Hagamos de la conflictividad explosiva, una oportunidad al desarrollo, como política de Estado.

El Perú  necesita un cambio de raíz, tenemos un Ejecutivo que hace agua por todos lados, uno que desconoce el ¿qué, cómo, cuándo, dónde y para qué? implementar nuevas políticas de estado; que permitan construir nuevos cimientos sobre lo construido, nos encontramos en un verdadero estancamiento a la fecha.

Con el desarrollo de nuestro potencial minero, legislando para que los poseedores, de las tierras superficiales de los asientos mineros, reciban un precio justo por sus tierras. 

Necesitamos generar nuevos polos de desarrollo. Que puedan generar interés, en lograr una migración inversa a la actual. Es decir, descongestionar Lima, dando oportunidad a migrar a zonas de oportunidad.

No basta que la minera reubique a las comunidades, no basta con llegar a acuerdos, donde ésta gente con todo derecho, pueda llegar a ser, hasta millonaria, como todo emprendedor.

Si de futuro y cimientos se trata, de que nos sirve, salir del problema en forma inmediata, sino se siembra un futuro, con bases sólidas.

Es cien por ciento factible, lograr polos de desarrollo, donde no solo se construya un pueblo moderno; necesitamos que junto a cada gran yacimiento minero, formar clústers industriales, api cultura, quesos, lácteos, producción de sembríos propios de la zona, que tengan valor de exportación, generando la palabra mágica, ¨desarrollo¨ y no solo crecimiento económico, a todas luces insuficiente.

Si se logra amalgamar, a estas comunidades, brindando desarrollo, tengan por seguro, que en cada gran proyecto minero, se lograría este círculo virtuoso, logrando  la tan ansiada inversa. La migración de Lima, a nuevos polos de desarrollo.

Para nadie es ajeno, que la gente va, donde hay prosperidad.

Hagamos de toda esta conflictividad social, una oportunidad de oro, para conseguir que el Perú avance, en forma sana e innovadora.

Observo con mucha preocupación, que de no darse las soluciones adecuadas, a los conflictos mineros, atacando su problemática de raíz. Perderemos la oportunidad histórica, de obtener un cambio cuantitativo y cualitativo de cómo engendrar un cambio, gestando un efecto dominó inverso a la realidad actual.

Es imprescindible sentar a las Comunidades, Estado y Empresas, con la finalidad, no solo de destrabar proyectos. Donde  las grandes  ciudades creen, que se puede hacer minería, donde se les venga en gana.

La minería tiene todos nuestros andes, para hacer minería,  les guste  o no, los mineros tienen que aprender y entender, que habrá proyectos de riquezas millonarias, cuyas zonificaciones deberán ser declaradas intangibles, buscando balancear el ecosistema y salvaguardar otras actividades, como recursos hídricos, así como valles, cuyas tierras de ser contaminadas, dejarían de ser productivas, para siempre. 

No concibo este círculo virtuoso, sino se impulsa con fuerza, todo un sistema de ferrocarriles interconectados a lo largo y ancho de nuestro Perú.

En nuestros puertos o salidas de embarques, hay que invitar a capitales extranjeros, a darle valor agregado a nuestros concentrados, obteniendo productos terminados y que quede en casa la mayor parte de la cadena de valor.

Se necesita un reordenamiento con visión de futuro.

Cada gran proyecto minero debe generar una nueva oportunidad de desarrollo, no solo para las comunidades, sino para  los peruanos que apuesten por migrar en busca de desarrollo y progreso. Ello solo se genera industrializando, y trasladando conocimiento a la gente, a mayor educación y salud, mayor será el desarrollo.

Este amplio bagaje de oportunidades, garantizarían oportunidades  para todos. A  su vez lograremos formalizar a la informalidad.

A la fecha nadie ha encontrado la fórmula para lograrlo, incluir en forma sana, a una multitud de peruanos, en busca de una oportunidad, ahí está la solución.

Es imprescindible, que en estos centros mineros, generadores de desarrollo, iniciadores de este círculo virtuoso, sea el Estado junto a las Mineras, las que implementen políticas de educación y salud, sin que el Estado abdique, a su rol.

Uno pequeño pero cien por ciento eficiente.

Las mineras pueden apoyar con programas, para que se generen nuevas industrias, las comunidades van a recibir interesantes cantidades de dinero, donde unos saldrán más beneficiados que otros. 

Aumentando racionalmente Impuestos y Canon, dicha redistribución hecha en forma profesional, permitirá crear nuevos polos de desarrollo, con el uso eficaz, eficiente y la mayor eficiencia del uso de dichos recursos.

No podemos esperar, a tener 137 conflictos sociales en nuestras narices, para salir a resolverlos, los conflictos se atacan antes de que se produzcan. Nada de lo que expongo se está dando, solo vislumbro las clásicas políticas del parche.

Veo con estupor, como los medios de comunicación, buscan de generar candidatos presidenciales manipulables y/o afines al  grupo G&M y otros de llegar al poder.  

Harold Forsyth, traslada informalidad de un distrito a otro, ello no es solución alguna. El Emporio de Gamarra, no es La Victoria y La Victoria no es el Perú. Dios nos libre de tal maniobra de marketing político, especialistas en manipular masas.

La mafia que pone y saca presidentes está vivita y coleando, en busca de títeres a quienes a manejar, para seguir robando, a costa de un desarrollo, que nunca llega, por causa de estos delincuentes y la ignorancia de la gente.

No puedo dejar de mencionar, La Ideología de Género se ha venido posesionando de grado fuerza, en nuestra Patria, con políticas de Estado, que lindan con la amoralidad más execrable, desde el gobierno de Humala con su Ministro Saavedra a la fecha.

Para quienes importan ideas, sustentadas en resoluciones de la ONU, o la CIDH, les digo, se las pueden meter por el trasero, los niños y la familia son sagrados.

Saquen ustedes, mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Vizcarra en su laberinto, en busqueda de un títere al 2021.

El Perú crece menos, sin embargo Vizcarra afirma que la pobreza ha disminuido, me cuentan una de vaqueros. Respecto a Las Bambas la solución es de largo aliento.

Es de esperar, que en este intermedio, se logre reanudar el tránsito, de los camiones mineros con destino a Matarani.

Nuestro Presidente sale nuevamente a pechar al congreso, no contento con ello, enfila morteros contra el resto de los empresarios. No es transparente contra, Odebretecht, G&M, Consorciadas y Club de la construcción.

Su estrategia, es aumentar puntos en las encuestas, a la fecha está en caída libre.

El primer mandatario cree, que puede seguirnos metiendo gato por liebre. Es posible un tiempo, pero no todo el tiempo.

Quien suscribe no defiende grupo de poder alguno, menos aun asalariado de nadie.

Opinar con propiedad, dando soluciones, no es atacar a un ejecutivo, que brilla por ser a todas luces, poco apto.

Vizcarra debe ponerse a trabajar, dejarse de discursos, que apuntan a la percepción de marketing político.

Esta vez, su estratagema no le dará resultado.

La medida correctiva, respecto al escándalo del Minedu, quiere ser aprovechada por Vizcarra. Sale a solidarizarse con los padres de familia, por conveniencia total, alejado de la moral; con un ejecutivo pro ideología de genero, que cuenta con el apoyo de la prensa.

Es el propio Vizcarra, quien estaría comprometido, con Conirsa, Obrainsa G&M y Odebrecht, hechos que no ha deslindado, sin contar con el famoso aeropuerto de Chincheros.  

Del Solar podrá destrabar la carretera de Las Bambas, es parte de lograr el diálogo. Si las soluciones de fondo, no son las adecuadas, le habrán vendido humo, a los comuneros y a todo el Perú.

Le deseo exitos al Premier Del Solar. Es por el bien de todo el Perú, el país está en juego.

Las comunidades, deben estar correctamente asesoradas, la política del engaño; la de te saco la firma, es una  que no sirve, que a la larga, volverá a explotar.

Este discurso de Vizcarra, es más de lo mismo, el mayor enemigo de Vizcarra es el propio Vizcarra.

Vizcarra no solo busca aislarse, del tema PPK, convirtiendose en casto y virginal. Donde la prisión de PPK, podrīa convertirse en la tabla de salvación, para que no se logre, la extradicción de Toledo.

Esto es causalidad pura, todo sería planificado y adrede, sabedores de las consecuencias, que la prisión de PPK, acarreará, en la extradicción del cholo sagrado de la cutra. Una que cada día, veo más lejos.

Estamos ante la  más hedionda, y putrefacta estrategia, de una mafia, que mueve todos sus tentáculos, a todo motor.

Su objetivo al 2021, sería poner un títere, a fin a los intereses de quien pone y saca presidentes en el Perú; logrando así,  hacer borrón y cuenta nueva, y a robar a lo grande.

Saquen ustedes, mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Ferrocarril Cotabambas – Imata Arequipa – Matarani sería el único corredor minero posible.

A la fecha escucho, toda una serie de propuestas, que no atacan la raíz del problema, cualquier solución, que no pase por la implementación, de un corredor minero, sustentado en un Ferrocarril, cuya ruta sería  Cotabambas – Imata (estación del ferrocarril del sur Arequipa) – Matarani, estaremos ante una solución, a la larga explosiva.

Una que terminará por bloquear, la salida de grandes proyectos, en el mismo Apurímac, como Cotabambas, Los Chancas, Trapiche etc.

El corredor actual, está basado en transporte pesado, será una verdadera pesadilla, hoy transitan 400 camiones de gran tonelaje, cuando las Bambas aumente producción, o saliese el proyecto Cotabambas, el tránsito será explosivo, anti técnico, son seis grandes proyectos los que alberga Apurímac.

Dicho corredor vial, no podrá soportar semejante tráfico, los camiones podrían sumar, entre 800 a 1,200 unidades, o más a futuro.

Advierto, que asfaltar dicha vía, para transporte altamente pesado, aunado a las lluvias de la zona, el asfaltado de la misma no va a durar, cuyo mantenimiento sería muy costoso.

Será un gran negocio, para un grupo de improvisados, que buscan arribar a semejante acuerdo, cuyo gasto lo hará el estado, con el dinero de todos los peruanos.

Advierto claro y fuerte, con un corredor vial de transporte pesado, a todas luces anti técnico, hará imposible, que nuevos  proyectos mineros, de la misma zona de influencia, vean la luz del día.

Van a generar, tal cuello de botella a futuro, en dicho corredor vial, lo que devendrá, en una  galleta social de proporciones, por no hacer, lo que manda, la buena técnica minera.

Concluyo, todo  terminará explosionando en el corto plazo. Y a llorar al río.

Deben arribar, a un acuerdo, donde indemnicen a las comunidades, por los problemas ocasionados, y pagar un adicional, para que el actual corredor, sea usado, hasta finalizar el ferrocarril.

Como manifestó, el congresista Víctor Andrés García Belaunde, alias ¨Vitocho¨, MMG cuando hace la transacción con Xtrata, le deja de pagar al Estado Peruano 22%, del 30% que debió abonar.

El Perú solo recibió 8%, tremendo robo, los chinos se han levantado 1,500 millones de dólares o más, triangulando por las Bermudas. MMG debe poner el Ferrocarril, se estima un costo de 600 millones de dólares, que hablen los entendidos.

Ni el Estado peruano, ni los peruanos, tenemos porque ponernos de rodillas, ante las inversiones chinas. Si se busca, una solución objetiva, ese es el camino, el resto es una criollada a la peruana.

Sabrá dios, como se dice pendejada en chino.

Saquen ustedes, mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

 

Ferrocarril Cotabambas – Imata Arequipa – Matarani es el único corredor minero posible.

A la fecha escucho, toda una serie de propuestas, que no atacan la raíz del problema, cualquier solución, que no pase por la implementación, de un corredor minero, sustentado en un Ferrocarril, cuya ruta sería  Cotabambas – Imata (estación del ferrocarril del sur Arequipa) – Matarani, estaremos ante una solución, a la larga explosiva.

Una que terminará por bloquear, la salida de grandes proyectos, en el mismo Apurímac, como Cotabambas, Los Chancas, Trapiche etc.

El corredor actual, está basado en transporte pesado, este será una verdadera pesadilla, hoy transitan 400 camiones de gran tonelaje, cuando las Bambas aumente producción, o saliese el proyecto Cotabambas, el tránsito será explosivo, anti técnico. Son seis grandes proyectos los que alberga Apurímac.

Dicho corredor vial, no podrá soportar semejante tráfico, los camiones podrían sumar, entre 800 a 1,200 unidades, o más a futuro.

Advierto, que asfaltar dicha vía, para transporte altamente pesado, aunado a las lluvias de la zona, el asfaltado de la misma no va a durar. Su mantenimiento, será realmente costoso en el tiempo, cien por ciento anti técnico.

Será un gran negocio, para un grupo de sinvergüenzas, que buscan arribar a semejante acuerdo, cuyo gasto lo hará el estado, con el dinero de todos los peruanos.

Advierto claro y fuerte, con un corredor vial de transporte pesado, a todas luces anti técnico, hará imposible, que nuevos  proyectos mineros, de la misma zona de influencia, vean la luz del día.

Van a generar, tal cuello de botella a futuro, en dicho corredor vial, lo que devendrá, en una  galleta social de proporciones, por no hacer lo que manda, la buena técnica minera.

Concluyo, todo  terminará explosionando en el corto plazo. Y a llorar al río.

Deben arribar, a un acuerdo, donde indemnicen a las comunidades, por los problemas ocasionados; pagar un adicional, para que el actual corredor, sea usado, hasta finalizar el ferrocarril.

Como manifestó, el congresista Víctor Andrés García Belaunde, alias ¨Vitocho¨, MMG cuando hace la transacción con Xtrata, le dejó de pagar al Estado Peruano 22%, del 30% que debió pagar.

El Perú solo recibió 8%, tremendo robo, los chinos se han robado 1,500 millones de dólares o más, triangulando por las Bermudas. MMG debe poner el Ferrocarril, se estima un costo de 600 millones de dólares, que hablen los entendidos.

Ni el Estado peruano, ni los peruanos, tenemos porque ponernos de rodillas, ante las inversiones chinas.

Si se busca, una solución objetiva, ese es el camino, el resto es una criollada a la peruana, sabrá dios, como se dice pendejada en chino.

Saquen ustedes, mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

 

 

 

Narcotráfico un monstruo sin rostro, una guerra cien por ciento perdida.

Lo cierto es que la guerra contra el narcotráfico es una guerra total y convenientemente pérdida, no hay forma de ganarla. Corría la década de 1980 cuando en Chicago, tuve la oportunidad de ver un programa difundido, por el Departamento de Estado de los EEUU, televisado una sola vez. El informe de Estado era ¨ Los Estados Unidos de Norteamérica ha perdido la guerra contra las drogas¨, programa que marcó mi vida.

El conocer una verdad no difundida al mundo, me permitió estudiar al monstruo en su concepción, gestación y empoderamiento total del sistema financiero del orbe.

Hoy mis artículos, se ven refrendados por el propio The New York Times, cuyo titular es ¨ El fracaso de la guerra contra de las drogas¨ de fecha 03 de enero del 2018.

¨ El 25 de Octubre de 1988, después de enfrentarse a las objeciones de una burocracia enfocada en el suministro de las drogas, le dijo a una audiencia de las Naciones Unidas, cito a:  Nancy Reagan ¨Si no podemos detener la demanda de droga a EEUU habrá pocas esperanzas de evitar que los productores extranjeros satisfagan esa demanda¨.

Todos los países con frontera de selva, son alimentadores logísticos de insumos para la elaboración de cocaína, alimentadores hormiga de entrada y salida, se han sofisticado al cien por ciento y más.

Es decir así como en la segunda guerra mundial, donde los japoneses usaban un sistema de túneles, modelo exportado a gran escala a las guerras de Vietnam y Corea, donde todo estuvo entretejido con fines militares.  

En la selva Sudamericana, todo está interconectado subterráneamente, hacer una madriguera, un enjambre para esta industria, su costo es una verdadera propina, versus la rentabilidad del negocio.

A la fecha, se usan submarinos, para transporte de la droga, hacia embarcaciones en altamar, todo lo inimaginable, que mentes brillantes, desarrollan a favor, de este lucrativo y monstruoso negocio.

Ello explica, porque las estrategias, de corte de suministros de insumos, nunca funcionan, ni funcionaran, como no funcionó, la interdicción aérea, con radares operativos en su momento, cada avioneta sale con un promedio de 350 a 500 kilos de droga, la estrategia es al menudeo, no grandes ni inmensos embarques, pues de ser detectados, la pérdida de los cárteles sería mayor.

Uno corta vías A y B y los suministros de insumos (y/o salida de la droga) para su elaboración y traslado interno,  llegan de B, C y D, vía subterránea, de otros países colindantes, socios de tan lucrativas transacciones, que completan el resto del abecedario, de esta madriguera.

A  la fecha, dichos radares, están fuera de servicio, inoperativos. Si estuviesen en operación algo ayudarían, al menos para hacer un mejor show, de la gran mentira, de la guerra contra las drogas.

Donde no me cabe duda, que hay quienes luchan honestamente, usados por esta demencial empresa.

El satélite puesto en órbita, no sirve o es poco eficaz, pues tarda mucho, en estar en posición, para lograr una función de ayuda. Mejor habría sido, utilizar el sistema de drones a gran altura, nos ahorrábamos un mundo de dinero.

No puede ser posible, el Perú produce cerca  496 TM al año, los embarques aunque hormigas, no pueden ser neutralizados, la producción sería mayor y el consumo mundial también.

Si  sumamos las incautaciones globales, nacionales e internacionales, oh maravilla, siempre queda demanda insatisfecha, que es cubierta, sin golpear al consumo, que sigue creciendo.

Es decir, estamos ante una cuenta de mermas, establecidas, estudiadas y asumidas por estas organizaciones, suplidas tanto en los países de origen, como de destino.

A la fecha  las drogas sintéticas, cuyos laboratorios están en nuestras principales ciudades, hasta en barrios de lujo, el sustituto de un negocio siniestro.

Donde me permito señalar, sin pelos ni señales, que quienes luchan contra las drogas, son los dueños del comercio.

Es droga que entra al circuito mundial, y  las autoridades no las declaran, por una sencilla razón. La lucha contra las drogas, se perdió hace casi 40 años, es un total y gran fracaso. No declararlas, es una sacada monumental, de ida y vuelta al sistema.

El narcotráfico, sigue creciendo exponencialmente, es un commoditty, que entremezclado con otras actividades, como el oro ilegal, eleva su rentabilidad a la N potencia.

Cuba es paradero logístico del negocio y más.

No puedo dejar de mencionar, la otra gran arista de este maquiavélico negocio, la heroína, que desde el Yunnan Chino, hoy también se produce en nuestro País.

Donde sobreabunda la pobreza, ahí están los grandes productores de droga.

Solo dándole rostro al monstruo, legalizando las drogas y penalizando el consumo,  tendremos chance de minimizar semejantes rendimientos, donde lo crean o no, podría contribuir con el 1% o más del PBI mundial.

Aquí no se trata, de cobrar impuestos, aquí está en juego, la supervivencia y sanidad del sistema, aunque haya que cobrarlos.

Luchar contra un enemigo sin rostro, es un imposible, uno que a la fecha tiene maniatado al sistema. En unidad, con otros sórdidos, y macabros intereses.

Saquen ustedes, mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.