Solo acciones drásticas nos libran de una Venezuela Cubanizada.

El éxodo masivo que se viene viviendo desde Venezuela a los países fronterizos, la crisis que afronta el país llanero ha llegado a ser de tales proporciones que sin ser una guerra armada como Siria o las del pasado como la primera o segunda guerra mundial, daban pleno sustento a refugiar a perseguidos de guerra.

Maduro no es más que una pieza del engranaje digitado desde Cuba, país logístico de la droga en el mundo, uno cuyo sistema sigue vigente y no existirá ninguna señora llamada economía que haya logrado doblegar al régimen Cubano, la realidad es que Venezuela es gobernada desde la Habana, en un marasmo de corrupción sin parangón.

En todos estos años hemos visto un accionar internacional tibio, permisivo, amante de la no injerencia armada sobre los pueblos en estricto respeto a las democracias, la realidad es que Venezuela no califica como democracia, usa vulgarmente ese nombre para mantenerse incólume ante la comunidad internacional donde existen multimillonarios intereses donde les importa un bledo que Venezuela regrese a un camino de progreso y democracia.

En mi humilde opinión: la Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú les falta coraje para dar decir basta ya y tomar un acuerdo de una injerencia armada directa donde se le tendría que solicitar a los EEUU lidere la misma, la realidad de Venezuela pone en peligro la estabilidad de América del Sur en su totalidad.

Con una acción armada en 48 horas las FAA de Venezuela se habrán rendido en forma inmediata, la preocupación de las armas repartidas por Maduro a los grupo civiles no son un gran problema, en menos de seis meses habrán devuelto las armas una a una o las mismas se irán a la selva Venezolana con la finalidad de formar una guerrilla apoyada con su socio el narcotráfico.

La realidad es que este monstruo disfrazado de democracia y sustentado en la corrupción y narcotráfico deben ser liquidadas de inmediato por la  sanidad de la región.

América no aguanta una Cuba llamada Venezuela que con 31.5 millones de habitantes  el éxodo masivo continuara en forma galopante, donde la estrategia Cubana es exportar delincuentes y infiltrados para continuar con plan de terror de una Cuba dirigiendo a Venezuela pretendiendo extender su dominio a latino América en un proyecto que bajo el disfraz de una oveja democrática extiende sus tentáculos hasta una nueva oportunidad.

La pregunta del millón es ¿se tendrá el coraje para tomar esta medida? lo dudo falta huevos, saquen ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s