Perú en la línea de la pobreza.

En la línea de la pobreza es una realidad con la cual millones de peruanos  tenemos que vivir el día a día, donde se nos dice que el Perú es un país camino al desarrollo, los deseos de salir del ostracismo del atraso los entiendo y los comparto,  son un sueño por el cual vale la pena luchar denodadamente para alejarnos de la miseria.

El Perú sigue siendo un país sub desarrollado, un país donde la línea de la pobreza es engañada con una multitud de titulares y cifras engañosas, donde la falta de educación, nutrición y salud es una realidad apabullante, tenemos cerca de 6 millones de peruanos en las zonas rurales como Apurímac, Ayacucho, Arequipa, Cuzco, Puno, Tacna, la lista continúa donde se vive con 10 soles al día, es cierto tienen el pan  fruto de la tierra, pero con  una alimentación muy pobre, todas estas variables garantizan la postergación de generaciones sumidas en la pobreza extrema.

Mientras que el Perú se debate entre un crecimiento del PBI uno que es pobrísimo 2.5%, nuestra economía cada día tiene menos brillo, cada año ingresan a la masa laboral toda una juventud en busca de saciar expectativas de lograr el éxito y hacer de esta nación una pujante, nada más lejos de la realidad, el Perú viene retrocediendo a pasos agigantados.

Tenemos economistas que han afirmado en televisión que para hacerse de una pensión digna,  cómprese uno o dos carritos haga taxi y solucionó su problema, la resultante es que ahora tenemos a cientos de miles de peruanos haciendo lo mismo, entre formales, informales, taxi por aplicativos, se calculaba una masa de 180,000 taxistas, hoy por hoy esa cifra se ha incrementado groseramente, al extremo que me atrevería a decir que dicha cifra debe bordear fácilmente las 280,000 unidades o más en Lima, en pocas palabras, les faltó explicar que todo es negocio mientras sea un grupo determinado el que se reparta la torta, hoy por hoy ser taxista da para raspar la olla, trabajando a un promedio de 8 horas diarias 80 soles netos descontado el gas, habrá un grupo de gente joven que podrá trabajar 10 a 12 horas diarias, donde la cuenta en salud he ignorancia saldrá más cara.

El Perú necesita educación y líneas de crecimiento que nos saquen del borde de la pobreza, cuando se tiene economistas empujando la venta de carros y moto taxis, solo se favorece a ciertas empresas, donde es un verdadero engaña muchachos; hoy mucha gente que sacó su crédito para comprarse una unidad nueva no tiene como pagar el principal, los bancos nunca pierden, se refinancia o te ejecutan la unidad, nada se diga de los créditos hipotecarios, la banca no tiene como cobrar, una morosidad que se incrementa día a día.

Economistas que salen a decir, el Perú va a crecer porque nos clasificamos a un mundial, salir a decir ello en televisión debe obedecer a un jugoso cheque para favorecer la venta de electrodomésticos con un crédito de consumo leonino.

Lo cierto es que esos economistas no conocen lo que es la pobreza, la pobreza lacera, lastima, la pobreza atrasa, la pobreza es ignorancia, estos economistas lucran con el dolor de un pueblo, de otro lado una economía informal he ilegal, una donde en su ignorancia creen que sacarle la vuelta al sistema es una forma de salir de la línea de la pobreza, todos estos economistas que  venden cebo de culebra no dan soluciones y cuando las dan, buscan su beneficio propio generando problemas más álgidos por resolver.

Hay que cargar con el yugo de la pobreza para entenderla,  el Perú necesita crecer en su PBI y que ese crecimiento garantice la expansión en el sector servicios, educación, nutrición y salud, la balanza está dispareja, si los grandes empresarios en este caso los mineros (por ser el motor principal de nuestra economía), no entienden que tienen que bancarse con inversiones sociales de sus bolsillos, haciendo empresa social, una que con buen manejo empresarial les garantice una tasa de retorno mínima de la inversión – ni dádivas, ni obras por impuestos – no señores, de sus utilidades, donde se construyan universidades, hospitales, institutos técnicos que permitan desarrollar, citando Cajamarca: su ganadería, lácteos, apicultura, agrupando a los tenedores de tierras en pequeños clusters productivos donde se genere riqueza para quienes también sueñan con salir de la pobreza, mientras ello no se haga, el Perú seguirá siendo pobre, donde los grandes proyectos podrán ser adjudicados como Quellaveco y pronto Michiquillay, más de allí a que vean la luz del día podrán pasar lustros, los culpables son los empresarios por ciegos  y ambiciosos, el estado peruano por inepto y corrupto en casi su totalidad, es allí donde se vence a los anti sistema y a los anti mineros, partida de necios.

En un país que viene retrocediendo como el cangrejo, con una atingencia, se tienen comprometidos 22,000 millones de dólares en bonos respaldando los mega robos más grandes de la historia, el déficit fiscal suma 7.000 millones de dólares y se incrementa día a día, la corrupción y la ignorancia son y serán el corolario de una muerte anunciada y un retroceso de vértigo donde ejecutivo y legislativo dan pena, sarta de ignorantes, sinvergüenzas, filibusteros y aventureros, donde la excepción muere o calla por su ausencia.

Saquen ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones, hasta la próxima.

One thought on “Perú en la línea de la pobreza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s