Narcotráfico y lavado de dinero una guerra perdida en el mundo – hay que darle rostro legal al monstruo.

El lado oscuro del mal liderado por el narcotráfico, es un mal cuya guerra se ha perdido en forma estrepitosa, no existe a la fecha forma de combatir la droga, ésta es una guerra que se perdió por los EEUU allá por la década de los 80.

La droga está inserta en el sistema, en los gobiernos, en los congresos, FAA, todo el show mediático que observamos en la TV cuando se nos muestra la captura e incautación de droga, todo es parte de una enorme farsa, por cada tonelada incautada se exporta veinte toneladas o más, ese es el ratio de productividad de la droga a la fecha a ojo de buen cubero.

Un monstruo cuya rentabilidad es exponencial y camina a velocidad luz, ello le permite mimetizarse en el sistema y sustituirse en una maraña de empresas en todo el mundo, una tan grande que es imposible acorralar y detectar dichos dineros. Solo se limitan a capturar capos de la droga, sin embargo dichas fortunas siguen tomando control del Perú y del mundo.

El narcotráfico está en condiciones de comprarse el integro de las producción de oro ilegal de los diferentes países amazónicos incluido al Perú, cuya extracción promedio anual bordea los 0.5 millones onzas al año, afirmar que el  extinto Banco Wiesse comprado por el Scotia Bank se haya dedicado a tan lucrativo negocio es una denuncia que debe probarse por la magnitud de la misma.

“Se habla de 70,000 millones de dólares de fruto del oro ilegal, ello equivale aproximadamente a 6 millones de onzas de oro, Yanacocha minera que en su mejor momento produjo 4 millones de onzas al año, la minería informal produce de 0.5 millones de onzas por año, ello quiere decir que se habría exportado todo el oro de la minería informal durante 12 años.”

Si quiero resaltar  que el oro exportado ilegalmente vía Miami equivale al 2% del valor de mercado de las ingentes reservas de los EEUU en Fort Knox (The Miami Herald).

Para nadie es un secreto que el oro se ha convertido en el instrumentos perfecto para lavar dinero provenientes del narcotráfico, la cocaína se ha convertido en oro y este en un negocio más rentable que la  cocaína, oro que cuelga del cuello de los propios norteamericanos creyendo que dicho oro es lícito.

Estas organizaciones criminales cuenta con grandes profesionales, ingenieros,  estudios de abogados, tributaristas de todo el mundo,  funciona como una empresa multimillonaria que va deglutiendo el sistema, en esta ocasión usan un delito menor como lo es la exportación de oro ilegal, uno que en el Perú, Colombia, Ecuador y Bolivia no está tipificado como delito.  

Los narcotraficantes usan esta modalidad como una de tantas para lavar en el  sistema billones de dólares en el orbe y en frente de las narices de todos los países involucrados, naciones enteras que se hacen de la vista gorda pues lo que se genera  en lavado para luego ser insertó en el sistema es de fantasía.

Un monstruo  demasiado grande para ser combatido, los que hoy lo combaten son socios intrínsecos del narcotráfico , a la fecha existen mafias criminales como la rusa, china, mexicana, colombiana, cuba paradero logístico de la misma  y más, todo una economía negra al servicio de narcotráfico.

Es tan lucrativo el negocio que medio mundo está  inmerso incluida las FAA de los países amazónicos que dicen combatir la droga, donde  EEUU con la DEA a la cabeza  juega al rol de combatir y ser uno de los dueños del negocio más grande de la historia, uno que va en desmedro de la economía mundial en su conjunto.

No existe voluntad real de darle cara a este demonio, nadie quiere poner en perspectiva una realidad cruda, enfrentar esta economía maligna legalizando su accionar en todos sus extremos, con la finalidad de lograr que la pirámide de la demanda se invierta, sancionando el consumo.

Muerte versus vida, es así como debe ser combatida la droga dentro de la formalidad y que pague sus tributos como manda la ley, regulando su consumo y penalizando el mismo, solo de esa forma este negocio pasará de tener una rentabilidad exponencial a una de competencia de marketing de muerte versus vida; ello reduciría el consumo ostensiblemente y el monstruo tendría rostro, nombre, apellido y razón social.

Sería un error de ser legalizado el gravarlo en forma exponencial, ello haría que se forme nuevamente otro mercado paralelo de la droga en su conjunto.

Solo tomando al toro por las astas a nivel nacional e internacional evitaremos ser devorados por este demonio, uno que es socio del tráfico de armas, tala ilegal, trata de seres humanos etc.

Saquen UDS sus propias conclusiones hasta la próxima.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s