Perú emporio de corrupción – Odebrecht uno de tantos y más.

El Perú enfrenta la corrupción más grande de la historia, estamos siendo testigos de los más grandes contubernios jamás nunca vistos, mientras el peruano de a pie tiene el foco de atención en una  extraña seguidilla  de incendios.

Los titulares de la prensa, hacen caso omiso en una complicidad escandalosa y amañada, una donde el pueblo peruano vive el show del olvido.

El amor está en el aire, Odebretch, OAS, Camargo y Correa y muchos más, la juerga y la pachanga continúan sin escrúpulos ni medias tintas.

Los más grandes responsables se pasean por las calles sueltos en plaza, sin contar la salida del país por parte de la madre de Nadine Heredia y los hijos de la ex pareja presidencial, Ollanta Humala se ampara en el antejuicio político del cual goza a la fecha, su esposa Nadine no tiene impedimento de salida, más claro no canta un gallo, crónica de fugas anunciadas con la anuencia de todas las autoridades.

El concierto de voluntades y un poder judicial que nada en corrupción, son el corolario de que los delincuentes vayan saliendo del Perú a vista y paciencia de todos los peruanos.

Toledo con Eliane Karp están de vacaciones en los EEUU, una verdadera cachetada a la gente de buena voluntad, lo cierto es que a PPK no le conviene ni por asomo que el cholo sagrado de la cutra estuviese en Lima, PPK estaría en mi modesta opinión complicado en los tratos realizados con guantes blancos, no puedo dejar de mencionar al angelito del  Presidente del Club Regatas Gustavo Zalazar, suspendido provisionalmente de su cargo quien desde Miami le saca la lengua al Perú.

Nada se diga de Susana Villarán, otro querubín que nadie toca por ser la representante de la izquierda caviar.

La corrupción es de tal magnitud que aquí todos juegan, al yo señor no señor usted señor, en una suerte donde los ladrones más grandes de la historia, maniobran a delatarse entre sí, donde la lluvia de miles de millones de dólares son de uso exclusivo de un sistema prostituido, donde ser un ladrón es ser un señor y ser un señor es ser un delincuente.

Saquen ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s