Indulto, corrupción, radicalismo y narcotráfico, todos ganan menos el Perú.

Los titulares alusivos a un inminente indulto sirven para medir el porcentaje de aceptación, un escarpado juego político. Alberto Fujimori no quiso que se le otorgase el arresto domiciliario.

La estrategia de desfujimorizar al fujimorismo es una verdadera maniobra de reciclaje, donde los vientres de alquiler como Vamos Vecino, Cambio 90 han cumplido su función, una táctica que se ha realizado con éxito, una labor de limpieza, un quehacer de olvido, uno de anestesia ante todos los atropellos y barbaridades realizados por un  partido cuya cercanía con el narcotráfico reciclado y en vías de formalización real y legal es a la fecha una práctica universal y total, somos un narco estado, ojo , pare, cruce, tren.

El Fujimorismo está logrando que el anti fujimorista medite en el mayor logro del fujimorato, la derrota al terrorismo y haber dado pasos hacia al desarrollo, donde el mega ciclo minero se aprovecho gracias a que se cimento en la dirección correcta.

En este contexto el Perú se viene desarrollando bajo amenaza de desandar lo andado, dando pie a gritar un indulto sin indulto, uno donde todos los actores políticos juegan sus cartas. Alberto Fujimori morirá en prisión como Leguía o se lograra un indulto humanitario, sentimientos encontrados donde a una gran mayoría de Fuerza Popular le vale un pepino si sale libre o no, Alberto Fujimori es de mayor utilidad en la cárcel, vivo, enfermo o muerto, los Albertistas con Kenji a la cabeza cobrarían fuerza con Alberto en libertad.

En este sancochado el Perú se debate en océanos de corrupción donde Odebretch sigue haciendo de las suyas y los consorcios peruanos como Graña y Montero, JJ & Camet y otros, no son parte acusada en los procesos judiciales de los más grandes mega robos, tremendos faenones como la Interoceánica entre otras.

Mientras todo esto sucede el indulto estará en los titulares, donde el Perú avanza a trompicones en un escenario donde la corrupción, informalidad, ilegalidad, narcotráfico y radicalismo son los principales ganadores de está década perdida donde cada uno de los actores roba a su manera, un verdadero show mediático donde los amigos de lo ajeno cantan a una sola voz, sigo siendo el rey, la plata llega sola, la corrupción y el desorden ganan por goleada, saquen ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones hasta la próxima.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s