

El colapso de la presa de relaves de Doe Run, no se puede afirmar que es pasivo ambiental del pasado, la empresa estaba en funcionamiento, eventualmente la presa podía colapsar, finalmente sucedió lo inevitable, más económico es destruir el eco sistema, en un radio de 375,000 kilómetros.

Es la forma sencilla de deshacerse de un problema, aunque sea una monstruosidad lo ocurrido, el  Río Mantaro llega al Ene y Amazonas, lo que se ha vertido es cianuro, destrucción y muerte  sembrará a su paso, son las consecuencias de una minería irresponsable y abusiva.

“Tenemos en el Río Mantaro un verdadero desagüe: ha sido y seguiría siendo la cloaca de las mineras Volcán, El Brocal, Huarón, Animón, complejo metalúrgico de la Oroya, San Cristóbal, Carahuacra, Morococha, Ex – Austra Duvas, Manuelita, Anticona, Calera Cut-off, Andaychaua, Marta, Huachocolpa, Recuperada, Julcani y Cobriza y los 67 centros mineros cerrados. Se calcula que estas mineras eliminaban cerca de 100,000 toneladas sólo de relaves por año.” Información al año 2005. Cito: Godofredo Arauzo Chuco es Médico-Cirujano, 2da. Especialidad Ginecología y Obstetricia, Master en Medicina e Investigador del Medio Ambiente

Qué manera más negligente, de matar a la gallina de los huevos de oro. Esa es la causa de porque no se quiere minería, las ciudades se han acostumbrado a gozar de un beneficio temerario, de manos de una minería que se está haciendo harakiri.

Más tarde que nunca  la presa de Tamboraque se vendrá encima del Río Rímac, ello va a suceder, se los dejo por escrito, cuando ello suceda el 80% de las aguas para la ciudad Capital – Lima serán inservibles, quedándonos con un 20% de agua limpia proveniente de los pozos de agua.

Bastará un terremoto grado 7 en Matucana, y viviremos una pesadilla, una que hará escarnio en carne propia, del abuso de hacer minería a cualquier precio. Son taludes cien por ciento inestables, que soportan a la fecha cada vez más peso.

Me permito señalar un excelente ejemplo sucedido en New York, Amazon iba a realizar una inversión de 5,000 millones de dólares, un súper complejo. Se contaba según las encuestas con el 70% de aprobación, sin embargo la aguerrida defensa de sus habitantes, hizo que desistieran de dicho proyecto, entendiendo que era la solución perfecta.

“Si los pobladores de Nueva York sentían que una inversión de esa naturaleza los afectaría, por qué los pobladores de los Valles de Cocachacra y La Joya no podrían sentir temor a una inversión que no sólo afectaría su tranquilidad sino hasta sus recursos naturales (Diario Gestion – Félix Villanueva)

Tía María es un intangible que debe ser respetado, por los actores del mercado y por el bienestar del resto de proyectos mineros, que bien manejados tendrán luz verde.

Si los empresarios decidieron poner el proyecto, presentándolo como el punto de inflexión a las inversiones mineras, de cara a los inversionistas extranjeros, tremenda patinada, una que Vizcarra se las ha jugado de taquito. Están en tremenda encrucijada, tremenda ineptitud al no advertir, que el gran ganador sea cual fuese el resultado, será la izquierda anti minera.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

2 comentarios sobre “Había una vez un País minero llamado Perú.

Responder a Ricardo Osores Plenge Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s