Maduro una farsa democrática – una Venezuela Cubanizada y narcotizada.

Venezuela en su hora más aciaga con un Nicolás Maduro que usa las cámaras para pretender tomarle el pelo al mundo una vez más, de una democracia inexistente, de una rémora de mentiras, de un grotesco intento de mandar al mundo un mensaje de democracia, donde ha anunciado la elección de una constituyente una que estaría conformada por 500 hombres elegidos en voto directo de gremios específicos pertenecientes al  chavismo, no es voto universal, es un atropello autoritario y déspota, en condiciones donde la economía se deteriora, una que se cae a pedazos como carne gangrenada de una corrupción sustentada en el narcotráfico a vista y paciencia del mundo.

Lo anunciado por Maduro no es más que una Venezuela Cubanizada, donde los Castros y los servicios de inteligencia se han apoderado hasta del las FAA de Venezuela, debo mencionar que la OEA es un organismo inoperativo, es un organismo donde los amarres y las mafias campean.

Maduro pretende hacer un circo de la democracia, contando con la participación televisiva de su hijo en un show mediático de una supuesta llamada de atención solidaria con los fallecidos en estas marchas, a otro perro con ese hueso.

La relación de fuerzas entre un grupo reducido, de un cogollo mafioso, que a las justas representa el 10% versus un pueblo representado no por la oposición, representado por el 90% de su gente, una que vive el secuestro de sus instituciones, condenando a una gran tierra al ostracismo con la participación de Cuba en el narcotráfico, aunada a una complicidad internacional, donde los sueños de un pueblo mueren como corderos, en el silencio de los inocentes condenados al olvido.

Todos los que manejan los hilos de un poder  represivo,  su destino se viene sellando con la sangre de hermanos  a manos de una mafia sin nombre, una cuyo destino será la cárcel, de unas FFAA venezolanas que han olvidado la palabra patria, las mismas están maniatadas por el servicio de inteligencia de Cuba, donde todos los estamentos se encuentran  comprados en un círculo de muerte, uno que se ha convertido en un circo, el circo de la democracia, donde la comunidad internacional tiene que ponerse los pantalones con la finalidad de evitar la perpetuidad artera de una dictadura encabezada por Maduro y sus huestes, una que no se puede permitir.

Saquen ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones, hasta la próxima.

 

Una economía sin China y Corea del Norte. ¿Sería posible?

Una economía sin China y Corea del Norte apéndice de Pekin, ¿sería posible?, lo cierto es que el dragón chino desconcierta, las últimas cifras mostradas por la economía China enseñan un aparente crecimiento sólido, todos coincidimos que la reducción de su deuda ayuda a balancear las debilidades del coloso asiático, debo admitir que a pesar de los mismos, la reacción del mercado real luce escéptica, observamos  la disminución de la palanca financiera y bursátil, aunado al pinchazo de la misma sufrida por la burbuja  China en el 2015.

Crecimientos de 6.9% en el presente son cifras de fantasía, si llevamos esos números hacia atrás en contextos reales y actuales, todos los analistas coinciden en señalar que es el equivalente de un 10% de PIB en la actualidad.

De otro lado, Corea del Norte puede pulverizar a Corea del Sur, EEUU a su vez pulverizaría a Corea del Norte, la economía asiática y mundial se iría por el traste, la crisis sería inimaginable, un verdadero holocausto, uno donde la siguiente guerra sería con palos de madera parafraseando a Albert Einstein.

En todo este espectro que se torna  favorable para economías primarias como la del Perú y Chile por citar ejemplos concretos, todo debe pintar con cierto orden, el asunto es si el mercado les va a creer, ¿Ha sido suficiente el pinchazo del 2015 en su burbuja bursátil? ¿Ha sido suficiente el sincerar sus niveles crediticios?, los que derivaron en una burbuja inmobiliaria y financiera, la madre de todas las burbujas, en mi opinión si China logra en esta danza de malabares macro económicos, si logrará balancear esté enorme castillo de naipes, uno que no se cae porque es demasiado grande para desmoronarse.

Una economía sin China sería fatal para el mundo, China tiene que poner sus cuentas en orden,  ello implicará un gran dolor, uno muy fuerte para todos los agentes del mercado Chino y del orbe, uno que a mediano y largo plazo se traduciría en bonanza, salvo el contexto mundial nos conduzca a guerras de orden masivo, donde aprecio la paz y prosperidad del mundo están en riesgo cierto y verdadero. 

Solo puedo advertir que el Perú ha perdido y viene perdiendo la oportunidad de sacar grandes proyectos mineros, proyectos que desde su inicio y maduración demoran entre 6 a 10 años, el Perú debe arriesgar, para ello los empresarios deben dar y contar con las condiciones sociales, hoy casi inexistentes para desarrollar Conga, Tía María, Quellaveco, La Granja, Michqiuillay, Zafranal, Galeno, la riqueza escondida es una riqueza de muerte, espero se logre una minería para todos, una más limpia y en especial una más justa.

Saquen ustedes mis queridos lectores sus propias conclusiones hasta la próxima.