El indulto no es un premio Alberto Fujimori, no a las dinastías.

Alberto Fujimori confunde el haber sido indultado en un pacto infame con PPK, el patriarca de los Fujimori olvida que ha sido indultado, perdonado, ello de ninguna forma le restituye sus derechos de ex presidente.

Fujimori le pierde el respeto a una gran mayoría de peruanos que aprobamos el indulto más no la forma asquerosa en cómo fue obtenido; Alberto empieza desde el saque a hacer política donde ofende a la otra mitad de peruanos que claman porque este señor regrese a prisión una de donde nunca debió salir afirman sus más caros detractores.

Alberto Fujimori confunde el indulto y la gracia presidencial con un supuesto reconocimiento del pueblo peruano a su gestión como presidente del Perú; en su momento fue un presidente al cual le agradezco su lucha frontal contra los terroristas, donde la lucha fue de todos los peruanos una que contribuyo a desterrar a Sendero Luminoso y el MRTA de la faz de nuestra patria.

Hoy la dinastía Fujimori se hace presente en el escenario político de nuestro Perú, nuestra patria no puede permitir que un recién indultado confunda el perdón con el olvido, uno que distorsiona un indulto a cambio de la no vacancia de PPK.

Alberto Fujimori sale a hacer política cuando se supone su estado de salud es grave o cuando menos de cuidado, el Perú está hastiado del dominio del apellido Fujimori en el escenario político del Perú, resulta una falta total de caridad con todo el Perú, una carencia de moral, ética y decencia de un animal político que anda suelto, uno que debe aprender a guardar mesura y silencio, caso contrario la polarización será de tal envergadura, donde el gran perdedor será el Perú, donde la izquierda radical buscará de sacar provecho.

Es tiempo de vientos nuevos, es momento de seguir luchando contra la corrupción, más con este pacto infame entre Alberto Fujimori y PPK queda de manifiesto que la corrupción y fuerzas oscuras quieren tumbarse a nuestra patria de un mejor destino, uno de progreso, donde no podemos ceder a la corrupción, caiga quien caiga, la putrefacción del sistema debe ser barrida.

Alberto Fujimori no es el indicado para dar charlas de moral y reconciliación, es momento de guardar silencio por el bien de nuestro Perú.

Saquen ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s