Desastres naturales y justicia selectiva.

Vizcarra y su comitiva están en Europa de paseo ¡que tal ostra! El Perú en medio, de múltiples desastres naturales, en costa, sierra y selva, cuyo pronóstico a marzo es alarmante.

El Premier Villanueva manifiesta en declaraciones en TV, que el espíritu de Vizcarra está presente, palabras que suenan a sorna y burla al pueblo peruano.

Los padres de la Patria, han escogido regalar miles de millones de dólares a favor de Odebrecht, Consorciadas Peruanas y Club de la construcción, mientras que los daños a nuestra economía se hacen cada vez más grandes y visibles.

Observo interrogatorios selectivos en Brasil, o lo más grave una dizque justicia selectiva. Con preguntas orientadas a que el interrogado nunca mienta, o creamos que no miente. Omitir no es mentir, direccionar, es astucia a favor de la mafia.

Es necesario derogar o corregir el DL 30737, que convierte en cómplices, al integro de los poderes del estado, a favor de Odebrecht, legalizando una trastada mayúscula, donde los cuellos blancos, negros, rojos, son bebes de teta al costado de semejante faenón.

El gran distractivo son los aportes de campaña, aportes que no constituyen delito, por no haberse legislado en el pasado. No existe norma que se pueda aplicar en forma retroactiva. El narrador de cuentos, José Domingo Pérez convertido en héroe, por la prensa peruana de Odebrecht y G&M, ha construido casos judiciales, cuyas bases se sostienen en 4 palitos de fósforos, mientras nos siguen robando a manos alzadas.

Vivimos de  psico social, en psico social, al servicio de todos estos cuatreros, apoyados por una prensa que ha perdido su camino, de las manos del supuesto justiciero, IDL.

RPP recibió cientos de miles de dólares en efectivo, para publicidad electoral, así como Confiep 500,000 $, nada de ello es lavado de activos, ni organización criminal.

Todo lo ocurrido ha servido para desnudar, la forma histórica de financiar campañas políticas en el Perú. Todo ello muestra, a una sociedad en decadencia, que de campaña en campaña, se acostumbró a truculentos aportes, como parte intrínseca de hacer política, apesta pero no era delito.

Odebrecht, utiliza todo a su alcance para salirse con la suya, de pasada allana el camino para que Consorciadas y Club de la Construcción, busquen su salida legal sin pasar por prisión.

Mientras esto sucede, Martincito desde España, usa su don de bilocación para estar presente, junto a sus ministros en las zonas de desastres, con la agravante de no dar cuenta al pueblo peruano, de gruesos cuestionamientos por su cercanía a Odebrecht.

Saquen ustedes, mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s