¿El Partido Popular Cristiano merece renacer, de las manos del Todopoderoso?

El  partido Popular Cristiano  fue severamente castigado por ir en alianza con el APRA con Alan García al frente, buscando emular alianzas europeas, alianzas contra natura para una sociedad peruana que no olvida y castiga.  La resultante fue un verdadero desastre, donde sus dirigentes cometieron ingentes errores, entre ellos la soberbia, el famoso club de amigos, el partido de los mal llamados blanquitos.

Soy testigo de excepción de los errores cometidos, su clásica función bisagra en diferentes Congresos lo llevó a tomar decisiones acertadas y otras a convertirse en agua tibia. Hoy el PPC tiene la oportunidad de renacer de todas las calamidades que han sido objeto, por su propia mano.

Partido cuestionado por Odebrecht, tremenda organización criminal, quienes han realizado una estrategia de  quienes deben ser destruidos, me pregunto ¿estarán a la altura de las circunstancias, de pelear contra semejante organización criminal?, a sabiendas que durante muchos gobiernos olvidaron la C de Cristianos, hasta su lideresa Lourdes Flores podría ser chantajeada, por una fiscalía dirigida por Barata.

Es el único partido el cual se confiesa Cristiano, razón por la cual milite en el mismo, hasta mi renuncia; demasiados enredos, egoísmos por doquier, la división es el arte de destruir valores, cuando el mal anida entra como chofer de combi, arrasa con todo, causa división y destrucción. Demasiados involucrados, todos a favor de intereses personales, sin dar paso a figuras que esgriman valores fundamentales, el Temor de Dios, la Fe, la Humildad ¿estarán a tiempo de recomponer tremendo desastre?

La historia quiso que no fueran participes del presente gobierno, tanto del Ejecutivo como del Legislativo, ambos han llevado al Perú a un infierno, uno que empezaremos a conocer muy pronto, donde el agujero es enorme.

¿Podrá el Todopoderoso darles la victoria, para renacer desde las bases del Cristianismo, de donde jamás debieron apartarse? Si quieren sobrevivir hay que ser probados en el crisol, tener la capacidad de enmendar errores, donde la humildad y la sabiduría serán las mejores consejeras, en una sociedad donde los anti valores prevalecen.

Invoco a dar la oportunidad a un PPC  Cristiano, uno que debe renovarse de la mano del pueblo, población que lo castigó y fustigó en las urnas. Todos invocan al Señor de los Milagros, los Presidentes de turno asisten a Misa en la Nazarenas, todos queriendo pasar por impolutos, creyendo que a Dios se le puede engañar, otros juran ante un crucifijo y una biblia, que más se asemejan a utensilios de cocina, usados para jurar en nombre de Dios.

Espero tengan el arrepentimiento, la conciencia y sabiduría de entender, que enarbolar la C de Cristianos no es cualquier cosa; que el todopoderoso les de ese viento de restauración que necesita nuestra Patria. Es necesario que el PPC sobreviva, no se trata de matarse entre los que buscamos defender lo correcto, no es tiempo de componendas, es momento de la verdad, donde más de un personaje del PPC ha cometido tremendos errores, sin embargo errar no es delinquir.

El futuro de un partido tradicionalmente cristiano, estará en las manos de la gente humilde, pero sobre todas las cosas, en manos de Dios y el enemigo a vencer se llama Odebrecht.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

El Perú en el infierno económico, Odebrecht nos ha saqueado, con sus pares peruanos.

Humala, Nadine y 26 implicados, gozan de libertad de tránsito al extranjero por el caso Gasoducto ¿Será la cercanía de la promoción de Humala en las FAA ante tanta cortesía? donde el TC electo por su gobierno lo sirvió palaciegamente.

En este escenario se lanza la hipótesis siguiente,  Keiko podría ir como candidata al Congreso, en igual sentido lo podría hacer Humala y otros que no tienen sentencia firme, no hay nada que lo impida, el voto popular será su castigo. Mi análisis me dice que Keiko Fujimori sería electa, existe un bolsón duro de un 15 a 20 % que no es poca cosa; sin contar que a mi entender está injustamente presa. Si escribir lo justo y correcto me convierte en fujimorista, cliché usado para destruir a quien se ponga en frente de tremenda mafia, no es un insulto es un halago.

Oponerse a la devolución de 524 millones de soles a Odebrecht por la venta de Chaglla, o salir al frente de lo que sería un escándalo, el que Vizcarra permitiese que Odebrecht y Graña & Montero finalicen la tercera etapa de Chavimochic, vía una adenda a favor de semejante organización criminal, ello señores no es ser fujimorista, ello es ser decente, es tener el coraje de defender al pueblo peruano.

En la actualidad quien gobierna el Perú es Barata, la prensa juega con fuego con una visión de corto plazo, el boleto que se juegan es enorme, terminarán devorados por las hienas que hoy promocionan en los sets de televisión, tiempo al tiempo.

En todo este escenario, a Tía María nunca debió otorgársele permiso alguno, solo han logrado hacer arder la pradera en forma incontrolable, es un conflicto de rechazo uno que debe irse al congelador. Tenemos que concentrarnos en sacar proyectos de convivencia, proyectos que hoy están bajo ataque.

En el caso la Bambas el corredor terrestre es anti técnico, un mineroducto y un ferrocarril es la solución de raíz, sin embargo cualquier paso que se tome, la solución no será de la noche a la mañana, ello es el costo irresponsable de haber hecho las cosas mal, donde se tiene que arribar a soluciones de largo plazo. La conflictividad existente será usada como catapulta al Congreso, no importa parar al País. La agenda política una irracional está en marcha, la cuenta será de llanto, donde los paganos serán los que menos tienen, y los que humildemente estamos al medio.

Ha empezado la carrera al Congreso del 2020, la repartija del poderío vuelve a empezar, es barajar los casinos del poder, todos como hienas buscan su lugar, la mamadera sigue en frente. La continuidad de un modelo económico cien por ciento perfectible, uno que generó crecimiento con algo de desarrollo a una nueva clase media, todo ello puede desaparecer, más rápido que canta un gallo.

La economía no va a crecer, insisto una y mil veces más, no tienen como pisar el acelerador. El Perú será ingobernable al 2021, con una patria saqueada por Brasil con Odebrecht al frente y sus pares peruanos; con la complacencia de autoridades y empresarios, que hoy son presas de su propia incompetencia, con una carencia de valores sin parangón.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Gobierne Vizcarra gobierne, tiene usted la cancha libre.

Gobierne Señor Vizcarra gobierne, hoy no tiene ningún obstáculo al frente, el contra peso fiscalizador no existe, siempre nos manifestó que era un Congreso obstruccionista, un Legislativo adverso, hoy no lo tiene más; reclama usted dialogo ¿con quién va a dialogar? No es necesario, tiene usted plenos poder Legislativo y Ejecutivo por los próximos 04 meses, póngase a trabajar de inmediato.

Los ministerios tienen 2,424 proyectos por ejecutar, donde no se ha invertido un centavo, ello era y es su responsabilidad. El MEF se encuentra en el más bajo nivel de ejecución, entre colegios, hospitales, comisarías por un monto que suman  2,470 millones de soles, la reconstrucción del Norte es nimia, la ejecución presupuestal de los Ministerios es paupérrima. Insisto la excusa del Congreso obstruccionista no existe más.

Señor Vizcarra, actúe sobre la conflictividad social ¿Cómo va a solucionar Tía María? ¿Qué ocurrirá con las Bambas? Las inversiones mineras están paralizadas,  se habla de la ampliación de San María, Lagunas Norte, Pachapaqui, Coroccohuayco, Antapaccay, Corani, todos los mencionados tienen o problemas sociales, o en su defecto otros de inversión por precios baja en los precios internacionales, en las actuales circunstancias de incertidumbre nadie meterá un solo centavo.

Tía María es una papa caliente, una que usted jamás debió luz verde, lo hizo a sabiendas se servir a Southern, con una sola resultante posible, avivar el fuego en la pradera, un verdadero polvorín, uno que será usado como plataforma política, a las lecciones congresales este 2020 y más tarde al 2021.

Señor Vizcarra actúe y demuestre a sus detractores, que tiene la varita mágica para cosechar donde no se sembró. Lo que si queda claro es el entreguismo a Odebrecht, es vergonzoso que el Estado Peruano le pague a Odebrecht  524 millones de soles, todo a cambio de un circo bien montado, para estafar al pueblo peruano. Encima se pretende que Odebrecht continue con Chavimochic, con la firma de una Adenda que Vizcarra avalaría, que tal concha de abánico. 

Señor presidente, lo han medido, lo han pesado y lo han encontrado defectuoso.

Solo le queda gobernar, y dejar de culpar al resto de su incapacidad, donde su estrategia es dinamitar a la Patria, el poder es el opio de los gobernantes, le recuerdo es efímero, le deseo éxitos ¿cómo no hacerlo? solo recordarle, sin sembrar no se crece, su capacidad de gestión es cercana a cero, ello no era culpa del Congreso, ahora no tiene con quien polemizar; dedíquese a gobernar o buscara usted de confrontar con fantasmas, para a renglón seguido hacerlo con su espejo.

Pobre mi Perú, lo que se avecina en materia económica está fuera de control, puede usted llamar a los mejores profesionales de Harvard, Yale, no existirá mago que de solución, acaso buscará de convertirse en ilusionista, uno donde es imposible sembrar, la enorme hoguera social  así lo señala inexorable el destino. 

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Afirman ha caído una mafia, falta la otra cara de la moneda.

Ha caído para muchos una mafia, lo cierto es que ha sucumbido solo una cara de la moneda, falta que la otra sea desarticulada, un 84% de peruanos aprueban la disolución del Congreso, disolución que no aplaudo por razones estrictamente democráticas. También es una verdad a gritos, el vencedor Vizcarra en el mes de Setiembre pasado, un 73% de peruanos pedía su investigación por el caso CONIRSA, encuesta del Instituto de Estudios Peruanos IEP.

En este estadio de popularidad efímera; Vizcarra busca un Congreso sumiso al 2020, tendrían dos legislaturas para realizar cambios a la Constitución, para tumbarse el capítulo económico, ante la hoguera encendida de una conflictividad galopante, vamos raudos hacia una Asamblea Constituyente de destrucción de la Patria.

Mientras ello sucede, las principales calificadoras de riesgo, Moody´s, Standard & Poor´s, son categóricos en señalar, que de continuar en este escenario, el próximo paso será rebajar la calificación crediticia del  Perú, donde el detonante vendrá por la quema o salida de bonos peruanos.

La situación es grave, hay quienes afirman que la economía está fuerte y pujante, sin embargo los principales Bancos Nacionales, rebajan el crecimiento de nuestra economía al 2.3%, como el Scotia Bank.  Se señala alegremente que al 2020, la inversión pública crecerá 5%, dichas afirmaciones se sustentan, en la esperanza de que las autoridades, hayan aprendido a gestionar y gastar eficientemente.

Algo que este gobierno ha demostrado, es una total carencia de capacidad de gestión, habrá que esperar algún iluminado. Insisto en economía los milagros no existen, no se puede cosechar sin sembrar, como tampoco hacer gasto eficiente, sin capacidad de gestión. Tremendo círculo vicioso, donde la conflictividad social irá en incremento, no veo formula de crecimiento posible, con todos los grandes proyectos mineros parados; con una conflictividad social explosiva, bajo esas premisas es imposible sacar al País adelante.

La estrategia comunicacional, ha logrado el fin más perverso, ha puesto a hermano contra hermano, a amigo contra amigo, a desconocidos a descalificar al adversario convirtiéndonos al mismo tiempo en enemigos, la agresividad de la gente es mayúscula.

Los vencedores creen que son impolutos, son los que esgrimen la lucha contra la corrupción, cuando en realidad nos venden que han vencido a una organización criminal, mientras los ganadores son la otra cara de una corrupción de nunca acabar, un verdadero enfrentamiento diabólico entre peruanos avivado por los medios afines a los vencedores, que son tan corruptos como los vencidos.

El juego mediático y emocional es malvado, a manos de una prensa irresponsable, que no le importa incendiar al Perú, con tal de defender sus intereses. Todavía falta limpiar la cancha, resulta incongruente que los ganadores, pretendan devolverle a Odebrecht 524 millones de soles.

Dinero de todos los peruanos, que será usado para que semejante organización criminal, pague sus deudas a sus acreedores, y a renglón seguido seguir vendiendo sus activos en el Perú. El intercambio con el famoso acuerdo, es a cambio de nada es nada, todo es un reverendo circo, manejan a la población cual programa de Esto es Guerra, Esto es Combate. 

Aquí el gran ganador es Odebrecht, donde en Brasil la corrupción ha alcanzado a una banda criminal de 12 fiscales del Caso Lava Jato, los fiscales reciben dinero a cambio de prebendas y chantajes, me pregunto ¿podría suceder en el Perú?

Cuando la tasa de desempleo aumente, cuando no encuentren como hacer crecer la economía, ¿Cuál será la reacción del pueblo? al cual lo han engañan una y otra vez. Mucho cuidado se han creado héroes, que a la postre podrían terminar siendo de villanos, al no defender los intereses de la Patria, sino los de Odebrecht.

Nuestra economía no tiene como agarrar vuelo, la contracción es inminente, es cuestión de tiempo y será funesta; ganó una mafia afirman, pero quedo la otra cara de la misma moneda.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Vizcarra en aprietos, tiene que gobernar, no hay a quien culpar.

Con o sin golpe no podrán evitar, la hecatombe financiera que se nos viene, tratarán de maquillar lo imposible, en menos de 06 meses el pueblo querrá colgar de los mellizos a Vizcarra, la Economía no es decir Shazán, no es mi Bella Genio, ni Hechizada, ello no existe; todo jugará en contra de el mismo, no tiene a quien culpar. El Congreso ha sido disuelto defacto, se le acabó su saco arena, uno que le permitía actuar plebiscitariamente.

Sus actos se volverán contra él, sus aspiraciones quedarán hechas trizas, aún así no podemos caer en manos de la Izquierda, donde sus acciones serán un boomerang, adelantaron su momento gritando victoria, al 2021 sufrirán tremenda decepción.

Cuidado con este Congreso de año y medio, uno que debe llegar atomizado, fraccionado, el Presidente ha perdido su póker de ases, al deshacerse del Congreso. Ahora con facultades legislativas y ejecutivas, toda la responsabilidad recae sobre sus espaldas, todo intento por reflotar la economía será fallido al 2021.

No se puede cosechar donde no se sembró, no van a poder desactivar conflictividad social. Es a Vizcarra quien le saltará el agua hirviendo, ni que decir de la Prensa cómplice, los van querer colgar de los tristes, tiempo al tiempo.

En materia económica al 2021 seremos ingobernables, es ahí donde puede nacer una derecha social, una responsable y decente; en un escenario de ebullición social, hay que saber aglutinar a la clase media, llamando a la sensatez de un pueblo, en evidente y justo descontento.

Apelar a la razón, ante la realidad cruda de una economía paralizada, haciendo de la conflictividad explosiva, la oportunidad al desarrollo de nuestra Patria. caso contrario les sugiero, apliquen a la lotería de Visas de los EEUU.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Calificadoras de riesgo mantienen calificación crediticia, titulares que son cuentos chinos.

Standard & Poor’s, Fitch Rating y Moody’s dizque mantienen la calificación crediticia del Perú, no hacerlo sería precipitar lo inevitable, ¿cómo se cosecha sin sembrar durante 18 años, dieciocho años que se dedicaron a robarse el granero? Es decir el corto, mediano y largo plazo, no tienen como pisar el acelerador, necesitamos mínimo 3 a 5 años viento en popa, sin conflictividad social para salir de este desmadre, que se viene cual tsunami.

Quiero ver a este Ejecutivo hacer el milagro de lo imposible, las economías no crecen con titulares, ahora tienen facultades legislativas y ejecutivas, con una capacidad de gestión demostrada pobrísima, solo basta ver la ejecución de los presupuestos de cada ministerio, donde nadie les amarraba las manos.

Llegará el nuevo Congreso electo, corremos el riesgo que nos cambien la Constitución, éste año 2019 si llegamos a 2% será un milagro, el 2020 la tasa de crecimiento será cero, ni que decirles al 2021, será tasa negativa.

La Izquierda quiere su Asamblea Constituyente, la cual seguirá sembrando y dinamitando el progreso, a lo largo y ancho del Perú de manos de la Prensa.

El colapso es inevitable, con titulares no se hace economía, menos con decretos de urgencia, nuestras reservas están comprometidas, endeudaran al País, terminaran de secar las ubres de donde manaba leche y miel, es cuestión de tiempo. Quien sostenga que podemos crecer, vía iniciativa de gasto es una falacia, dichas políticas funcionan cuando van encadenadas a inversiones directas, transfusión de sangre a la vena, inversión privada.

Invito a que vengan los economistas más brillantes de Harvard, otros de Yale; las economías crecen con inversión, es imposible crecer con primeras planas, con una ebullición social que va en incremento, si a ello le sumamos, que se han levantado los dineros de todos los peruanos, la suerte está echada.

Una vez más, salgo a enmendarle la plana a quienes sostienen, que seguimos en Alicia y el país de las maravillas, los ambulantes volverán a las calles, la informalidad se agravará, si a ello le sumamos un contexto externo de enfriamiento; lo que avizoro solo tiene una sola resultante, la quiebra del Perú y el regreso al pasado, a paso de vencidos, concluyo se cumplirá, se cosecha lo que se siembra.

Si la voz de Dios es la voz del pueblo, como afirmaba Vizcarra, las comicios debiesen ser elecciones generales, hoy sueño nonato, Vizcarra nunca quiso salir del poder, su proyecto es perpetuarse en el mismo, o lo que es peor, buscar un sucesor hecho a la medida de Odebrecht.

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Odebrecht dio el golpe de Estado, exigen los 524 millones de Chaglla.

Que tal concha, Odebrecht exige que se le reembolse los 524 millones de soles de Chaglla, necesita pagar a sus acreedores, de un acuerdo que no nos ha dado nada, excepto circo para engañar al pueblo. Los dizque fiscales afirman hay que honrar el acuerdo, porque nos van a dar algunos codinomes, estos sinvergüenzas han asaltado al Perú, y hoy nuestro procurador plantea allanarse, para que Odebrecht reciba su dinero.

Hay que tener una verdadera desvergüenza, para robarnos en nuestras narices, de manos de una organización criminal, que pone y saca presidentes, y disuelve Congresos. Nos han saqueado, nos han violado, encima les pagamos por robarnos, les damos las llaves de la casa, para que nos violen nuevamente, en cómodas cuotas mensuales, durante quince años, encima gobernando al Perú ¡que tal mafia!

Gracias a EEUU es que todo este rollo se destapó, IDL solo proporciona grandilocuentes investigaciones, donde persigue al delincuente, donde extrañamente termina siendo su defensor de turno. Les recuerdo, es gracias a Ecuador que el Perú toma conocimiento, de información probatoria del Gasoducto; lo que precipitó el destape de robo y pruebas, en muchas obras más. 

Todo el despelote que vive el Perú se llama Odebrecht, con la complicidad de una prensa que defiende a Graña & Montero, Consorciadas, Club de la construcción. Susana Villarán está presa, y sus socios nadie los toca, la información es OAS no es Odebrecht, el caso Toledo es el caso Ecoteva, no es información de Odebrecht, ¿qué demonios nos ha dado esta organización criminal? salvo seguir asaltando al Perú.

Hay que ser un tarados; a estas alturas no abrir los ojos es el reflejo de odios, donde la prensa ha secuestrado la conciencia colectiva, anulando el discernimiento individual.

El golpista se llama Odebrecht, ¿por qué los Fiscales no preguntan sobre Vizcarra?  huele rancio, es nauseabundo. En los últimos 18 años se han robado 20,000 millones de dólares, con ese dinero el Perú sería de fantasía, no faltarían hospitales, postas médicas, colegios, institutos técnicos, carreteras. Que manera de haber vejado a nuestra patria, la forma de haber prostituido al Perú es monumental, al extremo de tener el poder, para quebrar el orden Constitucional. 

Enfrentan peruanos contra peruanos, en ambos lados hay gente que lucha contra la corrupción. Vizcarra afirma, los que estén conmigo son impolutos, son los abanderados de la lucha contra la corrupción, lo cierto es que la corrupción está en ambas orillas, lo correcto sería convocar a elecciones generales, y que se vayan todos.

Es la oportunidad de patear a todos fuera, ello es posible gracias a la renuncia de Mercedes Aráoz, o en su defecto que dirima el Tribunal Constitucional, respetando la elección Constitucional de Gonzalo Ortiz de Zeballos Olaechea.

Insisto, quien ha dado el golpe ha sido Odebrecht, nos han clavado de manos de una prensa falaz, el Perú merece saber toda la verdad, los congresistas no firman contratos y/o adendas.

Tremendos rufianes, venden todos sus activos, y los peruanos pagamos las deudas de Odebrecht, si seremos pelotudos ¡despierta peruano!.

Saqueen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

Golpe de facto, el Perú será ingobernable al 2021, la economía llegará a tasas negativas.

Veo con estupor lo ocurrido, una crónica de la destrucción del sistema, la cual he venido sustentando desde hace más de cuatros años.

Durante dieciocho años se dedicaron a sabotear al sistema, durante ese mismo período de tiempo, los gobiernos de turno se sintieron multimillonarios, el Perú logro crecimiento y algo de desarrollo, ambos conceptos son diferentes.

Durante estos últimos dieciocho años, de gobierno en gobierno se dedicaron a robarle al pueblo peruano, obras groseramente sobrevaloradas, en decenas de miles de millones de dólares, suficiente para coimear a todo el sistema, donde nuestras FAA no son impolutas, se cuecen demasiados contubernios, sin embargo tienen el poder de la fuerza.

Se han convocado a nuevas elecciones Congresales, con la finalidad de que un nuevo Congreso, culmine el mandato de manos del presidente Vizcarra; quienes resultasen electos serán el sí señor del gobierno, lo que hace presagiar que el despelote será mayor.

A Vizcarra se le acabo el saco de arena, el Congreso de la República, pregunto ¿cómo hará el presidente de facto, para hacer crecer la economía? La realidad es que no tiene como, lo he sostenido con golpe o sin golpe, los golpistas han sellado el destino de la Patria, el ostracismo financiero no se hará esperar.

Las inversiones se irán raudas como el viento, los proyectos mineros quedarán en el tintero, se impondrá el modelo estatista de hacer minería, un modelo que ha funcionado en Chile, con una gran diferencia, el respeto a la Constitución y las Leyes, por ello Chile nos llevaba por delante 20 años, dicha brecha se irá acrecentando abismalmente.

Escuchaba al economista Carlos Adrianzen precisar, que la disolución del Congreso le costaría al Perú, por lo menos cuatro años para recuperarse, ello sería correcto si se tomará la senda del crecimiento; ello está muy lejos de ocurrir, no tienen como pisar el acelerador, solo les quedan nuestras reservas, seriamente comprometidas y los dineros de las AFP, un botín nada despreciable de 43,000 millones de dólares.

La destrucción de la cual estamos siendo objeto, no será de la noche a la mañana, sin embargo al 2021 el Perú será cien por ciento ingobernable, es allí donde la mal llamada voz de dios, gritará Asamblea Constituyente.

La creencia supina, sustentada en el cambio de la constitución y su capítulo económico, acompañado de decretos supremos y promesas falsas, buscarán hacer creer que ello traerá bienestar, mientras ello sucede la destrucción del Perú, ha sido puesta en marcha.

Odebrecht es el gran ganador, pone y saca presidentes, disuelve Congresos, el norte es claro hacer pasar como legítimo lo ilegítimo, calco y copia del modelo Chavista. Les advierto una vez más, las propiedades en el Perú del 2021 hacia adelante, llegarían a bajar fácil el 50% de su valor real.

Esta clase de gobernantes plebiscitarios, solo garantizan el atraso y la destrucción del sistema, si a ello le añadimos que hay delincuentes en ambos bandos; el narcotráfico tomará el control de la Patria. Estamos notificados, lo que se viene es de temer, quien tenga ojos que vea, la suerte del Perú está echada, ¡viva Odebrecht, viva  IDL, vivan las FAA!.

Odebrecht es el verdadero dueño del Perú, junto a una prensa  golpista, la factura que se viene será monstruosa, la destrucción económica está garantizada. 

Saquen ustedes mis queridos lectores,  sus propias conclusiones, hasta la próxima.

El Perú se desangra,nos vamos al mismo infierno, Vizcarra se nutre del enfrentamiento.

Vizcarra quiere entregar al país a la izquierda, así de claro así de sencillo, es la razón por la que no para de confrontar, y de destruir al Congreso. Da permisos para proyectos mineros explosivos, luego negocia a espaldas del pueblo peruano.

Este Señor sabe lo que hace, no le importa el Perú, tiene su agenda propia; no es que esté cansado y/o acorralado, como otros analistas manifiestan. Vizcarra se nutre de los enfrentamientos, del fuego, es amante de echar más gasolina a la hoguera.

Mientras ello sucede el Sur se va a levantar, las inversiones van camino y serán 00/00. Nuestro presidente está coronando un plan, con el cual tuvo y tiene afinidad, la gran transformación de Ollanta Humala.

El Perú está con las venas abiertas, éste señor junto a la izquierda radical como operadores políticos, junto a un brazo de destrucción masiva; a la prensa peruana no le interesa mandar al Perú al hoyo más profundo, es un verdadero agujero negro camino al averno.

La Prensa cree que después podrá controlarlos, y sacar su candidato a la presidencia al 2021, lo cierto es que quienes mueven los hilos, no les interesa el Perú, solo buscan el caos. En ese caos Odebrecht Brasil y Odebrecht Perú, son los grandes ganadores, ellos ponen y sacan presidentes, el Perú les vale un comino.

Señores del Congreso, pónganse los pantalones, están dinamitando al Perú, no podemos seguir siendo gobernados por un personaje temerario, que tiene tremendo rabo de paja, con intenciones de generar una gran explosión social, a lo largo y ancho de la Patria.

Usa el slogan de lucha contra la corrupción, los que no piensan como el somos mafiosos, inaceptable. Abran los ojos, el juego es perverso, el Perú no aguanta más, estamos entrando a las tinieblas.

Velarde del BCR sale a contar cuentos chinos, recorta el crecimiento al 2.7%, si llegamos a un 2% será un milagro. La sopa de cifras que nos muestran, respecto al incremento de nuestras reservas, son un reverendo engaño, no se puede ni se debe tapar la realidad. El Perú se ha estrellado, tremenda incongruencia, falacia total.

El daño a la economía es irreparable, al paso que vamos no habrá marcha atrás, reaccionen los que estamos al medio pagaremos caro, luchamos por un Perú mejor. Los cimientos de nuestra sociedad están putrefactos de la cabeza a los pies, la corrupción no tiene escalafón, es una escalera a un abismo sin fin.

Pobre mi Perú, lo están destrozando y van camino demoler el resto, la corrupción gana, pierde el Perú, está situación es inaceptable, indignante, los sicarios comunicacionales están a la orden del día, con comunicadores que gestan una verdadera subversión comunicacional.

Ahora se viene la campaña de demolición por los codinomes, nombres de algunos congresistas que pueden haber recibido dinero para financiar sus campañas, los que hayan cometido delitos a la cárcel; afirmar que todo esto es porque tenemos el acuerdo con Odebrecht, es una tremenda sinvergüencería, manifestada  Pedro Cateriano, resulta sencillo desviar la intención señalando a ladronzuelos, olvidándose de los grandes faenones.  

Se quiere exculpar a Odebrecht a cambio de puro tramboyo, el ripio del robo, la propina del mozo, no se va al hurto mayor, a las gruesas sobrevaloraciones, ¿qué defiende el ex primer ministro de Humala?  a estas alturas su direccionamiento es extraño. Espero se haga la luz, que la justicia sea para todos, estoy cansado de ver picaros y bribones, desfilando con un solo mensaje, llamar mafiosos a los que pensamos diferentes que ellos.   

Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones, hasta la próxima.

 

 

Vizcarra atenta contra el Tribunal Constitucional, con una estrategia tristemente fallida.

El Presidente Vizcarra  presenta una cuestión de confianza, sustentada en una denuncia de una magistrada del Tribunal Constitucional, una causalidad para mantener un TC a la medida de la izquierda peruana. Todo este esfuerzo es para evitar, que se nombre a los miembros del Tribunal Constitucional. 

La atribución de nombrar al Tribunal Constitucional, es exclusiva y excluyente de manos del Congreso de la República, (afirma el Congresista, Víctor Andrés Garcia Belaunde)  no es lo conocido como gestión de gobierno, no son políticas del mismo. El presidente puede presentar cuestión de confianza. Se le dará su respuesta oportunamente, lo que se pretende Vizcarra frenar es la elección del Tribunal Constitucional, un proceso que está en marcha, y que se dará le duela a quien le duela. 

Si Vizcarra cerrará el Congreso terminará preso, es una locura del presidente, está totalmente perdido, ello muestra un pésimo asesoramiento al presidente del Perú, lo planteado obedece a un movimiento orquestado contra la elección del Tribunal Constitucional.

Vizcarra en mi opinión está perdido, la elección del Tribunal Constitucional, tiene que ir por el bien y respeto de todos los peruanos, las prácticas Montesinistas de denuncias en la víspera de la elección del Tribunal Constitucional, se caen de maduras.

Es un discurso plagado de errores jurídicos, no se puede hacer una cuestión de confianza por una especulación periodística, que tiene que aclararse en todos sus extremos. Lo publicado por Hildebrant, es causalmente sembrado a favor del Ejecutivo, precipitando al Perú más allá del infierno.

El proceso del TC está en marcha, ello no se puede parar ni se va a parar.

La consistencia de la confianza es otro argumento en contra de Vizcarra, quiere hacer una ley orgánica con nombre propio. El Perú no puede parar, y el Congreso debe actuar acorde a su potestad constitucional.

 Saquen ustedes mis queridos lectores, sus propias conclusiones.