Paz en Colombia menos sangre y más droga, las Farc ganan.

En mi opinión la paz firmada entre el estado Colombiano y las Farc con la consecuente entrega de armas por parte de este grupo armado, en una totalidad inicial de 7,100 armas entregadas a los inspectores de la ONU, ello constituye  la parte simbólica de un desarme hecho tras bambalinas, pues no se ha visto a las FARC entregando las armas por no dar una impresión de derrota, hecho que deja mal parado al gobierno de Santos.

Este grupo guerrillero es el más antiguo del hemisferio,  en su momento llego a ser el más poderoso, con más de 30.000 combatientes, las FARC ha dejado a su haber más de seis millones de colombianos desplazados y entregados a la pobreza, cerca de 300.000 asesinados, 35.000 secuestrados en una guerra de 53 años contra el Estado.

Es la legalización de sus bienes y de una multitud de miles de millones de dólares, las que van a tomar posesión en la sociedad Colombiana, donde les espera 5 curules en el Senado y 5 curules en la Cámara de Diputados.

El fin de la violencia con las FARC representaría el fin de décadas de enfrentamiento armado con el principal grupo guerrillero y narco terrorista en la historia de Colombia, donde se han realizado hasta nueve procesos de paz en el pasado, con guerrillas, milicias y grupos paramilitares, esta experiencia siempre ha tenido resultantes positivas respecto a bajar el índice de violencia y de sangre, con la consecuente legalización de la corrupción, legalidad a cambio de menos sangre.

Es decir  se logra bajar la violencia, los homicidios, secuestros, las masacres con el costo de insertar en la sociedad civil a delincuentes, está por verse si a la larga esto será positivo para el pueblo Colombiano.

Lo cierto es que mientras  los campesinos siembren coca, este cultivo será más rentable que cualquier otro que fuese alternativo, donde los clanes de la droga estarán a la orden del día para copar la salida de las FARC del escenario geográfico que ellos controlaban, esto seguirá siendo un negocio apetecible y multimillonario, por lo que exportar la droga seguirá siendo el pan de cada día.

Lo que hace presagiar que podemos entrar a una línea utópica de no violencia, pues la producción de cocaína no va a disminuir con este acuerdo, más se debe esperar menos sangre con más corrupción.

Las FARC serán catapultadas al  poder vía la legalidad de todos sus bienes y cuentas en el extranjero, donde crímenes atroces no serán pagados con cárcel, una suerte de empate es decir el estado no pudo con las FARC ni las FARC con el Estado, con la agravante que un grupo pequeño se ha hecho de un acuerdo que pone fin al derramamiento de sangre a cambio de la denominada paz.

Lo que a de ocurrir es que las zonas que queden desmilitarizadas por las FARC serán raudamente copadas por nuevos grupos de narco terroristas, Colombia no tiene Estado en la mitad de su territorio y un tercio de su población está excluida de actividades lícitas.

Se corre el riesgo de repetir el plato de una lucha perdida, una que termina en mi opinión en una mal llamada paz, donde grupos criminales como el clan del Golfo sacaran partido.

Colombia entrará en carrera política hacia el 2018, donde las FARC hoy legalizadas podrán luchar por ser fuerza política en ambas cámaras, es decir Colombia ha narco legalizado el sistema dando posibilidades reales a que el narcotráfico se instale en forma palaciega en la sociedad colombiana y haciendo uso de la democracia.

¿Quién perdió quién ganó? ganó una paz mediatizada una que supuestamente será de menos sangre, adiós a los secuestros de las FARC, este es el triunfo más grande que el narcotráfico tiene a manos de un grupo armado.

Veremos en el futuro que papel político juega las FARC en el estado colombiano, puede ser que la solución que hoy se celebra sea peor que el remedio, pues el narcotráfico no se ha acabado es decir el desmadre continúa.

Se entra a un proceso de implementación de los acuerdos de paz, uno donde está enmarcado el legalizar todos los bienes de las FARC, se ha cambiado el fusil por bienes que serán sustituidos en el  sistema, es decir muchos asesinos serán perdonados y no cumplirán condena, serán señores y acaudalados, el precio que se está pagando es muy alto.

Saquen ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s