Consorciadas peruanas, la balanza de la justicia se inclina con sabiduría o impunidad

¿Cuánto mal nos hace la corrupción? versaba Papa Francisco en Puerto Maldonado, lo real es que hoy salió un fallo que pone en libertad a los socios peruanos de Odebretcht, el Perú enfrenta una galopante corrupción donde empresas peruanas en sociedad con Odebrecht han lucrado de la ignorancia del pueblo peruano, un pueblo que se ha acostumbrado a la popular frase, se roba pero se hace obra.

Todos los procesados deben tener la oportunidad de afrontar sus procesos en libertad, sin embargo advierto que la mafia sigue haciendo goles, lo hizo Kenji con un pacto infame a cambio de la no vacancia, hoy a vuelta de correo vemos como la administración de justicia se pronuncia con un doble rasero, donde la justicia para los poderosos no es la misma que la sentenciada para los humildes.

No sé si reír o llorar al advertir como un fallo es dado en plena visita del Papa Francisco, solo deseo que la sentencia revocada sea cimentada en la verdad y no en una gran negociación donde poderoso caballero don dinero, sea el estiércol necesario para acaso cambiar voluntades.

Como sea el proceso continuará, las declaraciones de Barata están cada vez más cercanas, invoco a la justicia peruana a obrar con rectitud y probidad, donde la carga de la prueba pondrá hoy, mañana o más tarde a quien haya delinquido con la pena más severa, ello podrá demorar más esa sentencia tendrá que llegar, será ahí cuando se sindique culpable o inocente, donde la inocencia se presume por ser de justicia.

Se está sentando un precedente para que otros presuntos delincuentes quieran ganar tiempo y evitar las rejas, como sea todo dependerá de las pruebas que se aporten de Brasil, donde el gobierno peruano debe tomar sus precauciones con la finalidad de que todas las compañías nacionales e internacionales tengan que resarcir al estado peruano antes de vender sus activos y desaparecer del Perú.

A PPK solo recordarle que colgarse de la sotana del Papa Francisco no le viene bien, el pueblo peruano puede pecar de ignorante, más señor presidente no tiente usted su suerte, usted flota como un corcho ante la posibilidad inminente de que su presidencia se vea envuelta en nuevos y sólidos hechos de corrupción que den al unisonó una u otra palabra, renuncia o vacancia.

Saquen ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones, hasta la próxima.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s