EEUU y el petróleo de esquisto, versus la OPEP y la extracción tradicional.

Venezuela venía efectuando un acuerdo bajo la manga la de refinar petróleo Sirio en el Caribe, ambas naciones acordaron en estricta privacidad para buscar la forma de evadir las sanciones impuestas por EEUU y la ONU, con la participación de Rusia para el transporte del crudo, de esta forma se lograría vender el petróleo sirio a Venezuela con un suculento descuento, para luego ser enviado a Aruba con destino final las principales gasolineras de los EEUU.

Nicolas Maduro bajo las actuales circunstancias está desesperado por encontrar efectivo, que le permita palear una crisis que la tiene encima y que amenaza con poner fin a sus días de gobierno, la OPEP mientras tanto plantea ampliar los cortes de producción por otros nueve meses, ello conllevaría a una nueva guerra de precios lo que está por verse.

Lo cierto  es que las empresas productoras y explotadoras de fracking  petróleo de esquisto saben que cuentan con la tecnología con un pull de ingenieros que les permite trabajar a bajos costos, una carrera que EEUU está ganando por amplia distancia, una donde los costos son de 40$, punto de equilibrio hasta donde pueden trabajar sin ningún problema, cuenta con los mejores ingenieros del mundo los que se constituyen en un arma secreta y fundamental para resistir y ganar la guerra del petróleo a la OPEP, lo que hace presagiar que ante una nueva embestida de la OPEP los EEUU saldrá victorioso y sus enemigos saldrán con el rabo entre las patas.

A pesar de que 24 naciones se han unido contra los EEUU en sus recortes de producción la reanudación de los pozos de petróleo de esquisto están significando una abundancia de petróleo en el mercado, ello encontrará su equilibrio al final del 2017 o bien entrado el 2018, mientras tanto la OPEP presenta la ampliación de países productores a su organización con el fin de tratar de controlar el precio del crudo en el mercado.

Once sus miembros con Rusia a la cabeza apuestan por una reducción de la oferta de 1,8 millones de barriles diarios, el asunto es que EEUU está en capacidad de inundar el mercado de petróleo, es allí donde USA les rompe el esquema, EEUU es libre de la OPEP es totalmente independiente energéticamente y con posibilidades de exportar crudo al resto del mundo, sus reservas de esquisto son excepcionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s