Robotización de la economía mundial, un futuro incierto para la humanidad.

Hoy por hoy la robotización en el mundo va viento en popa, el camino al desarrollo viene de las manos de los robots, observamos como en Dubai el primer policía o Robo Cop ha sido introducido en su fuerza en mayo del 2017, también podemos ver robots en la preparación de pizzas y atención a los clientes.

No se debe tener miedo al cambio, ello supone un freno al desarrollo, lo que implica tener precaución, la prudencia será el marco referencial para desarrollar actividades que den un mejor servicio, con la consecuente atención de dinamizar la economía, buscando que aquellos que pierden plazas de trabajo sean absorbidos en otras áreas, tarea titánica en una economía que de por sí camina rauda a la deshumanización del sistema.

Hoy en día todo lo que sea computación, sistemas de software, o hardware, nos llevan a un destino que solo podrá ser mejor si todo ello es administrado por la sociedad en su conjunto; pues son herramientas que usan las personas en sus actividades cotidianas.

Como estamos viendo la inteligencia artificial de los robots, está presente en el desarrollo de nuestra sociedad, todavía no sustituye al ser humano en su totalidad, más imaginar una sociedad manejada por seres inanimados creados por el hombre, podría transformarse en una verdadera historia de terror.

La gran interrogante sería ¿en qué trabajaremos más adelante, cuando los robots quiten ingentes plazas y  puestos de trabajo?, en ese futuro cercano irán naciendo nuevas y grandes oportunidades de empleo, según afirman los entendidos.

Quiero pensar que el Departamento de Trabajo en EEUU es asertivo, cuando estima oportunidades laborales de un 65%, que ellos mismos desconocen a la fecha.

Lo que sí queda claro, es que dichas actividades serán muy difíciles de imitar o igualar por un robot, como son: habilidades manuales, discernimiento en conflictos sociales, comunicación, creatividad, gusto, un sin número de flaquezas, donde el empresariado a pesar de su ansiada reducción de costos, siempre tendrá que contar con el ser humano, ir más lejos, acarrearía un gran desbalance, uno donde la historia natural de la civilización se ha encargado a las buenas o las malas de poner en orden.

Saquen ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s